Sigamos en contacto

El hombre de la vaca

El hombre de la vaca: No al negocio inmobiliario

Publicada

el

(Escuchalo aquí) El neuropsiquiátrico José T. Borda de Buenos Aires sufre un proceso de vaciamiento. Se busca clausurarlo para ubicar en esos mismos terrenos oficinas del gobierno de la Ciudad:  así lo indica un proyecto aprobado por el partido gobernante en la Legislatura porteña. No se prevé ninguna alternativa para la atención de los pacientes, lo que contradice el texto de la Ley Nacional de Salud Mental aprobada a fines del 2010. El Hombre de la Vaca, Hugo López, exlica el panorama y muestra las voces que se niegan a que el negocio esté por encima de la salud.   

Esta producción puede ser libre y gratuitamente difundida por todas las emisoras que así lo soliciten escribiendo a infolavaca@yahoo.com.ar

El hombre de la vaca

Los mundos y los sueños

Publicada

el

Hugo López, el hombre de la vaca, despide el año deseando felicidad y un próspero año nuevo, porque como dicen los colifatos, todos tenemos el derecho a ser felices. Escuchá el micro

(más…)
Seguir leyendo

El hombre de la vaca

Desmanicomializar el mundo

Publicada

el

El mundo está manicomializado, ¿quién lo desmanicomializará? Se pregunta Hugo López, el hombre de la vaca, en su deseo por dar visibilidad al inmenso trabajo colectivo de usuarios, familiares, organizaciones sociales, trabajadores y estudiantes en defensa de la ley de salud mental. Escuchá el micro

(más…)
Seguir leyendo

El hombre de la vaca

El aire que comunica

Publicada

el

Las radios comunitarias, urbanas o rurales, simbolizan la posibilidad de contar lo que ocurre en las comunidades, y el ejercicio de nuevas formas de comunicación. El hombre de lavaca y un grupo que habla de esa experiencia de cientos de emisoras que tantas veces son las únicas que reflejan lo que ocurre en distintos territorios del país.

(más…)
Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.