Sigamos en contacto

Mu64

Que los cumplas feliz

Publicada

el

Asamblea No a la Mina, Esquel. Festejaron los 10 años del histórico plesbiscito que puso freno a un avance minero que parecía no tener límites. Ahora, en toda la provincia hay asambleas que se organizan para impedir que se instale en otros puntos. Balance y lecciones de vida.

U na serie de censos y encuestas no desclasificados demostrarían que en las grandes urbes argentinas existen muchas personas que se consideran Antiimperialistas, un apreciable índice de Revolucionarios (conozco a unos 142 en ejercicio, que además tienen seguidores en Twitter y Facebook). Pululan diversas versiones del Hombre Nuevo (asalariados o monotributistas), Intelectuales Críticos vs. Intelectuales Militantes, Colectivos Contestatarios (y algunos Taxis: cobran más y entran pocos), Progresistas-Oenegés, que junto a los Utopistas Soho ( o Soja), los Concientizados estatales o privados, los Comprometidos, y otros por el estilo, han contribuido a lograr algo complicadísimo: que todo siga más o menos igual.
Ninguno alcanzó, salvo en la oratoria, lo que las vecinas y vecinos de Esquel consiguieron en la práctica:

  • Frenar a verdaderas multinacionales que cuentan con todos los apoyos imaginables, oficiales, policiales, corporativos, judiciales y mediáticos.
  • Crear espacios de democracia directa, sin esperar sentados lo que decidan empresarios, políticos y funcionarios.

El objetivo de Meridian Gold primero y Yamana Gold actualmente, es llevarse el oro: el estilo colonial siempre está de moda. El objetivo de la multitud que está movilizándose en Esquel es impedirlo. Dicen que así defienden el agua y la vida. Parecen creer que tienen derecho a decidir sobre su propio destino.
¿Medios nacionales?
laza San Martín, Esquel, Chubut, Latinoamérica, Tierra. El ambiente es extraño para cualquier foráneo. La gente sonríe, se saluda, una murga ensaya (la componen desde profesionales hasta desocupados), hay chiquitos que cantan en la glorieta de la plaza convertida en escenario, y adultos que los acompañan bailando. Me dan una boleta electoral que es una historia en sí misma, hecha con papel ordinario y contenido extraordinario. Se lee:
“Consulta popular ord. 03/03
Municipalidad de Esquel
23 de marzo de 2003
Voto por el
NO
al emprendimiento minero Cordón Esquel”
 
El 23 de marzo de 2003 la población rechazó la minería con casi el 82% de esas boletas metidas en las urnas. Fue sólo una de las estaciones de un recorrido social y sin partidos políticos que marca una época. Desde entonces han continuado los contraataques mineros, las operaciones de espionaje, presiones y trampas para torcer esa decisión. Pero han continuado también las marchas mensuales, las asambleas semanales, las acciones de difusión cotidiana.
Este 23 de marzo hubo una movilización y fiesta popular como para ratificar aquel NO y celebrar el aniversario de ese plebiscito que fue histórico, según cualquier noción que se tenga de democracia, recursos naturales, bienes públicos, ciudadanía, ecología, derechos, desarrollo, futuro. Esa votación, de paso, disparó la aprobación de la Ley 5001 que prohíbe la megaminería en la provincia.
Sin embargo, o por eso mismo, el aniversario y la marcha de 6.000 personas sobre 35.000 habitantes, fueron absolutamente ignorados por todos los autodenominados “medios nacionales” (que en realidad son porteños) tanto oficialistas como opositores. Proporcionalmente el acto fue equivalente a que en Buenos Aires saliesen 600.000 personas a la calle.
 
Geografía del NO
 
mpieza la caminata. La salud de esta experiencia no parece tener que ver con su rebote mediático, según voy contabilizando en el acto organizado por la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel. El contagio ha ido sembrando Chubut de grupos de vecinos, asambleas y foros ambientales que obligan a estudiar otra vez geografía: Rawson, Trelew, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Epuyén y Lago Puelo (y el resto de la Comarca Andina, que llega también a El Bolsón, Río Negro), Trevelin, Puerto Pirámides, Gan Gan, Gastre, Dolavon, Cholila, Gualjaina, Paso de Indios, Las Plumas, Paso del Sapo, Piedra Parada, y diversas comunidades originarias de toda la provincia. Personas comunes y corrientes, si es que tal cosa existe, que intentan dar vuelta la historia.
La gente canta una canción rara: “No es no”.
Y otra: “La vida no se vende, se defiende”.
 
Las debilidades
 
squel es un cúmulo de logros, el último de los cuales podría ser la inhabilitación para que la minera tenga oficinas comerciales en la ciudad. Pero al revés: ¿cuáles han sido las debilidades y dificultades para esta experiencia?
Gustavo Macayo, abogado y librero: “Te mandan fuerzas de choque para espantarte, anónimos debajo de la puerta, llamadas amenazantes o incluso la pérdida del trabajo”. Le pasó a Pablo Quintana en el diario Chubut, o a Susana Asaf que conducía A Galopar, en FM del Sur: “La directora me dijo que la minera le había ofrecido dinero para echarme, no había aceptado, pero ahora la habían llamado del gobierno provincial (en la era de Mario Das Neves) y podía perder la publicidad oficial. Me quedé en la calle, vendiendo bolsitas”. Pablo conduce un programa en radio Kalewche, Susana regresó al oficio en el diario Páginas del Sur: no se recuerda que los Batman de la libertad de expresión hayan denunciado estos casos concretos de presión y censura al periodismo.
A la inversa, Canal 4 (de la familia Arranz) es de los pocos canales que resistió la monopolización en el interior, y mantuvo siempre una posición de acompañar a la comunidad en sus planteos anti mineros. Dante Lobos, conductor del principal programa de la mañana: “Acá todos pueden hablar. Pero los periodistas tenemos libertad, y tenemos una mirada crítica, que refleja la mirada crítica que tiene la sociedad”.
 
Calaveras Greenpeace
 
Dificultades internas? Quintana recuerda su intercambio de improperios con la gente de la oenegé Greenpeace. “Primero no nos daban bola, pero llegaron en enero de 2003 cuando esto era una bola que nadie podía parar. En seguida quisieron copar el protagonismo, poner las banderas. Un día estaba con un flaco que agarraba el celular, llamaba a Clarín y La Nación, les contaba lo que pasaba y al día siguiente lo publicaban. Claro: todo con centro en Greenpeace, como si los vecinos no existieran”. El merchandising incluyó, en esa oportunidad, la colocación de calaveras doradas para relacionar oro y muerte. En Esquel hicieron un cartel: “No somos Grinpis, somos la ballena”. Más allá de las diferencias, la oenegé fue de las pocas que celebró públicamente el aniversario del plebiscito.
 
 
Partidos & Chismes
 
uintana menciona otro temblor: “Hubo un grupo que quiso armar un partido político vecinal, y eso provocó muchas discusiones. No queremos ser representados, sino plantear nosotros mismos nuestras cuestiones”. En estos casos, la Asamblea ha tenido una particularidad: no romperse, y dejar que los debates fluyan. “Estuve en contra, aunque reconozco que ha servido para tener información desde el municipio sobre qué estrategias planteaba la minera. De todos modos sigo pensando que la lógica asamblearia es diferente a la partidista”.
Frente al conflicto, elasticidad y tiempo. Algo parecido ocurre con los clásicos chusmeríos, secreteos, sacadas de cuero (la forma moderna de la traición, según el nuevo Papa) & afines: “No hay casi nada de eso. Esto no es un club de amigos. El propio ejercicio de la asamblea permite discutir cara a cara para que esas cosas no nos hagan perder el tiempo”, cuenta Marta Sahores, la profesora de química que con café y un filtro explicó a todo Esquel en qué consiste la lixiviación para separar tierra y oro con cianuro.
 
 
El efecto K
 
Otra dificultad fue el cambio del contexto político –dice el vecino, docente y periodista Pablo Galperín–. Cuando empezó esta movida gobernaba Duhalde y en la provincia estaba el radical Lizurume. Era fácil estar en contra. Con la llegada de Kirchner a la presidencia cambió esa lógica, porque mucha gente que estaba contra la mina se sintió atraída por un gobierno que a su vez promueve la minería”. El intendente local desde 1999 es Rafael Williams, oficialista ambivalente, que en 2003 no tuvo otra opción que captar el mensaje del plebiscito.
En el acto estuvo el kirchnerista presidente del Concejo Deliberante, Jorge Paz: “Me incorporé al movimiento No a la mina ya en 2001 o 2002, fuimos aprendiendo juntos lo que significa esto como entrega de los recursos naturales. Los mineros aprovecharon nuestros problemas no resueltos, como la falta de trabajo, planteando a la minería como la única opción. Compraron voluntades, pero tuvieron una respuesta extraordinaria de todos los compañeros y vecinos, incluso los que estaban sin trabajo y rechazaron a la mina”.
¿No es una contradicción con el gobierno nacional? Paz: “El Frente para la Victoria no tiene posición homogénea. Si hablamos con (José) Gioja vamos a encontrar a una de las mayores expresiones pro mineras. Pero no quiere decir que le vamos a entregar el FpV a Gioja, al contrario, se lo vamos a entregar a los trabajadores y al pueblo. La propia compañera Cristina ha dicho que sueña una Patagonia verde. Entonces estamos viendo cómo generar nuevos puestos de trabajo en una industria de la alimentación con valor agregado para no convertir a Chubut en una tierra simplemente extractiva”.
Otro concejal kirchnerista, Oscar Iturrioz también estuvo en el acto. Ya había contado a MU su charla con Kirchner, en 2005: “Yo sentía que teníamos una contradicción secundaria fuerte con el gobierno nacional en política minera. Y Kirchner me dijo: ‘Mirá, si me meten un proyecto minero en El Calafate yo haría más quilombo que ustedes’”.
Dice Paz con respecto al ex dasnevista y neokirchnerista gobernador Martín Buzzi: “El gobernador cambió, saltó de vereda, pero la posición pro minera es la misma. Lo más importante es no dejarlo pasar y que no nos toquen la Ley 5001”.
Esa resistencia provocó represión y golpiza a los vecinos de Rawson en diciembre de 2012, pero la ley no se tocó.
Marta Sahores: “Ya no somos Esquel. Somos Chubut”.
 
 
Plata o ideas
 
umberto Kadomoto es otro asambleísta de la primera hora. “La debilidad la sentís si viene la municipalidad y te pone plata o el equipo de sonido. Algo estaremos haciendo mal. Nunca tuvimos plata, siempre tuvimos ideas y siempre estuvimos lejanos al pensamiento de las mineras y el gobierno. También nos pone nerviosos si vemos siempre las mismas caras. La asamblea no es un grupito, es una comunidad. Por eso podés ver que muchos del comienzo no estamos organizando esta jornada, sino gente distinta. Entonces, estamos funcionando”.
Sostiene Kadomoto: “Lo que planteamos es que las cosas no se discuten desde instituciones políticas o de gobierno. Se discuten acá, en la calle, en las escuelas y asambleas, en términos de igualdad. Y no es porque queremos copar al gobierno institucionalmente. Creemos que tenemos que discutir horizontalmente y que los que están en los cargos hagan lo que dice la sociedad”. Debe aclararse que esto lo dice un afiliado al peronismo hace 25 años, y kirchnerista, que además tiene un programa en Radio Nacional: “Reconozco lo positivo, pero hay una actitud light con las transnacionales que después te sacuden el piso con la inflación o te dejan en banda como la Vale en Mendoza. Por eso en el programa hablamos de los pueblos fumigados, cuestionamos el modelo sojero, extractivo y minero. Te dicen que al negar las instituciones estás negando la democracia. No, flaco: te estoy contando que la democracia sale de la comunidad, del pueblo que se mueve y decide. Y vos, que tenés la suerte de que te nombremos representante y encima te paguemos, tenés que hacer lo que la gente decide. Y no al revés, obedecer a los grupos económicos”.
La marcha volvió al punto de partida, a la Plaza San Martín. Fernanda Rojas cree que todo lo que ha ocurrido en Esquel ahora debe seguir replicándose en otros sitios. No es una paradoja: si la minera no ataca, la movilización disminuye, y mucha es la gente de Esquel que cree que ya no podrán instalarse aquí. Entonces buscan hacerlo en otros lugares y aparecen las resistencias en Rawson, en la Comarca, en la Meseta. Allí está la fuerza actual.
Juan: “Mientras en esos lugares siguen resistiendo, Esquel tal vez ahora deba pensar los Si, los proyectos que generen trabajo y opciones de vida sin minería. Lo hemos hecho con el Foro de Actividades Productivas”. Fábricas recuperadas y emprendimientos cooperativos y comunitarios se van enlazando con Esquel para tramar formas nuevas y autogestivas de producción: una posibilidad abierta.
 
 
Mensaje colectivo
 
as jornadas de celebración incluyeron conferencias y mesas redondas que pueden conocerse en el sitio noalamina.org. Hacia el final, como para romper el esquema clásico de “conferencia” y “auditorio” se planteó la posibilidad de organizar un veloz mensaje colectivo, en el que los vecinos de Esquel simplemente dijeran, quien quisiese, una palabra. Una especie de ADN discursivo elaborado por todos. El momento fue conmovedor, y el resultado es este mensaje, que a su modo cuenta otra historia:
Libertad
Información
Justicia
Expectativa
Desobediencia
Encuentro
Resistencia
Igualdad
Vecinos
Autonomía
Asamblea
Amor
Compromiso
Vida
Armonía
Aprendizaje
Afecto
Pueblo
Alegría
Fuerza
Dignidad
Agua
Derecho
Compartir
Territorio.
 
Sólo faltó una palabra, que se la llevan ellos: gracias.
 

Mu64

La macricana

Publicada

el

Se anunció como una policía comunitaria y moderna, pero se transformó en una herramienta para gestionar con violencia el espacio público. Cómo fue la transformación, quién ordena estos procedimientos y qué dicen los que analizan por qué el gobierno porteño enfrenta el conficto social con esta fuerza.
(más…)

Seguir leyendo

Mu64

Mirada colectiva

Publicada

el

MAFIA. Una reacción solidaria provocó el parto de esta brigada de fotógrafas y fotógrafos que le pone el cuerpo a las noticias. Así cosecharon primicias y sueños.
(más…)

Seguir leyendo

Mu64

La maldición petrolera

Publicada

el

Agua y tierra contaminadas que afectan hasta Neuquén capital. Subsuelo rico y población pobre. Repsol, YPF, y los gobiernos. Y la lucha mapuche. Viaje al mayor yacimiento de gas de Argentina. Una investigación de Darío Aranda.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.