Sigamos en contacto

Mu142

Ciencia fantasma: Entrevista a Leemon McHenry, investigador en ética médica

Publicada

el

Canadá se suma a las demandas contra Monsanto-Bayer por causar cáncer con el glifosato. Se agregó como acusada a la empresa Intertek, a través de la cual se prepararon documentos que firmaron científicos, truco conocido como “escritura fantasma”: falsos informes que sirvieron para aprobar el veneno también en Argentina. ANABEL POMAR

Monsanto, la empresa comprada por la alemana Bayer, tiene tres condenas en contra en Estados Unidos por los efectos cancerígenos de su producto Roundup (glifosato) y 42.700 demandas pendientes.

Pero la ola tribunalicia acaba de llegar también a Canadá, donde el estudio Diamond & Diamond presentó una demanda colectiva con 70 participantes, por ahora, que reclaman 500 millones de dólares. Además de esa cifra, los querellantes exigen que la empresa se haga cargo de un programa de salud para el monitoreo y tratamiento de las personas que enfermaron por usar Roundup.

La demanda canadiense amplía la denuncia acerca de los tipos de cáncer provocados por el glifosato: en Estados Unidos los reclamos ocurrieron por la aparición del Linfoma No Hodgkin pero en el nuevo juicio se sumarán casos de leucemia, cáncer de pulmón, gástrico, de mama, de cerebro, próstata y células renales, entre otros.

Pero la presentación canadiense incluyó como demandadas no solo a Monsanto y a Bayer, sino también a la consultora Intertek, por su incidencia en la publicación de informes científicos falsamente presentados como independientes, elaborados en realidad por la propia Monsanto y sus empleados con el fin de ocultar la peligrosidad del veneno, confundir a la opinión pública sobre sus efectos y, tal vez fundamentalmente, incidir en las agencias regulatorias que aprobaron el Roundup hasta 2032, en el caso de Canadá, exponiendo a la ciudadanía a los peligros cancerígenos del herbicida.

En su página web Intertek se presenta como “proveedor de confianza de muchas de las marcas y empresas más importantes del mundo”.

Detectando espectros

No es sorprendente que Intertek sea una acusada más junto con Monsanto y Bayer en esta demanda colectiva canadiense. “Esa consultora fue contratada para facilitar la tergiversación científica sobre la seguridad del glifosato y el Roundup a través de revisiones de toxicología utilizando la técnica de ghostwriting o ‘escritura fantasma’ (ocultar la verdadera autoría de un trabajo)” revela a MU Leemon McHenry, doctor en Filosofía recibido en la Universidad de Edimburgo, Escocia, y profesor retirado en la Universidad estatal de California, quien se dedica a la consultoría de investigación en ética médica y desde 2003 trabaja para la firma de abogados Baum Hedlund, que lleva adelante muchos de los juicios norteamericanos por este tema.

McHenry participó en el descubrimiento de pruebas contra Monsanto a través de la revisión de documentos confidenciales que la empresa debió entregar a la justicia: los Monsanto Papers (ver www.monsantopapers.lavaca.dream.press). Es autor de una investigación a partir de su análisis en particular de 141 de esos documentos: “The Monsanto Papers: Poisoning the Scientific well” (que puede traducirse como “envenenando el aljibe científico”) publicada en International Journal of Risk & Safety in Medicine, en el que describe el mecanismo usado por Monsanto y el rol central de Intertek para contaminar la literatura científica. “Es importante que los lectores sepan de mi trabajo en el estudio de abogados –aclara- porque pueden considerar que hay un conflicto de intereses en mis investigaciones. A quienes consideren eso, los insto a que lean los Monsanto Papers y lleguen a sus propias conclusiones”.

La escritura lavada

¿Cuál fue exactamente el papel de Intertek?
La empresa se anuncia como el socio más confiable en el mundo en aseguramiento de calidad de bienes de consumo. Sin embargo, lo que revelan los Papeles de Monsanto es que en el caso del glifosato el verdadero papel de Intertek era promover los intereses corporativos de sus clientes mediante la contratación de científicos para proporcionar críticas positivas de los productos de la empresa. En otras palabras, la “escritura fantasma” de Monsanto fue “lavada” a través de Intertek para dar la apariencia de que se trataba de una revisión independiente del glifosato por parte de académicos. La revista Critical Reviews in Toxicology se vio obligada a publicar correcciones y una expresión de preocupación en 2018 como resultado de lo que se reveló en los documentos de Monsanto, pero sigue habiendo preocupaciones sobre si los académicos nombrados en los artículos han sido completamente transparentes. Y de hecho, Critical Reviews prohibió que Ashley Roberts de Intertek publicara en la revista por su rol en el ocultamiento de los aportes de los empleados de Monsanto como William Heydens en los artículos escritos de ese modo, el ghostwriting, y que fueron publicados en la revista.
(La referencia de McHenry es a William Bill Heydens, toxicólogo y jefe de Asuntos Regulatorios y Seguridad de Productos de Monsanto-Bayer).

¿Cuándo se produjo todo este episodio?
El período registrado en los documentos de Monsanto es de 2000 a 2016. Cantox Health Sciences International (adquirida por Intertek) participó en la producción de la “Revisión de glifosato” de 2000 con los nombres de Gary Williams, Robert Kroes y Ian Munro, que William Heydens admitió que en realidad fue escrita por Monsanto con la técnica “escritura fantasma” (Monsanto escribe el informe que firman esos tres científicos). La empresa continuaría con esta práctica en la publicación de otras revisiones favorables del glifosato en 2015.

¿Cuáles son los nombres de los científicos relacionados con este mecanismo?
Los autores nombrados en los documentos escritos de manera fantasma incluyen científicos que fueron ex empleados de Monsanto y consultores de Monsanto, como el propio Williams, John Acquavella, Larry D. Kier, David J. Kirkland, Sir Colin Berry, Helmut A. Greim y otros.

¿Cuál considera es el paper plantado más escandaloso? ¿O el más utilizado para permitir que el glifosato sea catalogado como seguro?
Una revisión del potencial carcinogénico del glifosato por parte de cuatro paneles de expertos independientes y una comparación con la evaluación de la IARC”, publicado por Williams en Critical Reviews in Toxicology, 2016, es quizás el trabajo más escandaloso, ya que está bien documentado que William Heydens escribió una parte sustancial de este documento y que no es nombrado como autor. Pero también, “Evaluación de seguridad y evaluación de riesgos del Roundup y su ingrediente activo, glifosato, para humanos”, también a nombre de Williams, porque este es el paper que Heydens dijo que sería “el documento modelo” para continuar la “escritura fantasma” de otros artículos de Monsanto. Este trabajo de 2000 se cita una y otra vez en la literatura sobre la toxicidad del producto.

¿Qué peligro implica para la salud pública, y para el desarrollo científico esta práctica de “escritura fantasma”?
La escritura fantasma es una práctica poco ética porque tiene la intención de engañar, y el engaño es peligroso. Los lectores de revistas médicas y de toxicología confían en lo que se publica como resultado de una investigación científica genuina, pero se engañan cuando los artículos publicados no son más que marketing de productos de la industria o, en el caso del glifosato, una defensa contra la categorización del glifosato por parte de la IARC (Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer) que lo señaló como probablemente cancerígeno para los humanos (Grupo 2A). Estas mismas técnicas fueron utilizadas inicialmente por la industria del tabaco. La escritura fantasma socava todo el sistema de revisión por pares de la publicación científica. “La duda es nuestro producto”…

Esa es la frase del libro de David Michaels, La duda es su producto. ¿Cuál es el mecanismo de la duda para perpetuar un producto?
Michaels cita a un ejecutivo de la industria tabacalera que dijo “la duda es nuestro producto”. Esto se puede aplicar al caso de Monsanto ya que la compañía organizó campañas contra la IARC y contra científicos como el profesor Gilles-Eric Seralini. Intertek fue contratada por Monsanto para crear dudas sobre el informe de la IARC. Creo que la declaración muestra cómo las corporaciones poderosas intentan crear una narrativa falsa utilizando a personas que aparentan ser científicos independientes cuando en realidad no lo son. Esta estrategia comercial busca generar dudas en la mente del público en general sobre productos que no son seguros. Hay pruebas muy sólidas de que esta estrategia es utilizada ahora por las industrias farmacéutica y química.

¿Por qué esos papers científicos fraguados siguen formando parte de la literatura científica?
Los artículos fraudulentos escritos de modo fantasma permanecen sin retractarse en la literatura médica y toxicológica porque una retractación sería una admisión de fraude y potencialmente expondría a la revista a litigios. En el caso de Critical Reviews in Toxicology, la editorial propietaria de la revista, Taylor & Francis, consideró seriamente la retractación como la única opción tras lo que se reveló en los Monsanto Papers. Pero el editor de la revista, Roger McClellan argumentó que hacerlo arruinaría la reputación de los científicos cuyos nombres aparecen en estos artículos y que no se había demostrado que el contenido científico en ellos no era correcto. La opinión del Dr. McClellan prevaleció y los artículos no fueron retractados.
Argentina es el país más fumigado del mundo. ¿Qué le diría a los funcionarios que siguen afirmando que el herbicida es seguro?Tengo serias dudas sobre las autoridades reguladoras porque, en el peor de los casos, están en el negocio con la industria en lugar de realizar una supervisión de esos productos. La pregunta es: ¿en qué datos confían las autoridades reguladoras cuando afirman que el Roundup o el glifosato es un herbicida seguro? ¿Confían en las pruebas de la industria sobre sus propios productos? ¿Confían en los artículos escritos de modo fantasma que contaminan la literatura científica?

¿Glifosato o lavavajillas?

El planteo de los demandantes en la causa canadiense implica a la vez una descripción del tipo de accionar de las corporaciones:
Los acusados colocaron negligentemente Roundup en el circuito comercial de Canadá.

Para lograrlo, ocultaron los riesgos para la salud del Roundup, empezando por el cáncer, apelando a la “escritura fantasma” (artículos hechos por la empresa pero firmados por investigadores en revistas científicas) utilizados luego por Ministerio de Salud de Canadá para aprobar el uso del veneno.
Testearon negligentemente Roundup y actuaron con desprecio temerario por la seguridad de los canadienses.

Proporcionaron estudios sobre Roundup a las autoridades reguladoras en relación con la seguridad del producto, que fueron falsificados y engañosos.
Ocultaron información crucial para manipular a los grupos de control.
Los acusados “escribieron de forma fantasma” estudios que aseguraban la seguridad de Roundup para obtener la nueva aprobación de las autoridades regulatorias en Canadá.

Los acusados no advirtieron sobre todos esos riesgos y no proporcionaron advertencias adecuadas sobre el uso del producto.

Los demandantes además aclaran que utilizaron el producto según la especificaciones de Monsanto-Bayer. Plantean que la empresa ocultó el peligro cancerígeno a las autoridades priorizando el rédito económico.
En Argentina el único documento sobre el glifosato referido a la salud elaborado por el Estado, en el ámbito del CONICET, se titula “Informe de evaluación de la información científica vinculada al glifosato en su incidencia sobre la salud humana y el ambiente”.
El “Informe” fue elaborado en julio de 2009 y es el trabajo en el que se basa el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) para aprobar el uso del herbicida. La entidad utiliza estos documentos plantados y termina replicando los argumentos de la empresa inoculados a través de Intertek (con el nombre de una de sus empresas adquiridas: Cantox).
Un ejemplo. El paper fantasma de Gary Williams, Robert Kroes y Ian Munro se cita más de 30 veces, en el informe de 120 páginas. Es decir una vez cada cuatro páginas, como respuesta a los estudios críticos sobre el glifosato.

El infome argentino plantea por ejemplo en su página 34: “No hay razones para considerar que el glifosato representa un riesgo para la salud humana en las condiciones normales de uso”, basándose en el paper que en realidad fue preparado por Monsanto.

Otra aseveración del trabajo del Estado argentino, basada también en los informes fantasmas de Williams, tiene un párrafo que merece recordarse: “En otro estudio se evaluó la irritación aguda y acumulativa y la fotoirritación, y la alergia y fotoalergia del Roundup entre otros productos. En pocos casos se observó irritación leve cuando se aplicó directamente en la piel el producto concentrado durante 24 horas, y no se observó sensibilización, fotoirritaación o fotosensibilización dérmica. Los autores concluyen que el Roundup es menos irritante que un detergente lavavajillas (Williams, 2000)”.

Mu142

La paz armada: MU en Bolivia

Publicada

el

Causas y consecuencias del golpe de Estado en Bolivia. Lo que dicen funcionarios, dirigentes y militantes. El relato de familiares de las víctimas de la masacre de Senkata. El rol militar y el fundador de una organización parapolicial. Las miradas y propuestas de una inédita experiencia de encuentro y organización: el Parlamento de las Mujeres. FRANCO CIANCAGLINI

(más…)
Seguir leyendo

Mu142

Rock&mapu: Puel Kona

Publicada

el

Son músicos y werken (voceros) de las comunidades mapuche que desmienten que Vaca Muerta sea sinónimo de progreso. Tocaron con Roger Waters y describen la actualidad en términos de pobreza, contaminación y resistencia. Producción, política, la cultura, y las formas de vida. SERGIO CIANCAGLINI

(más…)
Seguir leyendo

Mu142

Plantate: Mamá Cultiva y la movida del cannabis medicinal

Publicada

el

Madres desesperadas y organizadas sembraron sus propias herramientas para la salud de sus hijes en torno al autocultivo. Y plantearon otro paradigma de curación y de vida. Por qué la planta es feminista. Médicos, terapeutas y otra forma de construcción de conocimiento. Del Joker a Mirtha Legrand, historias que cambian la Historia. LUCAS PEDULLA Y GISELLE VALENTE

(más…)
Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.