Sigamos en contacto

Mu66

Mirá quién habla

Publicada

el

La radio de la escuela Creciendo Juntos. Una emisora comunitaria en un barrio de Moreno, producida y conducida por adolescentes que desafían todos los moldes y dan clases de política y participación.


Hay un grupo de pibes en Moreno que hace que la realidad se amolde a ellos. Almendra, Santiago, Sol, y Jazmín llegaron por recomendación, por cercanía y porque sí a Creciendo Juntos, una escuela rara. De “gestión social”, según la comunidad de padres, madres, docentes, no docentes, estudiantes y directivos. La Provincia no les da la posibilidad de que la formalidad confluya con ellos. Los considera “privados”. Poco importa.
Consecuentes con su nombre, a medida que los primeros infantes dejaron de ser infantes, la escuela construyó el espacio de la primaria. La fórmula siguió repitiéndose hasta la secundaria, cuando la ley los hizo decidir entre dos orientaciones: la artística y la comunicacional. Se inclinaron por la primera, pero como las segundas inquietudes permanecían, encontraron vacíos que llenar. “Nuevas tecnologías de la información” se llamó la materia que les dio la oportunidad. ¿Semejante nombre para solo dar computación? “Pensamos en generar pequeños programitas de radio. El año pasado, a través de un circuito interno, cada uno de esos programas se escuchaba en la escuela. Este año todavía no salieron al aire porque estamos esperando que la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual nos dé la frecuencia para la antena, que conseguimos con un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social”, repasa Juan Giménez, director de Creciendo Juntos, que deja hablar a los pibes. Nombre todavía no tiene. Hubo muchas propuestas cuando hicieron una caja para que los chicos pusieran su idea.
Soñando juntos
Almendra, Santiago, Sol, Jazmín, son compañeros del programa ¿Qué ves? y dan cuenta del crecimiento del proyecto y de la idea. Sol: “Es una forma de poder dar nuestra voz y que nos escuche la gente. Por más que no sea en todo el país, es algo simbólico. Y no solo para hablarle al barrio. No hay un oyente pasivo, sino alguien que escucha y participa. Todos pueden venir y hacer su programa acá porque estamos recién armando la radio y hay horas. Mientras sea un proyecto comunitario, y se respete algunos puntos que pusimos –que no tenga algún tinte discriminatorio hacia cierto sector social o que no tenga fines de lucro–, pueden venir a hacer su programa”.
Sol define lo comunitario: “Habla de tomar una identidad propia porque uno vive en un barrio, pero no se hace cargo de las cosas que están pasando, y deja que eso lo resuelvan o no otros”.
Almendra agrega: “Algo que es de todos, algo que compartir, como la escuela. Todos incluye a todos: no tiene edad, ni sexo”.
Jazmín: “Parte de lo que sería comunidad: una cantidad de personas entre las que se considera que hay una igualdad. La radio comunitaria debería ser algo que establezca esa igualdad, donde todos puedan participar”.
Santiago: “No es casualidad que se forme una radio comunitaria en una escuela de gestión social. Es lo que nosotros mamamos”.
¿Qué es noticia?
Santiago suma la noción de noticia: “Tampoco es casualidad que cuando tratamos el tema del boleto estudiantil haya tenido tanto interés. Eso va contra los parámetros que se ponen sobre qué es noticia y qué no”. Lo deciden desde el qué contar, como el constante no-arreglo del pavimento de la esquina o el clásico barrial de Chaco vs El Fortín. “Es re pasional ir a ver partidos barriales”, dice Almendra.
Almendra: “La información es casi siempre la misma, aunque a veces tienen diferente opinión”.
Santiago: “Yo voy a discrepar. Me parece que hay miradas distintas. Nosotros, siendo adolescentes, vamos a tratar el tema de la reforma judicial diferente a cómo la da Nelson Castro. Hay distintas subjetividades, historias, puntos de vista”.
Ese afecto por la participación viene también de la escuela, que creó un Espacio de definición institucional que empezó incorporando teatro, documental y radio. En algún momento ese espacio sirvió para que los chicos resolvieran lo que veían como problemas edilicios: el gran patio de tierra en medio del colegio hacía engorroso llegar de la biblioteca a la cocina cuando llovía. Se les ocurrió trazar un pasillo que los uniera. Tampoco encontraban suficientes lugares para sentarse: construyeron bancos en el patio. Pero en ninguno de los casos dejaron sin atender la cuestión artística. Los pintaron, los adornaron con cerámicas.
Esa necesidad de incorporar lo que disfrutan a lo que necesitan no deja de plasmarse en la voz de los estudiantes. Lo suman a la discusión sobre la necesidad o no de graduarse.
Santiago: “Yo pienso estudiar en ETER. Después veré a qué clase de periodismo me abocaré. El título se necesita. Lamentablemente”.
Jaz: “A mí me queda todo absolutamente lejos. Son nulas las posibilidades que tengo acá. Creo que el título en cierta forma se necesita. En otra, no. Por ahí para empezar hace falta, para subir los primeros escalones”.
Almendra: “Para mí el título es un papel, pero también una demostración del proceso que tuviste con la temática”. Va a seguir comunicación social en la Universidad de Moreno. “Puedo ir en bici, tiene orientación en multimedia que es lo que me gusta. Tiene radio, filosofía, no tiene matemática. Para mí es buenísima. Tiene lo que sé hacer. La televisión no me llama”.
Sol: “Una cosa como Encuentro puede ser”.
Almendra: “Quizás algo así, de generar contenido, sí”.
Sol: “Hay que ir a la televisión para que cambie”.
La Corpo
El 7D, cuando vencía el plazo para que el Grupo Clarín desinvirtiera, ¿Qué ves? comunicó su posición y generó una actividad para que el resto de la escuela participara.
Jazmín: “En una radio abierta, nosotros jóvenes –que no hay en la radio, no se escuchan– poníamos en evidencia lo que estaba pasando”.
Sol: “Mientras estábamos nosotros en el micrófono, una pantalla pasaba las tapas de diarios de América Latina. Se notaba cómo hay una línea única con la que nosotros no estamos de acuerdo. Estuvo muy buena la puesta en escena”.
Jazmín: “Desde el techo colgamos diarios monopólicos que en un determinado momento caían y los chicos los rompían”.
Santiago: “La legalización de la radio es a través del AFSCA, que nos está permitiendo no ser una radio trucha. Eso hace que nosotros nos veamos reflejados en esa ley de medios”.
Voto cantado
Mientras construyen, también se enfrentan a viejos argumentos que tratan de descalificar la experiencia.
Sol: “Me ningunean por joven”.
Almendra: “A mí me interesa mucho la política, pero, por ejemplo, con la polémica del voto a los 16, mi tío prácticamente me mandó a jugar a las barbies”.
Sol: “Como recién se aprobó, recién se empieza a aceptar la participación de los jóvenes. Me parece que es un gesto de interés para que sean escuchados. Obviamente el de 14 también puede opinar”.
Santiago: “A mí me sorprendió que en un programa que hicimos sobre el voto a los 16, la gente repetía lo mismo que decía el Grupo Clarín o La Nación: que un chico de 16 no está capacitado para votar. Son loros. Yo argumentaba con la reelección de Menem: hubo gente de 40 que lo votó”.
Sol: “Hay que aceptar que la opinión de uno no es la opinión de todos, pero está bueno que todos tengan lugar para decir lo que piensan”.
Jazmín: “Un tema que se discutió bastante es la palabra ‘capacidad’. No se puede capacitar a alguien para votar. Uno parte de la información que va adquiriendo, de analizar un proyecto político, la historia. Ahí está la diferencia entre los que ven una sola cosa o los que quieren informarse con más fuentes”.
Sol: “Uno que puede escuchar y quedarse ahí o escuchar y participar”.
Santiago: “No se puede construir comunicación si no hay una voluntad. Hay quienes no la tienen. Pasa también con los docentes, que no se preocupan por el panorama social. Sin voluntad no se puede crear comunicación comunitaria ni una escuela como esta, de gestión social”.
Los cuatro coinciden en que “la política está en todo”: en la acción, en cada discusión. Santiago, además, se enoja por la idea de que la política está sucia. “La política es transformación. Si la política está sucia, hagamos otras cosas políticas para limpiarla”.
Sol: “Hay una canción de Arbolito que dice ‘Sobran políticos’. Para mí es al revés: faltan políticos. Lo que sobran son negociantes”.

Mu66

Para abrir la cabeza

Publicada

el

Raúl Zibechi: Latinoamérica hoy, vista desde abajo. Una mirada sobre la actualidad geopolítica del continente que explica con una óptica diferente desde qué simboliza hoy Lanata hasta cómo se organiza el pueblo mapuche o los zapatistas. Los conflictos por el modelo extractivo, la falta de una alternativa productiva y el rol de Brasil, el gran estratega que domina la región. Si querés enterarte de qué hay de nuevo y por qué, entrá y compartí esta charla.
(más…)

Seguir leyendo

Mu66

Noticias y realidad

Publicada

el

Marcha por las calles de Formosa, el grito de “asesino” para el gobernador, la respuesta de los indígenas que apoyan al gobierno, vigilia en Casa Rosada y las operaciones de prensa son los temas de esta crónica de Darío Aranda.
(más…)

Seguir leyendo

Mu66

El dictadiario

Publicada

el

La Nueva Provincia, de Bahía Blanca. Dos fiscales pidieron el procesamiento de los directivos de este diario acusado de promover el asesinato de dos delegados gráficos. Se lo considera parte del plan criminal que azotó esa ciudad durante la dictadura y herramienta de acción psicológica para sembrar el terror. No lo logró. Las nuevas voces y experiencias.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.