Sigamos en contacto

Nota

Batalla por el agua en Mendoza: movilización y cacerolazos contra el lobby político-minero

Publicada

el

Las asambleas por el agua mendocinas redoblaron su actividad por las presiones empresarias para derogar la Ley 7722 que prohíbe el uso de cianuro, mercurio y otras sustancias tóxicas en la minería metalífera. Además supedita los proyectos metalíferos aprobados por el Ejecutivo provincial a la ratificación rechazo del legislativo. Hubo marchas y cacerolazos frente a la Legislatura para que no modifiquen una norma que se construyó con asambleas históricas. Desde la Universidad Nacional de Cuyo, la UTN y el Conicet, 511 docentes e investigadores presentaron un documento contra la apuesta «irresponsable» a un sector que no genera fuentes de trabajo. Mendoza vive la mayor crisis hídrica desde que se tienen datos oficiales. Minería y falta de agua forman parte de la misma ecuación. La grieta entre la clase política y la sociedad.

“Hoy por hoy tememos que cualquier martes de estos la Legislatura apruebe la modificación de la ley 7722”. Así sintetiza a lavaca Marcelo Giraud, geógrafo y representante de la Asamblea por el Agua Pura, la sospecha que hace meses ronda por las diversos espacios asamblearios de Mendoza: el intento de legisladores oficialistas y opositores, con el lobby de las corporaciones y cámaras mineras detrás, de modificar la ley que prohíbe el uso de cianuro, mercurio y ácido sulfúrico en la minería y que genera un marco normativo para la actividad en la provincia.

Miles de vecinas y vecinos han salido estas semanas a las calles con cacerolazos, ruidazos y vigilias en toda Mendoza, con la Legislatura como centro de las protestas. Mientras los empresarios mineros nucleados en la Unión Industrial de Mendoza (UIM) condicionan la generación de empleo a que se voltee la ley (falso argumento que se utiliza también en Chubut) 511 académicos y científicos del Conicet firmaron un documento que presentaron ante los legisladores en los que advierten sobre “la falta de debate público en torno a la supuesta conveniencia” de la derogación de la 7722.

Conicet: “Idea irresponsable”

“La idea de desarrollo provincial a partir de la expansión de la minería aparece a todas luces simplificada y anacrónica y, en tanto, irresponsable”, alertan los científicos, sobre uno de los principales argumentos promineros. “De las múltiples actividades con valor económico existentes en la provincia, la propuesta de insistir en viabilizar la minería como una de las principales alternativas, puede ser la peor forma de ‘ampliar’ la matriz productiva”.

Giraud, profesor de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), es uno de los firmantes. “La incertidumbre es grande”, dice a la Agencia lavaca. “La embestida que hemos notado en los medios, también. Al no tener despacho en comisiones, necesitarían dos tercios para habilitar el debate sobre tablas. Y al necesitar una mayoría importante, están presionando muchísimo. Inclusive los titulares de la televisión hablan de la política acorralada por los empresarios mineros. No hay metáfora”.

Historia de una ley

La resistencia de los pueblos contra los proyectos mineros en Mendoza comenzó en 2003. “Muy poco después de las históricas luchas de Esquel”, precisa Giraud, haciendo referencia al municipio chubutense donde la población votó a través de un plebiscito el rechazo a un proyecto de la Meridian Gold.

La movida cuyana: “El surgimiento de las primeras movilizaciones, en los departamentos de San Carlos y General Alvear, es heredero de todas las luchas encadenadas en nuestra América. Eso derivó en la concreción de un proyecto de ley de ampliación de la reserva provincial de Laguna del Diamante, uno de los íconos de la belleza y de lo que son las áreas de cordillera y de nieves y glaciares en Mendoza. Los mineros plantearon la inconstitucionalidad de esa ley, pero la Corte falló a favor del área protegida como bien común, y por la protección del medio ambiente. En San Rafael, la Comisión de Energía Atómica también pretendía reabrir una mina de uranio, de modo que hubo una oposición muy fuerte. La cosa fue creciendo hasta llegar a grandes marchas frente de la Legislatura, en 2006”.

A pura lucha y creatividad frente a la Legislatura se logró la ley 7627.

Giraud: “Suspendía toda la actividad minera y metalífera hasta que la provincia sancionara su plan ambiental. El entonces gobernador Julio Cobos la vetó en diciembre de 2006. Allí surge otra asamblea, del Gran Mendoza, la Asamblea Popular por el Agua, y se van reproduciendo cada vez más. Así, el 20 de junio de 2007 la Legislatura terminó aprobando la Ley 7722. Siendo candidato a vice en ese entonces, Cobos no se animó a vetarla. La presión de la gente en muchos lugares fue lo determinante, y se terminó redactando a cuatro manos entre gente que estaba en las marchas con los legisladores que acompañaban a los asambleístas. Así, en plena lucha, fue que se lograron los últimos retoques de la ley”.

-¿Qué establece la Ley 7722?

-No prohíbe por completo la minería metalífera, sino que es restrictiva: prohíbe el uso de sustancias tóxicas y obliga al Ejecutivo a que mande cualquier proyecto a la Legislatura para que lo ratifique o lo rechace. Esos artículos 1 y 3 son los que más molestan a las mineras. En 2011, por ejemplo, fue rechazado proyecto megaminero San Jorge que había sido aprobado por el Ejecutivo. Luego hubo otros proyectos que rebotaron, pero por grandes falencias técnicas y legales. Y los mineros quieren eliminar ese artículo bajo el argumento de que así ninguna empresa va a querer venir nunca. Hubo doce presentaciones para declararla inconstitucional, pero en diciembre de 2015 la Corte emitió un fallo ratificando su plena constitucionalidad.

Sin grieta

Giraud explica cómo se llegó a este momento: “El año pasado, dos senadores del PJ, Alejandro Abraham y Juan Agulles, presentaron proyectos de modificación de la ley, y este año un diputado del PI (Partido Intransigente), Eduardo Martínez Guerra, otro para derogarla. Son proyectos que fueron vistos con más simpatía por el oficialismo del radical-cambiemos Alfredo Cornejo (gobernador) que por el propio peronismo. En campaña, el ahora gobernador electo Alfredo Suárez ya dijo que el artículo 3 era un absurdo y que había que potenciar la minería”.

Del otro lado, la senadora Anabel Fernández Sagasti, que fue candidata a gobernadora por el Frente de Todos, también sostenía que había que potenciar la minería, pero dentro del marco normativo de la 7722. Giraud: “El discurso era que dentro de la ley, todo; por fuera, nada”.

¿Cómo debe leerse?: “Hubo una presión muy fuerte del sector empresario minero y, también, de las principales cámaras empresariales de Mendoza, que buscan su tajada. El Senado trató esos proyectos en 2018, durante algunos meses, pero la resistencia fue bastante importante, aunque nos llevamos un susto muy grande. Ahora se vinieron con más fuerza y presencia en los medios, desde los principales canales de televisión, y con mucho más énfasis en la cuestión de generar puestos de trabajo”.

Sin agua y sin trabajo

Como contó MU en su edición de octubre, una discusión similar está atravesando Chubut en este momento: en medio de un conflicto estatal que no cesa, las asambleas denuncian que detrás de la crisis que atraviesa la provincia está el interés de las corporaciones mineras por lograr la explotación de los territorios, hoy prohibidas en esa provincia por la ley 5001, luego del plebiscito de Esquel.

Retoma Giraud el tema del empleo: “Es cierto que en Mendoza la situación económica está más dura que hace unos años. Pero el discurso prominero olvida que todo el país está en crisis, no sólo Mendoza. Repudiamos que Sagasti haya dicho que ‘en Mendoza el único capaz de generar empleo genuino es el sector privado’. Y nos presentan al fracking y la minería como salvadores de una matriz económica agroindustrial supuestamente agotada, olvidando otras alternativas de diversificación y generación de empleo como el turismo, las industrias del conocimiento, la agroecología, la energía eólica y la solar. Las posibilidades de crear puestos de trabajo son muchas, y lo que menos empleo genera es el extractivismo”.

Crisis climática

Otro dato de contexto: el lobby minero se está produciendo en medio de la mayor crisis hídrica provincial desde que hay registros oficiales. “Una de las cuestiones clave es el impacto regional de cambio climático”, precisa Giraud. “Ocurre que llevamos 10 años consecutivos de crisis hídrica fuerte, tan grave como nunca la hubo en todo el siglo XX. No hay registro de algo así. De acuerdo a los ciclos, vamos a volver a tener años no tan secos, pero a largo plazo habrá cada vez menos agua para más población. Además, como la matriz productiva de Mendoza es la agroindustria bajo riego y las industrias derivadas. Si le das agua al fracking o a la megaminería, estás violando la ley de agua. Esa ley establece una jerarquía de prioridades entre diversos usos: primero para consumo humano, luego el uso agrícola, después el industrial y finalmente el recreativo. Mucha gente está con bronca porque le estuvieron dando agua al fracking mientras aguas abajo los regantes padecen turnos de riego cada vez más espaciados, teniendo que reducir la superficie regada y cosechando menos. Es parte de lo que reclamamos las asambleas”.

Giraud subraya así que no hay que leer la crisis del agua y al lobby minero como dos cuestiones separadas: “Así como están abocados con fuerza a derogar la 7722, también están buscando reformar la ley de aguas mendocina, pionera en su tiempo a nivel mundial. Tememos una mercantilización encubierta del agua, a favor del extractivismo y el gran capital”.

Por ese motivo, con políticos que no presentan grietas entre ellos sino con la comunidad, las asambleas se están reuniendo con una frecuencia semanal por el temor a que en cualquier momento queden conformados los dos tercios en la Legislatura. Giraud: “La incertidumbre es muy grande. Al parecer, apenas asuma Suárez presentaría otro proyecto contra la 7722, para que la Legislatura renovada le dé aprobación exprés en diciembre. Nosotros vamos a seguir resistiendo”.

Nota

Argentina quemada: los diputados rompieron otra vez su palabra y no tratarán la Ley de Humedales

Publicada

el

Los “políticos soldaditos”. El ecocidio como sistema que privilegia negocios turbios y concentrados por sobre la naturaleza. La palabra otra vez incumplida. Voces frente al Congreso ante otra decisión legislativa que vuelve a impidir, como en los últimos 10 años, el tratamiento de una ley esencial para el ambiente, el agua y la vida.

El acuerdo entre los distintos bloques de la Cámara de Diputados era que hoy, jueves 29 de septiembre, un plenario de las Comisiones de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano; Agricultura y Ganadería; y Presupuesto y Hacienda, se iba a dictaminar sobre Ley de Humedales para que pueda llegar al recinto. Ese dictamen propiciaba, esta vez, una Ley que lleva una década postergándose con excusas burocráticas y evidente falta de voluntad política de todos los partidos y personas que integran el parlamento.

Sin embargo, horas antes del plenario el acuerdo cambió. Los bloques mayoritarios decidieron suspender la reunión de comisiones para “escuchar las posiciones de los gobiernos provinciales”. Se sabe que los gobiernos provinciales, por ejemplo el de Entre Ríos donde ocurren gran parte de los incendios, tienen una posición sinuosa frente al tema, y forman parte del grupo que ha hecho una política del no-hacer frente a la destrucción de humedales y todo lo que significan para el agua y la vida, convirtiéndolos en proyectos inmobiliarios y agropecuarios.

La decisión fue acordada entre presidentes de bloques: Germán Martínez (Frente de Todos), Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (Pro), Juan Manuel López (Coalición Cívica), Rodrigo De Loredo (Evolución Radical), Luis Di Giacomo (Provincias Unidas) y Margarita Stolbizer (Encuentro Federal). No se sumaron a la decisión el Partido Socialista y el Frente de Izquierda.

La Multisectorial de Humedales calificó el hecho como “traición”. Y dio cuenta de lo que en los últimos días ocurrió y originó la suspensión del plenario: esta semana la Comisión de Agricultura y Ganadería convocó a una reunión con voces en contra de la ley. “Vimos cómo la fuerza de los lobbys fue recibida por dicha comisión en la reunión del día 27, y tuvo una particular presencia mediática que logró suspender el plenario de comisiones que se iba a dar el día de hoy”, sostuvo un comunicado de la Multisectorial.

Además, señala: “Esto ocurre al mismo tiempo que la Mesa de Enlace amenaza (falsamente) con un futuro de pobreza y hambre si la ley se promulga. En sintonía, los gobernadores del norte se reúnen en Washington para hacer negocios por el Litio y «metales raros»”. 

Fingir demencia

Sigue el comunicado: “Diputados y diputadas hicieron una elección clara al firmar el pedido de postergación: como ya ocurrió en Mar del Plata y en Andalgalá, han fingido demencia frente a la demostración ciudadana en las calles. Eligieron desoír a la gente, y priorizaron estrecharle la mano a los negocios para pocos”.

Es por ello que pese a la anulación de la reunión de diputados y diputadas, se mantuvo la movilización frente a la Cámara para reclamar la urgente ley. En Rosario la movilización es al Monumento a la Bandera, hoy a las 17 horas.  

Irina, parte de la Multisectorial, explica a lavaca: “Está bastante claro lo que pasó, ojalá estuviera más disimulado. Está claro el lobby, los intereses que tienen, y está claro quiénes son los diputados que representan ese lobby. Pero nosotros vamos a seguir en la lucha, llevamos 10 años porque en esto se nos va la vida”. 

La convocatoria iba creciendo durante el mediodía del jueves frente a la Cámara de Diputados, hasta que se llegó a cortar la Avenida Rivadavia. 

Nadia se enteró de la suspensión de la reunión anoche por redes sociales. “Dijeron que no se iba a tratar porque quieren escuchar la posición de los gobernadores, que claramente es defender el extractivismo y seguir haciendo negocios con los humedales que son nuestra única esperanza para ayudar a cuidar la diversidad. Nos estamos quedando sin tiempo para que la tierra se regenere y todos estos negocios que están haciendo son todo lo contrario de lo que necesitamos”.

Sobre la actitud de la llamada clase política, Nadia dice: “Saben lo que están haciendo, son cómplices absolutamente de la destrucción de nuestra tierra”. 

Políticos soldaditos

Marcos, también llegó de manera autoconvocada. Cuando se enteró de la suspensión del plenario pensó en no movilizarse, pero después cambió de opinión: “Justamente los diputados necesitan sentir la presión del pueblo. Están ahí porque nosotros los elegimos. Necesitan los dólares y Massa ya tranzó, su visita a Estados Unidos fue para eso. La presión la tienen los gobernadores, los diputados no dejan de ser partidarios y son como soldaditos”. 

Alejandro se enteró de que la reunión no se hacía cuando ya estaba frente al Congreso. “Es otra de esas desilusiones de la clase política, que son tan comunes en estos días. Aunque no avalo que se vayan todes, pero algunes…”. ¿Cómo lee la dilatación del debate? “Responde a intereses cortoplacistas de las personas elegidas para representarnos, por los intereses políticos que tienen y las internas dentro de los espacios. Estamos pedaleando en falso, creo que hay que poner el cuerpo, estar corporalmente en las cosas, estamos demasiado alejados de lo que pasa. Yo estoy tratando de desempolvarme y poner el cuerpo, por eso vine”. 

Una síntesis del hartazgo resuena también en las palabras de Georgina, artista: “Odio que jueguen con el futuro de nuestros hijes”. 

El ecocidio como sistema

La profesora y licenciada en Geografía y Master en temas ambientales Patricia Pintos, sostiene frente al Congreso un cartel en alto que dice:

“Destruir humedales es ecocida, no sancionar la ley también”. 

¿Cómo se lee lo que pasó? 

El martes hubo una sesión informativa en la Comisión de Agricultura y ahí ya se empezó a mostrar la capacidad de presión que tienen ciertos sectores con intereses en que la Ley no se trate o de postergar el tratamiento a la espera de generar algunos cambios profundos al texto de la ley. Y efectivamente ayer se empezaron a suceder rumores de que era bastante factible que la sesión plenaria que había tenido un cuarto intermedio el jueves pasado se suspendiera. Y efectivamente pasó. Esto no es otra cosa que el resultado de la presión que tienen ciertos sectores corporativos como el agronegocio, la minería, los forestales, el sector inmobiliario, de paralizar el tratamiento, frente a la posibilidad cierta que había de que hoy se emitiera dictamen. 

¿Cómo continuará la situación? 

La idea es seguir movilizando en las calles, haciendo visibles los conflictos. Son tan fuertes los conflictos en los territorios que esto va a pasar a la fase judicial en muchos casos y de alguna manera lo judicial va a empujar para que la política tome el tema en serio. 

¿No lo toma en serio porque no lo ve o no le interesa?

El sistema político es parte de una sociedad que tiene la mira puesta en una expectativa de ingresos de dólares en base a prácticas extractivistas. La preocupación fundamental es el ingreso de divisas para abastecer las alicaídas arcas del estado, la salida es el extractivismo, y temen que la sanción de la Ley frene las posibilidades de ese tipo de desarrollo. Pero en realidad la Ley no va a prohibir nada, va a venir a establecer reglas de juego para que las actividades se desarrollen en determinado marco y en determinadas condiciones de sostenibilidad que hoy no existen. Entonces hoy estamos librados a un festival extractivista sin reglas, y lo que buscan estos sectores es que estas reglas no estén nunca. La cuestión es que estamos atravesando una crisis socioeconómica de proporciones enormes y esta mirada extractivista validada por la política, es extremadamente cortoplacista y en algún momento se va a agotar. Están destruyendo la naturaleza, los ecosistemas, y la vida. En algún momento tampoco habrá humedales para cuidar.

Seguir leyendo

Nota

Rumbo al teatro: amor, televisión y la vida de los objetos

Publicada

el

Las mujeres se adueñan del teatro en esta primavera. Tres unipersonales que hablan de las implicancias del amor, de devociones, lo mediático, los objetos que nos rodean y cómo afilar la mirada ante el presente con decisión y humor. Ingenio y qué pasa cuando se deja fluir una sabiduría vital.

Proyecto Blanca

Esta obra y Lo que sé del amor van en conjunto. Una hermosa posibilidad de ver dos trabajos increíbles la misma noche. Proyecto Blanca es interpretado por Nabila Hosain y dirigido por Carolina Ayub, ambas integrantes del grupo teatral La Zancada. Nació de los textos que escribió Nabila durante la cuarentena. “A traves del Taller de Teatro de Objetos de La Zancada, fuimos investigando y empezamos a experimentar determinadas  técnicas. Habla sobre el encierro y de la multiplicidad de posibilidades de transformación que tienen los objetos”.  

Una mujer atraviesa una situación límite. El encierro es su contexto concreto, circunstancial, pero quizás no sea el único encierro. ¿Qué otras situaciones nos pueden hacer sentir de esa manera? ¿Cuántos tipos de encierro existen? ¿Qué pasa con los cuerpos recluidos?

Blanca nos permite acceder a su espacio íntimo. ¿Qué sensaciones despertará en nosotrxs? Una almohada blanca. Una mujer de carne y hueso, en pleno aislamiento. ¿Qué muestra el espejo cuando estamos en soledad? ¿Cuánto de eso queremos ver y cuánto no? Dos cuerpos en uno.  ¿Cuál es la realidad y cuál la ficción? ¿Hay diferencia? Blanca tiene una expectativa: ser salvada por lxs espectadorxs.

MU Trinchera Boutique, Riobamba 143, CABA

Sábados 1° y 15 de octubre, 21 hs

@lazancada.teatro

@nabihosain

@carolina.a.ayub

Lo que sé del amor

Una conductora de televisión hará una valiosa revelación ante cámara: cuáles son los cinco pasos que hay que seguir para encontrar el amor de tu vida. Este unipersonal invierte los roles: escrito y actuado por Aldana Pellicani y dirigido por Carolina Ayub. Este unipersonal surgió cuando Aldana y Carolina Ayub, ambas compañeras del grupo teatral La Zancada,  participaban del primer Encuentro Federal  “Mujeres hacen teatro”, organizado por el Grupo de Investigación en Técnicas de la Corporeidad para la Escena, perteneciente al Centro de Investigaciones Dramáticas de la Facultad de Arte de la UNICEN – Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, en Tandil. 

foto de Ailìn Soria

Fue en febrero de este año, con mujeres teatristas de todo el país. Cada una tenía que llevar un material de diez minutos que podía ser escénico o una práctica pedagógica. Luego de haber leído textos de Paul Preciado y Judith Butler, Aldana comenzó a cuestionarse algunos conceptos. “Me empecé a preguntar en dónde yo tenía más socialmente instalado el ser mujer, qué es ser mujer, cómo se comporta una mujer. Cómo yo veía al amor, y qué pensaba que era el amor”. 

Así se le ocurrió armar este personaje que conduce un programa de televisión, de esos que brindan consejos y recetas sobre todo lo que se considere que interesa a lxs televidentes. Y la recomendación del día será cómo encontrar el amor de tu vida. En cinco pasos, claro. La conductora dialoga con el público, lo hace su cómplice y tira tips acerca de “cómo reconocerlo, qué te va a pasar, lo que vas a vivir. Te va guiando: quedate tranquila que si te pasa todo esto, ¡es el amor de tu vida!” cuenta Aldana.  

Con humor nos abre interrogantes y nos invita a hurgar en nuestras formas de ver las relaciones sexoafectivas. ¿Es el amor romántico el que tiñe nuestras relaciones? ¿Qué esperamos del amor? ¿Cómo lo construimos? ¿Qué pasa si no tenemos pareja? La conductora nos contará todo lo que se puede saber del amor. En cinco pasos.  

MU Trinchera Boutique, Riobamba 143, CABA

Sábados 1° y 15 de octubre, 21 hs

@lazancada.teatro

@aldanapellicani

@carolina.a.ayub

La mujer puerca

Durante poco menos de una hora, ella estará frente a nosotrxs con sus objetos, los sagrados y los profanos, con su presente y sobre todo, con su pasado. La desventura y la fe. Una niña que quedó a cargo de su tía, una pequeña desposeída que creció con culpas y sin abrazos. A falta de calor hogareño, buscará refugio en lla devoción religiosa y una promesa a largo plazo :  la santidad. 

Foto de Nora Lezano

Puerca. Así la clasificó su tía y el estigma de quien no encaja en un mundo posible, de la falla que no se puede remediar, la acompaña desde entonces. ¿Cómo lograr la santidad tan anhelada? Con texto de Santiago Loza y dirección de Lisandro Rodriguez, Valeria Lois se mete en la piel de esta mujer que pese al infortunio, conserva una mirada ingenua, un fervor de esperanza que enternece y la capacidad de arrancar carcajadas  con su particular mirada de las cosas. Este trío artístico logra el milagro, una obra de las que no te podés perder.

La mujer puerca puede verse en Estudio Los Vidrios —el espacio de investigación y producción escénica del intérprete, dramaturgo y director Lisandro Rodriguez— a diez años de su estreno en Elefante Club, también comandado por Rodriguez. “Esta es una obra que se escribió para ese lugar. Pusimos el foco en ese relato de esta mujer que cuenta las peripecias de su vida. Mi forma de trabajar es acompañar procesos, es un desafío hacer la obra después de deiz años, para mí era importante hacerla en este nuevo lugar, recibir a la gente, ver qué ofrece este espacio y también es un desafío hacer que la obra esté despierta, que este acontecimiento pueda entrar en diálogo con el espectador”.

El autor Santiago Loza describe —en el programa de mano—  las sensaciones que luego de una década, le provoca este reestreno: “Quiero evitar la nostalgia porque está mal vista. Pasaron diez años y la ceremonia vuelve a ocurrir. Quienes fuimos parte solo envejecimos, dejamos de ser una promesa, pasamos de moda, no nos hicimos ni más sabios ni mejoramos como personas, nos alejamos, nos desencontramos,  nos volvimos a reunir, seguimos perdidos en la bruma” Se pregunta por qué volver con La mujer puerca en medio de este cataclismo postpandémico. Y se responde: “Porque nos sigue emocionando y queremos compartir eso que nos pasa”.

El personaje que encarna Lois nos recibe, nos habla, nos interpela. “Tiene una vida sufrida, bastante espantosa, eso la vuelve común a otras vidas averiadas. Pero ella encuentra la forma de contarlo con asombro, curiosidad, humor y amor”, en palabras de Loza. “La obra no remite a nada —aclara Rodriguez— no es una obra  que sea naturalista, es totalmente ficcional,  y es muy paradójico porque en esa ficción uno siente que está reconociendo a alguien todo el tiempo. Eso me parece fascinante, me atrae, me convoca. El desafio es mantener esa hipótesis, que esté suceidendo, que no quede atrapada  en su propia teatralidad  sino que más allá de que la obra es la misma en términos formales, pueda generar nuevas resonancias”.

Estudio Los Vidrios, Donado 2348, CABA

Sábados 20 y 21.30 hs hasta el 29/10

@valerialois

@lisandrorodriguez.e.l.vidrios

@santiloza1

Seguir leyendo

Nota

Crónica de una toma: la educación en movimiento

Publicada

el

75 divisiones del colegio Carlos Pellegrini se sumaron a acompañar la medida de distintos colegios bajo la órbita del gobierno porteño de tomar el colegio, pernoctar y reclamarle a la ministra Soledad Acuña una mesa de diálogo. Hasta ahora, la respuesta del ejecutivo de la Ciudad fue denunciar penalmente a las familias, pero nada sobre los reclamos: más presupuesto edilicio, más viandas, el fin de las pasantías precarizadoras, basta de ajuste, basta de persecución. Crónica de cómo deliberan les jóvenes, cómo se organizan y qué proponen como parte de un movimiento.

Fotos: Sebastian Smok

“A partir de ahora, la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini está tomada”, dice Micaela, presidenta del Centro de Estudiantes, hoy, a las 16.32 horas. 

Ovación. 

Está sentada con las piernas cruzadas, sobre una mesa de material, en el patio de la escuela. Frente a ella, el piso lleno de pibis sentados con la mano levantada acaban de votar la toma de la escuela, hasta el 30 de septiembre cómo fecha límite, luego de tres años sin tomas del establecimiento.  

La votación llega después de una hora de asamblea del turno tarde. Horas antes había votado el turno mañana. Después le tocaría al vespertino. Todos con el mismo resultado.

Cada turno del Pellegini tiene alrededor de 800 alumnes. Las asambleas fueron masivas; en la del turno tarde, en el patio no había lugar libre; aun así dedicaron tiempo a nombrar a cada comisión para que levantara las manos y chequear que el quórum estaba garantizado. 

La asamblea fue resolutiva, pero también informativa. Con estas palabras la definió Micaela: “Llegamos hasta acá por la situación de las escuelas de Capital, porque el gobierno no los está escuchando, porque la Ministra no los quiere escuchar”. 

El Pellegrini no depende del Gobierno de la Ciudad: como colegio universitario depende de la Universidad de Buenos Aires. Dolores, vicepresidenta del Centro de Estudiantes, pregunta: “¿Quién conoce a alguien que vaya a un secundario de la Ciudad?”. 

Las manos arriba. Entonces remata: “Entonces es un error no luchar con nuestros compañeros”. 

Parte de un movimiento

El último viernes, les estudiantes del Colegio Mariano Acosta tomaron el establecimiento reclamando mejoras edilicias, viandas suficientes y de calidad, las prácticas laborales obligatorias y no rentadas, y más presupuesto. El gobierno porteño, con la ministra Soledad Acuña a la cabeza, respondió denunciando penalmente a las familias de quienes tomaron la medida de la toma. Además, les cortaron la luz apenas se definió la toma y aparecieron mensajes intimidantes en los parabrisas de los autos de padres, madres y autoridades. 

Ante la medida punitoria, el reclamo no hizo más que multiplicarse: les estudiantes tomaron también la Escuela Normal Superior Lenguas Vivas Sofía Esther Broquen de Spangenberg, conocida como «Lengüitas», el colegio Mariano Moreno, la Escuela Superior Especializada en Cerámica N° 1, la escuela Federico García Lorca, la Escuela Ernesto Padilla, y el Liceo 5 Pascual Guaglianone. 

Por otro lado, los centros de estudiantes de más de diez colegios confirmaron un pernocte para esta noche con el objetivo de que la ministra Acuña reciba al alumnado; para que se discuta el presupuesto de educación 2023, se abran mesas de diálogo sobre las prácticas laborales obligatorias no rentadas y se dupliquen las viandas, según informaron desde la Coordinadora de estudiantes de base (CEB).

Entre las instituciones que anunciaron el pernocte se encuentran la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Nº 1 «Roque Sáenz Peña», la Escuela Julio Cortázar, la Escuela de Teatro Niní Marshall, el colegio Luis Pasteur, la escuela Normal Superior N° 8, la Escuela de Educación Media N°7 «María Claudia Falcone» y las Escuelas de Danzas N° 1 y 2 de la Ciudad de Buenos Aires, y la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola. 

Este contexto y este movimiento definió la toma también la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini. Dice Dolores, vice del Centro de Estudiantes: “Quiero celebrar que haya llegado la discusión política a todas las comisiones”.

Y, haciendo propio el reclamo del resto de los colegios, reclama que se pueda abrir una mesa de diálogo. 

“No podemos decidir no hacer nada”

El micrófono gira durante la asamblea. 

Laucha dice: “Estamos frente a una nueva lucha para defender la educación pública. Tenemos que pensar qué educación queremos: da bronca que lo que nos proponen es enseñarnos el trabajo precarizado”. También enmarca las responsabilidades del Gobierno porteño y las del Ejecutivo Nacional: “Que la plata vaya a educación, no al FMI”. 

Martu dice que “somos parte de una juventud que le tiene que marcar la cancha al Gobierno de Horacio Rodriguez Larreta”. 

Invitada a participar, una alumna del Colegio Mariano Acosta da más dimensión del reclamo: “Somos casi 1000 alumes y llegan 400 viandas. Les pibis se cagan de hambre”. 

Otra jóven convoca: “Nos toca hacernos cargo poniendo el cuerpo: llenemos la toma de contenido, de información y de debate”. 

Magui señala la hipocresía partidaria: “Hace diez días subían flyers por la noche de los lápices y ahora hacen estas cosas. No estamos queriendo perder clases, tampoco perder una prueba: estamos queriendo que nuestros compañeres estudien como se debe”. 

No acaparar: acompañar

“Estábamos dudosos de si hacer una toma o un pernocte porque el conflicto no nos afecta directamente al depender de la Universidad de Buenos Aires y no de la Ciudad. Pero nos pusimos a pensar, discutimos mucho. Si hay algo que no faltó dentro de los cursos fue discusión política y las 75 divisiones del colegio están convencidas de que teníamos que llegar a esta instancia”, relata a lavaca Dolores, vicepresidenta del Centro de Estudiantes. 

¿Por qué era importante acompañar? 

Hemos acompañado a nuestros compañeros en cada reclamo y lucha. Es un problema supra estructural y no involucrarnos sería un error como juventud y como militantes. Nosotros no tenemos el problema de que no nos llegan las viandas o se nos caen los techos. Sí tenemos el problema de que el macrismo gobierna la Ciudad de Buenos Aires y que la mayoría de nosotros no conocimos la ciudad sin macrismo. No conocemos otro proyecto político. Y sí conocemos lo que fue la Nación con el macrismo: yo entré al colegio en 2017 y a las dos semanas de clase me estaba movilizando por el 2×1, meses después por Santiago Maldonado, entraban policías a los colegios, había persecución a los centros de estudiantes. No queremos acaparar la lucha porque no nos toca directamente, pero sí queremos acompañar a nuestros compañeros.

¿Cómo leen la situación actual?

La situación para nosotros es más que preocupante y quedarnos en el molde sería un error político. Nunca lo hicimos y no lo vamos a hacer ahora. No queremos perder clases. Para nosotros es muy importante la educación pública. Pero creemos que la educación pública se defiende y se defiende con lucha y organización. No vamos a tolerar que a nuestros compañeros de quinto año los manden a limpiar baños en hoteles, a hacer sándwiches para viandas. No vamos a tolerar que no les lleguen las viandas, que no puedan comer: por todas esas razones decidimos la toma.

¿Cómo es el diálogo con los otros centros de estudiantes? 

Participamos de la CEB, la Coordinadora de Estudiantes de Base, dónde se nuclea la mayor parte de los colegios de Capital Federal. Tenemos un diálogo muy fluido. Asistimos a las reuniones todos los sábados. Estamos en constante articulación. No queremos acaparar su lucha -repite-, no somos protagonistas pero sí nos involucra profundamente. Somos un centro de estudiantes muy grande, me atrevería a decir que el más grande del país. Y creemos que podemos aportar visibilidad. 

Los reclamos

Con la toma votada por amplia mayoría, se votan finalmente las consignas que sostienen la toma:

– Basta de persecución política 

– La educación no aguanta más

– Con hambre y sin techo no se puede estudiar, trabajo gratuito no es educar.

– Más presupuesto para la educación.

– Basta de ajuste para la educación. 

– Plata para la educación, no para el FMI. 

Después, se votan los objetivos que estableció la Coordinadora de Estudiantes de Base: : 

– Que la Ministra Acuña los reciba 

– Discutir el presupuesto de educación 2023

– Mesas de diálogo de los ACAP (prácticas laborales) y reformas inconsultas con las comunidades, y que hayan mesas específicas para las artísticas y técnicas.

– Duplicación de las viandas 

Aun con las manos arriba se establecen las reglas que acompañarán la medida de fuerza. 

La comisión de seguridad es la encargada de la entrada y salida, de que no haya adultos y adultas, de hacer guardias y de que solamente se use la planta baja del edificio. 

La comisión comida garantizará cada almuerzo y cena. 

La comisión limpieza está a cargo de cuidar el colegio y los espacios. 

Micaela, presidenta del Centro de Estudiantes, habla claro: “Hay que cuidar el colegio: es una forma de cuidar nuestros reclamos. Acá no entran sustancias. No se toma alcohol. Bancamos la medida, y cuidamos nuestra legitimidad”. 

Seguir leyendo

La última Mu: Yo princesa

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.

0:00
0:00