Sigamos en contacto

Mu113

Pantallazos

Publicada

el

Conspiraciones, banalidad, referencias a la vida real y viceversa. De qué habla la ficción cuando es política.

-En tres semanas son las elecciones. Perdemos. Nos investigan: se acaba todo.

-Ganemos tiempo.

-(Captando la idea de su mujer) Creamos caos.

-Estoy harta de ganarme el corazón de la gente.

-Ataquemos sus corazones.

-Podemos usar el miedo.

El diálogo entre Frank (Kevin Spacey) y Claire Underwood (Robin Wright) en la Casa Blanca en la temporada 4 de House of Cards, nos lleva minutos más tarde a la Sala de Situación, en la que ambos ven en directo cómo unos terroristas degüellan a un rehén norteamericano. Ese exhibicionismo criminal es lo que buscaban los Underwood, para ganar tiempo. Frank mira a la cámara y nos susurra:

-Así es. No nos rendimos ante el terror. Creamos el terror.

Tiempo después Donald Trump ganó las elecciones. Claire, o Robin Wright, salió a reclamar: “Trump nos roba todas las ideas”. Por lo tanto los Underwood debían conservar el poder en la serie, y lograr que la asunción de Trump no empujase a House of cards a la programación del Disney Channel.

Por eso la 5º temporada tiene a Underwood manipulando elecciones, crímenes, roscas y traiciones HD, junto a la cada vez menos sutil guerra entre marido y mujer, con sorpresas sexuales de nunca acabar.

Underwood está en el punto máximo de su carrera. En cambio en El candidato, la flamante película del director uruguayo Daniel Hendler, el político es un aspirante. Martín Marchand (Diego de Paula) es un empresario rico que quiere llegar a presidente con el permiso sinuoso de su padre. Las siglas MM tal vez indiquen algo –o no, esa es la gracia- del juego entre realidad y ficción que plantea Hendler en una sátira que muestra traiciones, cinismo, banalidad, y que transmite la inquietante sensación de que lo que se cuenta es menos ficcional que lo que se ve en los autodenominados programas políticos.

Si Marchand quiere aparecer como ecologista, simpático y amistoso para llegar, los Underwood son capaces de matar algo más que el tiempo para permanecer. Si Marchand acepta que le construyan la imagen de candidato, Frank quiere construir la imagen de la sociedad, sabiendo que el miedo es una emoción con poder sobre los pueblos.

Los Underwood se enfrentan a un republicano: “Will Conway tiene una poderosa arma, un motor de búsqueda, y es poderosa porque con ella él puede decirte lo que piensas, lo que quieres, dónde te encuentras y quién eres. Puede transformar todas esas búsquedas en votos y eso es suficiente para matar mis posibilidades de ganar. Pero yo tengo un arma aún más grande, se llama la NSA”, dice Underwood en referencia a la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana. Contratan entonces al científico de datos Aidan Macallan (Damian Young) y lo habilitan a acceder a toda la información proveniente de computadoras y teléfonos, información que además se alimenta de las grandes redes sociales y buscadores, y de las empresas de servicios (médicos, televisivos, bancarios). Big Data: el manejo de toda la info sobre vastas zonas sociales para captar tendencias, deseos, miedos, hábitos, y programar a partir de eso no sólo marketing y consumo, sino también política y poder.

La propia serie nació de un algoritmo más que de la creatividad, cuando Netflix detectó en el comportamiento de los televidentes que los gustos por el actor Kevin Spacey, el director David Fincher y las series inglesas (la House of cards original es británica) se podían combinar con éxito garantizado.

En la 5º temporada, que omitiremos arruinar, Underwood descubre que el verdadero poder reside más allá de la presidencia de la primera potencia mundial: está en los dueños reales del planeta, las corporaciones que digitan el presente. Ahí apunta su nueva estrategia. Claire sonríe enigmática. En la vida real Robin está peleando por que le reconozcan el mismo cachet que a Spacey, por hacer un trabajo tanto o más valioso. El patriarcado aparece del lado de la realidad y los productores intentan renegociar para que no los abandone.

En cualquier caso estos temas verdaderos y de ficción –si alguien descubre cuál es cuál- abrirán nuevas guerras, crímenes, venganzas y amenazas, aptas para distraernos un poco de las pesadillas de la vida cotidiana.

Mu113

Ahora nosotras

Publicada

el

Queremos que seas nuestra candidata, Dolores Fonzi.

(más…)

Seguir leyendo

Mu113

Política de película

Publicada

el

La cordillera, última película de Santiago Mitre.Darín hace de presidente, Dolores Fonzi de su hija irreverente y Santiago Mitre, del director que mejor interpreta la época. Los tres son parte de una fórmula que levanta el nivel de la industria y ya cosechó elogios en Cannes. Estrena en agosto. Pero Mitre ya está pensando en lo que sigue. POR CLAUDIA ACUÑA
(más…)

Seguir leyendo

Mu113

Juego sucio

Publicada

el

Campaña, elecciones y marketing político. La nueva estrategia electoral: la campaña son las noticias y su presentación, y no la foto de los candidatos ni sus discursos. Cómo se manejan trolls, encuestas y focus groups. Las miradas de los distintos comités. Represiones, consejos y tendencias modelo 2017. POR SERGIO CIANCAGLINI
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.