Sigamos en contacto

Mu146

Diccionario mediático argentino

Publicada

el

Por Pablo Marchetti.

AISLAMIENTO SOCIAL

Estado excepcional que implica que las personas no deben tener contacto con otras personas. Para eso es preciso que la gente no salga de su casa. Algo que no es sencillo de lograr. Es necesario, entonces, tener una situación excepcional que, por un lado, genere miedo en la población; por otro, que permita a los poderes del Estado tomar medidas que inciten a este aislamiento; y, finalmente, lograr que la población acate esta medida excepcional. No es sencillo lograr esa situación extraña. Pero cuando se logra, puede provocar efectos insólitos. Por ejemplo, lo que en un primer momento fue el patrullar de policías y agentes de otras fuerzas de seguridad por las calles para supervisar que la gente no circule por las calles, con el tiempo puede transformarse en un montón de gente denunciando a sus vecinos, al punto de competir en su labor con las fuerzas de seguridad.

Alcohol en gel

Forma en la que se dispensa el alcohol para el aseo de las manos. Es un componente de invención reciente. O al menos de uso masivo reciente. El alcohol en gel saltó a la fama con la breve pero intensa epidemia de una enfermedad ocasionada por un virus proveniente de los cerdos. Desde ese momento se transformó en un elemento muy común para la higiene de las manos, a pesar de que, como se dijo, la epidemia aquella duró poco. Si bien la intensidad en su uso bajó luego de aquella epidemia, siguió siendo de uso habitual. Y con el brote de un virus de origen animal, surgido en China entre los murciélagos, el alcohol en gel volvió a transformarse en furor y rápidamente se agotó el stock en todas las farmacias y demás comercios que lo venden.  

Aplauso

Manifestación de admiración hacia alguien que ha mostrado destreza en alguna actividad. El aplauso se utiliza fundamentalmente en el mundo del espectáculo, sobre todo en los que se realizan en vivo, como el teatro, la música, el ballet o los deportes. Hay también otro tipo de aplausos, más domésticos, como el muy extendido “aplauso para el asador”, que se pide luego de que se sirve y se prueba el primer bocado de un asado. En términos políticos y sociales, el aplauso es una expresión tan vinculada al agradecimiento, que es muy difícil que aparezca en situaciones en los que la gente sale a la calle a reclamar algo o a protestar por algún motivo. Sin embargo, puede haber excepciones. Por ejemplo, aparecieron aplausos para el personal de la salud (médicos, enfermeros, etc.) durante una cuarentena por una pandemia. Estos aplausos se realizan desde el hogar, puesto que la gente se encuentra confinada en sus casas. Con el correr de los días, la evolución de la intensidad de un aplauso puede resultar un buen termómetro del hastío o la ansiedad social causada por una cuarentena. Por otra parte, dado que los aplausos se realizan a un determinado horario (en el caso de la cuarentena por coronavirus, a las 21), suele haber convocatorias a otro tipo de reclamos que se organizan alrededor de ese horario, para tratar de hacer creer al resto de la población que apoya una causa cuando en realidad está apoyando otra. 

Distanciamiento

Distancia que deben mantener las personas durante un aislamiento social (ver). Dado que el aislamiento tiene excepciones, en esas excepciones se debe mantener la distancia. Por ejemplo, no debe haber una gran acumulación de gente en espacios a los que se está permitido ir (almacenes, supermercados, verdulerías, farmacias), y al caminar por la calle las personas tienen que ir solas. Eso si no es que tienen que ir a cobrar al banco su jubilación o un plan social, pues en ese caso la situación puede no estar prevista y se producen daños colaterales, como la aglomeración de muchísima gente. Pero hay a quien echarle la culpa por este tipo de conductas irresponsables: a la pandemia. Y, más precisamente, al virus.  

Lavarse las manos 

Expresión coloquial que implica desentenderse de un asunto en el que la persona que lleva adelante la acción podría tener algún tipo de compromiso. La expresión puede reemplazarse por otra, también de tipo coloquial, como “hacerse el boludo”. Curiosamente, en épocas en las que hay que tomar muchas precauciones de higiene personal a causa de una pandemia, el “lavarse las manos” se transforma en un hecho de gran responsabilidad social, por la acepción literal de la expresión. Es decir, la necesidad higiénica de lavarse las manos todo el tiempo y ante cualquier circunstancia. No deja de ser llamativo (por paradójico) el estado en el que vive una sociedad en la que se aconseja, se valora y se incita a “lavarse las manos”. De algún modo, remite al eslogan de otra campaña estatal: “El silencio es salud”. En aquel caso, la campaña apuntaba, teóricamente, a la reducción de contaminación sonora e incitaba a los automovilistas a no tocar las bocinas de sus vehículos. Pero una segunda lectura no muy sutil podía apuntar a acallar voces disidentes, en un momento en la que ser crítico al gobierno podía pagarse con la vida o el exilio.  

Meme

Chiste de la era digital. Como todo en la era digital, se propaga a altísima velocidad. El alcance de los memes y la viralización instantánea que logran, dejan en evidencia lo fácil que es lograr que un discurso llegue a una enorme cantidad de gente de manera instantánea. Y lo sencillo que resulta modificar los hechos para contar una verdad al antojo de quien tiene más recursos. Un hecho que resulta una novedad en la historia del mundo: tiene apenas entre 10 y 15 mil años. Los memes tienen la propiedad de resultar irresistibles para todo el mundo, pues existen memes para todo el mundo. Aun para quien a priori los considera una pérdida de tiempo, encontrará la excepción y dirá: “No me gustan los memes, pero…”, y señalará alguno al que le encontrará inteligencia, ingenio, agudeza y quien sabe cuántas cosas más. Los memes son una verdadera pandemia. Y en épocas de aislamiento social, cuando las comunicaciones se restringen solo al intercambio cibernético, se multiplican y aparecen nuevos personajes y nuevas sagas. A tal punto que la pregunta que surge es: “¿Cómo habrán hecho en la Edad Media para aguantar la peste negra, si entonces no existían los memes?”.

Pandemia

Epidemia mundial. No hace falta aclarar los males que puede ocasionar una peste planetaria, que de eso se trata la pandemia. Es hora también de analizar los efectos positivos del asunto, sobre todo en términos políticos y del rédito que puede sacar un gobierno de esto para fortalecer su capital político. Por un lado, al tratarse de un fenómeno global, cualquier gobierno queda exento de responsabilidades, pues siempre habrá en el mundo algún gobernante que esté haciendo las cosas peor. Por otra parte, al ser muy delgado el límite entre la responsabilidad de una conducción nacional y la de una catástrofe mundial, todo error local se licúa. Esto produce efectos rarísimos, como el hecho de que, en Argentina, la mayoría de los sectores progresistas de la población naturalicen la celebración del Día de la Memoria sin poder salir a la calle y con los patrulleros y la Gendarmería custodiando los barrios. Nunca un 24 de Marzo fue tan parecido al de 1976 desde la recuperación democrática. Sin embargo, nadie salió a cuestionarse eso ni siquiera por un momento. 

Papel higiénico

Elemento de uso cotidiano al que no se le presta mucha atención. Sin embargo, con la irrupción de una pandemia y su consecuente cuarentena puede alcanzar un protagonismo impensado. Y la gente puede salir desesperadamente a comprar grandes cantidades, quién sabe por qué extraña suposición o superstición. En los hechos, no hay nada que el papel higiénico pueda hacer para prevenir una enfermedad. Si bien es un elemento de higiene, no es un elemento de higiene vital, como puede ser la lavandina, el jabón o el alcohol. Sin embargo, puede transformarse en objeto fetiche que la gente necesita tener en grandes cantidades para saciar su angustia. Es algo así como un placebo para el efecto psicológico de la pandemia y el encierro. Claro que este efecto dura poco, porque transcurridos unos días de encierro, el papel higiénico vuelve a aparecer en los almacenes y en las góndolas de los supermercados. Puede que sea porque la gente se dio cuenta de que con lo acumulado alcanza y sobra, y no haya salido a comprar más. O, quién sabe, tal vez esa misma gente entendió que, una vez abastecida de papel higiénico, el siguiente paso era ir por algo igualmente central en la vida de las personas: la levadura.  

Salud pública

Uno de los pilares en la lista de promesas que debe realizar cualquier candidato que quiera tener algún tipo de aspiraciones para llegar a la presidencia. Sin embargo, hasta hace no mucho el lugar preponderante que solía tener la salud pública fue disminuyendo, dado que la mayoría de la gente que resulta decisiva para un resultado electoral no se atiende en la salud pública. De hecho, no existe ningún funcionario público (si los hay son contadísimas y extravagantes excepciones) que se atienda en la salud pública. A diferencia de la educación pública (a la que sí van algunos hijos de funcionarios), la salud pública solo es utilizada por gente de bajos recursos. Y aspiracionalmente funciona más como un lugar del que huir, que algo para mejorar y profundizar. Funciona o, más bien, funcionaba. La aparición de una pandemia y los discursos a favor de mantener un sistema sólido de salud pública, inclusive por parte de gente que hasta hacía segundos defendía las privatizaciones, puede crear un nuevo imaginario sobre la necesidad de fortalecer la salud pública. Por el momento, nada de eso ha sucedido: ni lo del imaginario y, mucho menos, una mejora en la calidad de la salud pública.

#NiUnaMás

Femicidios y Estado: Las respuestas que faltan

Publicada

el

Tres preguntas surgidas de experiencias con familiares de víctimas, respondidas por funcionarias y referentes, desde la Ministra de Justicia de la Nación hasta el Ministerio de Mujeres y de Seguridad. La diferencia entre las respuestas devela la preocupación por el tema, pero también la falta de una política unificada. Por Anabella Arrascaeta y Lucrecia Raimondi.

Esta es uno de los textos de la última edición de MU. Lo compartimos para que la cuarentena no signifique encerrar las ideas y para que  puedan circular  historias, experiencias y sueños. Lo podemos hacer gracias a lxs lectorxs y suscriptorxs, el gran secreto y la gran alianza para que la comunicación sea posible y que los virus no impidan que respiremos juntos. La suscripcion a MU puede hacerse aquí.

(más…)
Seguir leyendo

Mu146

Mal y Pronto: Coronavirus en medios

Publicada

el

Qué simboliza el cierre de la editorial PubliExpress, una de las que más vendía en el país: despidos, menos pluralidad, más precarización. La maniobra que intenta justificarse en la pandemia, pero esconde tercerización. El panorama de los impactos al sector comercial y las propuestas desde los medios autogestivos. Por Franco Ciancaglini y Lucas Pedulla.

Esta es uno de los textos de la última edición de MU. Lo compartimos para que la cuarentena no signifique encerrar las ideas y para que  puedan circular  historias, experiencias y sueños. Lo podemos hacer gracias a lxs lectorxs y suscriptorxs, el gran secreto y la gran alianza para que la comunicación sea posible y que los virus no impidan que respiremos juntos. La suscripcion a MU puede hacerse aquí.

(más…)
Seguir leyendo

Mu146

La selva del futuro: Naturaleza y virus, según el arquitecto brasileño Paulo Tavares

Publicada

el

Entrevista al arquitecto brasileño Paulo Tavares. ¿Cómo pensar las ciudades –y la civilización en general- desde su relación con la naturaleza y la historia? Las enseñanzas de la arquitectura indígena para pensar los “límites” de una casa. Los desaparecidos de la selva. El desafío arquitectónico que abre el confinamiento, y el cambio de paradigma que trajo el coronavirus: lo local, las redes y la tierra, alguna de las claves. Por Soledad Barruti.

Esta es uno de los textos de la última edición de MU. Lo compartimos para que la cuarentena no signifique encerrar las ideas y para que  puedan circular  historias, experiencias y sueños. Lo podemos hacer gracias a lxs lectorxs y suscriptorxs, el gran secreto y la gran alianza para que la comunicación sea posible y que los virus no impidan que respiremos juntos. La suscripcion a MU puede hacerse aquí.

(más…)
Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.