Paro general: el trabajo no se rinde

Cómo está compuesto el mapa sindical que para mañana y qué se aprendió del #PonéLaFecha. Las respuestas a las agresiones del gobierno y  la voz de los médicos que también denuncian un estado de desastre: “Están buscando hacer desaparecer los sindicatos, la negociación colectiva y, más concretamente, el derecho a huelga”.
Y la fecha llegó.
La masiva movilización del 7 de marzo de la CGT que congregó a 500 mil trabajadoras y trabajadores frente al Ministerio de Producción dejó una frase para la posteridad: “Poné la fecha”. Ese canto que se transformó en golpes y la toma del palco central luego de que ninguno de los dirigentes estableciera con precisión la fecha de un paro nacional, se convirtió en segundos en un mantra viral que se solidificó recién nueve días después: el 16 de marzo el triunvirato conducido por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña confirmó la fecha del paro general – sin movilización- para este jueves 6 de abril.
¿Cuál es el acatamiento que se prevé? Schmid pronosticó la “alta adhesión” al asegurar que “las fábricas van a estar vacías” y que “no va haber nadie en las calles”. No habrá trenes, colectivos, subtes, combis, taxis, micros, aviones, motos, remises, barcos ni camiones. Desde La Fraternidad y Unión Ferroviaria anunciaron que “ningún” maquinista se presentará en su puesto. Tampoco lo harán los señaleros y jerárquicos.
La Unión Tranviarios Automotor (UTA) ratificó que no saldrán transportes de larga y media distancia desde las 0 horas. Los Metrodelegados cerrarán las cinco líneas del subte y Premetro.
También adherirá la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA).
La situación se torna dispar en cuanto a taxis y remises. El titular del Sindicato de Peones de Taxi, Omar Vivani, había dicho que “muchos carneros van a salir a trabajar” y que a ellos “hay que darles vuelta el coche”, en referencia a José Ibarra, de la Federación de Conductores, quien anunció que no se adhiere ya que lo considera un “paro político”. Así también lo expresaron el Sindicato Único de Trabajadores de Remises y Autos al Instante (SURyA) y la Unión de Conductores de Autos al Instante y Remises de la República Argentina (UCAIRRA).
Por otro lado, la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASiMM) convocó a sus 4.500 afiliados a adherirse al paro. También lo hizo el Sindicato de Camioneros en todas sus ramas: recolección de residuos, larga distancia, logística, correos y mudanzas, entre otras.
La medida llega luego de un año y cuatro meses de la asunción de Cambiemos, más de 200 mil despidos, tarifazos, apertura indiscriminada de importaciones y cierre de fábricas y empresas. “Los argentinos tenemos que entender que no solamente estamos ante un cambio de Gobierno, sino también un cambio de época”, dice Alejandro Kogan, secretario adjunto de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, uno de los gremios de la CGT que paran. “Son momentos complicados y eso alcanza en todas las esferas de poder a la Argentina, incluido el sindicalismo. Estamos ante un proceso de unificación: hoy la CGT no está unificada, sino en proceso. Todavía no está claro quién conduce la CGT. Tenemos un triunvirato, somos orgánicos, pero lógicamente hay diferentes planteamientos y discusiones. Sí hay más debate. Lo que sí está claro es la situación del país amerita hacer una demostración de fuerza contundente”.

Mala leche

La Asociación de Trabajadores Lecheros de la República Argentina (Atilra) emitió un comunicado de adhesión al paro advirtiendo que han notificado “con tiempo” al sector empresario para que logren reprogramar el recibo de materia prima. Agregaron que mantendrán activos los sistemas de frío y refrigeración para evitar el deterioro de los productos. La advertencia no es casual: “Ha llegado a nuestro conocimiento que se estaría gestando una maniobra tendiente a hacer aparecer en algunos medios de comunicación imágenes de leche derramada, con la finalidad de lograr un impacto visual para condenar la medida en nuestro sector. Cumplimos en denunciar entonces cualquier maniobra en ese sentido, reiterando los recaudos adoptados en salvaguarda de nuestra industria lechera”.
Por su parte, la Asociación Bancaria convocó al paro sin concurrencia a los lugares de trabajo. “En poco más de un año la política económica de este gobierno ha impuesto la caída de la actividad económica y la recesión en el mercado interno con una brutal devaluación, altas tasas de interés, alza sin control de los precios, tarifazos, apertura irrestricta de las importaciones, decenas de miles de despedidos, cierre de empresas, caída del poder adquisitivo de los salarios en general y crecimiento de la pobreza”, sostienen. “Incumple la legislación vigente negando paritarias libres persiguiendo a las organizaciones, trabajadores y dirigentes sindicales que defienden el poder adquisitivo del salario”.
La Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y  la Unión Docentes Argentinos (UDA) convocaron a un paro nacional docente en la previa de lo que será el paro general convocado por la CGT  para este jueves. El Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), segundo sindicato en representación docente del país con 141 mil afiliados después de CTERA, sostuvo en comunicado: “En la actualidad, la salvaje ruptura de la matriz productiva, lleva ineludiblemente a la pérdida de fuentes de trabajo y condena a la pobreza y a una vida carente de las necesidades básicas a gran parte de nuestro pueblo. Además, el Gobierno incumple la Ley que fija la Paritaria Nacional como un mecanismo de democratización de las relaciones laborales y como forma de garantizar, no sólo un salario justo, sino también condiciones de trabajo adecuadas, capacitación y formación docente”.

La salud también para

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa) también convocó a un paro de 48 horas que concluirá el viernes (Día Mundial de la Salud) con una movilización a las 12 al Ministerio de Salud. La federación aglutina a más de 30 mil trabajadorxs de la salud de más de 600 hospitales y centros de salud de todo el país, que exigen un piso del 35 por ciento en la negociación paritaria. Las ofertas hoy oscilan entre el 18 y el 25 por ciento, fraccionadas en cuotas.
En ese contexto, ¿cómo está la situación en los hospitales? “Está un poco peor a lo que fue con el kirchnerismo”, dice Jorge Yabkowski, presidente de Fesprosa y secretario de Salud Laboral de la CTA. “El presupuesto nacional de salud bajó un 17 por ciento en términos reales, se han ajustado programas de medicamentos, HIV y oncológicos; hay una disminución en el plan materno infantil a la mitad de lo que era. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, el presupuesto es bajísimo y las políticas de precarización persisten. Tenés un alto porcentaje de personal en negro, que se suma a los bajos salarios y los problemas edilicios. Todo lo que venía de la gestión anterior se ha agudizado”.
Yabkowski afirma que el presupuesto de salud bonaerense es el más bajo de la historia: 5,6 por ciento. Por ese motivo, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) también llamó a un paro de 48 horas, el décimo en este año. “Estamos padeciendo una crisis del sistema de salud de la provincia que parece no tener fin, y que si bien no empezó ahora, se agudizó”, dice el presidente de CICOP, Fernando Corsiglia. “El recorte en el presupuesto se da en un contexto de falta de recursos humanos, falta recurrente de insumos y la creciente situación edilicia de los hospitales provinciales. Tenemos gravísimos problemas para conseguir personal que cubra plantas y guardias. Los profesionales que se jubilan no están siendo reemplazados, tampoco las vacantes. ¿Por qué? Todo eso está atravesado por la baja situación salarial y las malas condiciones laborales. Son dos condiciones que hacen que en la provincia de Buenos Aires no haya postulantes para el sistema público”.
La provincia aún no llamó a paritarias y desde CICOP advierten que aún no han cerrado los montos del último trimestre de 2016. Ahora exigen una recomposición del 40 por ciento. ¿Qué ocurre con los insumos? Corsiglia: “Al problema de que nos faltaban jeringas y gasas, entre otras cosas elementales para trabajar en un hospital, el problema principal es que seguimos trabajando sin stock. Muchas veces nos faltan los elementos para empezar a trabajar en la semana o cumplir tareas con los métodos de diagnóstico de determinadas enfermedades. Otro tema son las medicaciones: eso genera que en áreas como salud mental se les esté cambiando a los pacientes la medicación, con el riesgo que eso significa, o que no se tenga la medicación específica. Muchas veces se le plantea al familiar que son ellos quienes deben comprarlo”.

Dónde está la mafia

El Gobierno nacional decidió confrontar. Luego de la movilización del 1A, el presidente Mauricio Macri criticó el paro y llamó a “combatir” las mafias en los sindicatos y en las empresas, la política y la justicia. «Voy a dar esa batalla y le vamos a sacar el poder a cada uno de esos mafiosos», sostuvo. En tanto, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habló de “clima de violencia” y dijo que las fuerzas de seguridad estarán “atentas y vigilantes” para evitar los piquetes anunciados por “organizaciones sociales y partidos de izquierda”. Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, minimizó el impacto: “No hay hoja de ruta para el día después porque no se sabe por qué se está parando”.
La Asociación Argentina de Aeronavegantes es uno de los sindicatos de la CGT que convocó al paro. “El acatamiento es absoluto”, dijo a lavaca Alejandro Kogan, secretario adjunto. El gremio nuclea a 3600 afiliadxs y este miércoles anunció el acuerdo paritario con la empresa Andes, que prevé una recomposición salarial del 38 por ciento. ¿Son una mafia? “Me parece desubicado que eso lo diga un Presidente de la Nación, más allá de su ideología o forma de ser. En todo caso eso es trabajo de la justicia. Me parece que si un presidente se va a enfocar en el imaginario popular de que todos los sindicalistas somos la misma cosa, vamos a estar en problemas. Yo no puedo tolerar que me meta en la misma bolsa de supuestos mafiosos como los que hay en todas las esferas del país. Me parece preocupante el tono que está queriendo imprimir en la sociedad el Presidente de la Nación con lo que dice respecto al sindicalismo”.
Yabkowski: “Que hay comportamientos mafiosos en el sindicalismo argentino, los sectores autónomos y combativos lo venimos diciendo hace mucho tiempo. Desde el momento en que la burguesía decidió dejar de confrontar y dar dineros y prebendas, se conformó un modelo sindical que usa recursos del Estado para abrir sus burocracias. Han sido kirchneristas, hoy son macristas y mañana serán opositores. Pero lo que en realidad se está buscando a través de estos ataques es tratar de hacer desaparecer los sindicatos y la negociación colectiva. Tenemos claro que lo se busca es liquidar el derecho a huelga”.

Quiénes sí movilizan

Las CGT regionales de Córdoba –con Luz y Fuerza a la cabeza-, Río Negro, Mendoza, el cordón industrial de San Lorenzo-Santa Fe y algunas seccionales de CTA se movilizarán. También lo hará ATEN en Neuquén. En Rosario, ATE, UOM y CTA hicieron un llamamiento en Plaza San Martín. En Capital Federal, AGD-UBA, Suteba Matanza, Ensenada, La Plata y SUTNA (Neumáticos) concentrarán a las 11 en Obelisco.

El “contraparo”

Distintas referentes del gobierno y sus embajadores virtuales salieron a agitar un “contraparo” llamando de distintas maneras a ir a trabajar. Los medios comerciales, de su lado: La Nación difundió una nota sobre “3 aplicaciones para poder moverte y evitar los piquetes”. Otra nota cuenta “qué estrategias usará la gente que quiera ir a trabajar”, como el caso de Roberto: “Roberto Álvarez es mecánico y se levantará este jueves a las 4 de la mañana en su casa de Remedios de Escalada. A las 5 partirá rumbo a Boedo, donde trabaja en negro y por menos de 400 pesos por día en un garaje. En el camino, pasará a buscar a Norma, una empleada doméstica que vive en Lanús, a quien le ofreció traslado en un grupo de Facebook”. Bicis, autos compartidos y otras variantes de transporte que también serán mañana parte del paro, en las redes y en la calle.

0:00
0:00