Sigamos en contacto

Mu109

Vicu Villanueva: generación tetazo

Publicada

el

Con la imagen, la música y el humor construyó un personaje que desafía estereotipos. Su objetivo: llegar a quienes más les molesta su mensaje. Por Lucía Aita.

Con la adrenalina del tetazo todavía en la piel y la líbido puesta en el paro del 8M, es fácil notar que Vicu Villanueva (alias Queen V) encarna una furia y fuerza feminista contemporánea. Vicu es una artista del poder femenino. Es reflejo de una generación joven que ya no se banca el machismo y lo demuestra de todas las formas y por todos los canales posibles. Es un símbolo de lo que la poeta y artista trans Susy Shock llama “la pendejada empoderada”. Es la sensibilidad queer actual: creatividad al palo, pero con concha.

Vicu tiene 22 años y escribe canciones desde los 14.  Es sobreviviente de un colegio católico y de lo que ella denomina generación Abzurdah, refiriendo a la autobiografía de Cielo Latini que fue best seller durante su adolescencia.  Vicu pertenece al sector de la población que se crió con las redes sociales. Su arte no tiene clasificación. Escribe un blog, sube declaraciones filmadas a las redes, hace humor, canta solista y también es parte de la banda Dúo Microcentro. Su música tiene elementos de pop, hip hop, rap y electrónica pero no es ninguna. Maneja una ironía cómica que tiene un aire stand up y hace tutoriales que son una parodia de las Its Girls.  Su carrera como solista se profesionalizó el día que decidió subir tres de sus canciones a Youtube y se viralizaron. Los nombres de esos temas hablan de la crudeza de lo que hoy es necesario gritar: Feminazi, Publicitame esta y Disney miente. Algunas claves:

1

Estética: Pop-Punk. Vicu nos recibe con el pelo teñido de rubio casi blanco con mechas verdes y rapado a un costado. Sus labios están pintados de violeta y los parpados, rosas. Usa un vestido con flores que deja ver los tatuajes multicolores que tiene en los brazos y la espalda. Me cuenta que para los shows y videos usa toda la artillería: glitter (brillo), disfraces, pestañas postizas y pelucas. Vicu se autodenomina Hannah Montana Trash o Barbie Vampiro, se ríe de eso y plantea que lo que hace es una sátira. “Es tomar elementos de lo establecido como femineidad aceptada y marketinizada y buscarle una vuelta exagerada”.

Pregunto si su influencia es Lady Gaga y me dice que le gusta, pero que en realidad son los Drags Queens, artistas que se visten con elementos estereotipados como femeninos con fines performáticos y se ven en los boliches, las fiestas y la cultura nocturna.

Ante las críticas que recibe, Vicu plantea segura que no hay contradicción entre maquillarse y ser feminista, sino todo lo contrario. “Hay que apropiarse del maquillaje como una herramienta artística y de disfrute. Es la búsqueda de la belleza única, no la que te venden. Mucha gente asocia el maquillaje con taparse ojeras y verse perfecta. Yo no lo uso para pretender que me levanté así. Es el extremo opuesto”.

Vicu cuenta que su mamá, por ejemplo, le dice que “se afea apropósito”. Ahí está el punto que más cuestiona su generación: la idea de belleza. “Un ejemplo claro es el tetazo. Se escuchó mucho decir que eran todas tetas feas porque no eran operadas o de modelos. El problema al que nos enfrentamos es seguir esa escala de valores. Es ridículo. No deberíamos tener que justificar lo que nos hace sentir bien física y estéticamente porque no encaja con el esquema que vende”, dice Vicu y le habla a sus seguidoras en los videos de Youtube sobre abrazar las propias imperfecciones.

2

Mensaje: Antiromántico.  El disco de Queen V se llama Ironía Erótica. Es una colección de canciones que escribió entre los 14 y los 19 años. Fueron una reacción ante lo que llama relaciones tóxicas. Vicu dice que habla desde su propia experiencia de aventuras desamorosas porque son las que hoy le permiten detectar las creencias falsas sobre el amor y resignificarlas. Por eso, bromea con que la cantante Tylor Swift es su gemela diabólica. “Todas sus canciones fetichizan el ser la otra, que no te quieran o te traten mal. Hay que terminar con esa idea de amor de canción pop de me muero por vos aunque no me demuestres nada”, dice Vicu y suma que batallar contra el amor romántico es la gran meta de su feminismo personal. “Realmente creo que si en libros, canciones y películas empezamos a hablar de cómo son en realidad las relaciones, las nuevas generaciones no se meterían en situaciones de abuso porque los malos tratos no tendrían ese valor de fantasía”.

Otra batalla personal que tuvo que dar Vicu fue contra el libro Abzurdah. Ella cuenta que el relato construía un personaje de mártir sexy y angelical,  enamorada de un hombre mayor casado. Ponía la idea de víctima sufrida en un rol heroico. La autora romantizaba la bulimia, la anorexia y la autoflagelación, pero relativizó su peligrosidad como mensaje para adolescentes porque era autobiográfico. “Cuando yo tenía 13, lo leía todo el mundo y coincidió con el nacimiento del fotolog. Para mí eso se potenció y mucha gente de mi generación fue tras esos mismos patrones”. Vicu es la muestra de la repuesta a un mensaje que le resultó violento y dañino. El símbolo de esa resistencia es una camada de pibas que van juntas al frente y contra todo.

3

Forma: Manifiesto humorístico. Vicu plantea que ni ella sabe etiquetar qué hace. Lo que sí sabe es que la herramienta que usa es el humor y que sus videos y canciones están especialmente dirigidos a los y las que no piensan como ella.  En Anarkochetxs, el disco que sacó con Dúo Microcentro, sus canciones son las que se viralizaron y el contenido es crudo, fuerte y casi sin metáforas: “Hay algo que no está del todo bien ahí porque la Bella Durmiente no dijo que sí”, canta en Disney Miente.

En Feminazi, una de sus canciones más sarcásticas,  grita: “Que te expreses me incomoda y si vas a abrir la boca, mamita, que sea para tragártela toda”.

En Puta se ríe mientras la aplauden por entonar: “Si seguís hablando tampoco va a importar, porque me voy a seguir garchando al que me quiera garchar”.

Y en Mi gata quiere abortar dice: “Es complicado poder ir a un hospital, y es que todas las gatas abortan por igual, pero las que tienen plata abortan bien y las que no, abortan mal”.

Así el disco es un abanico de declaraciones. Por un lado, a favor del aborto y la libertad sexual, política y de pensamiento. Por otro, en contra de los estereotipos de género, el machismo y la hipocresía de los discursos del sentido común en general. Vicu se ríe porque su escritura no tiene una estrategia muy marketinera. “Hablar de temas distintos a los que se consumen masivamente hace que a mucha gente se enoje. Al parecer, decir aborto en una canción es de lo más grave. Hay gente que se levanta y se va o nos insulta por las redes. Igual nosotros seguimos abogando por los derechos que creemos que deberían ser de todo el mundo y porque todos puedan llegar a  ser plenos de la forma que sientan”. A pesar de esas reacciones, Queen V tiene claro que es a esa gente a la que le quiere cantar. “El objetivo es exponer la hipocresía por eso le hablamos al que piensa distinto. Le hablamos al que mira Tinelli y después te dice que las tetas deberían ser algo íntimo”.

Una vez más, como con Malena Pichot y otros mil ejemplos, es el humor la forma de acercar este tipo de contenidos al público. Vicu explica muy bien el por qué: “Es como cuando le querés dar una pastilla al gato y se la cubrís en comida para que la coma. La risa acerca un mensaje a gente que no iría jamás a ver a una feminista teórica. Además, hace que te tomes el trabajo de tratar de entender el chiste. En cambio, si te dicen lo mismo de forma seria te ponés a la defensiva y ni escuchás”.

4

Ética: Feminista. Vicu se reconoce feminista desde la infancia y dice que siempre le hizo ruido algo de la forma de relacionarse entre los sexos. También cuenta que un buen uso que le dio a las redes sociales fue autoproporcionarse material sobre el tema aunque no se leyera sobre eso en su casa. Si bien admite que no sabe definir bien qué es el feminismo arriesga: “Creo que hay mil formas de ser feministas. Personalmente lo vivo como tratar de hacer redes con gente que piensa y siente parecido a mí. El valor del feminismo está en las redes de contención mutua y es un compañerismo íntimo que después cambia el afuera. La comunidad que se forma para no ser discriminadas u oprimidas es lo que más me gusta”.

Vicu define su arte como un Feminismo Friendly. Le consta que en el ambiente hay gente que describe su feminismo como “lavado”. Es decir, que simplifica las cosas. Ante eso, Queen V dice que ella quiere ser un puente entre el movimiento y las mujeres que no lo conocen y critica a lo que llama la “policía del feminismo”: “Son las mujeres que en lugar de incluir, retan a las nuevas feministas con malas intenciones. Para mí no suma en nada criticar a otra mujer porque se confundió un término teórico. Justamente yo trato de hablar con las mujeres que no saben lo que es, no con las que ya lo saben. No me interesa un feminismo que sea sentarnos a tomar el té, juntarse tipo secta y charlar del significado de las palabras”. Con esto Vicu deja en claro que es parte de una generación de feministas que no da cátedra, no se venden y no especula. Tampoco es ya de la generación Abzurdah de mujeres víctimas y sufridas, sino su contracara: la generación tetazo.

#NiUnaMás

Esquina Muerte: la masacre de Varela

Publicada

el

Cuatro adolescentes fueron acribilladas y hasta hoy quién disparó no fue identificado por la justicia. El caso se suma a la lista de crímenes impunes marcados por el narco machismo que crece en el conurbano con complicidad policial y judicial. Por Florencia Alcaraz.
(más…)

Seguir leyendo

#NiUnaMás

La política estatal, del dicho al hecho

Publicada

el

(más…)

Seguir leyendo

#NiUnaMás

Mujeres del oeste: Feminismo de barrio

Publicada

el

Desde hace 20 años libran la batalla contra la violencia machista en el conurbano. Qué ven desde esa trinchera: los cambios, las necesidades y las estrategias sociales creadas para dar respuesta a pesar de la indiferencia estatal. Por Anabella Arrascaeta.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.