Sigamos en contacto

Mu89

Actuar la época: La Patota

Publicada

el

la patota

“No se trata de comprender o admitir, sino de actuar. Solo actuar”. La frase es de Pier Paolo Passolini, un poeta del cine, y funciona como una explicación del engranaje que mueve a La patota.

Santiago Mitre actúa.

Opera sobre esta época.

La hace.

Y la hace, ahora, con una película que convierte nuestro presente en algo mejor de lo que es: en algo que nos permite pensar qué estamos haciendo, sin justificaciones ni porqués.

Ese qué estamos haciendo es –nada menos- aquello que se construye socialmente con nuestro hacer y esta película golpea justo, justo, en ese núcleo de lo actual, desde un tema que duele, porque noquea el concepto mismo de modernidad: la violencia sobre las mujeres.

La Patota es, para decirlo sin vueltas, el patriarcado. Una sumatoria de órdenes que parten desde los roles más variados. Los desconocidos –la barra, los morochos, los otros- y los conocidos -el padre, el novio, la amiga-; los sociales –la exclusión, el progresismo- y los institucionales -la justicia, la escuela, los programas sociales-. Cada uno tiene su propio discurso, su lengua y su mensaje. Pero todos tienen idéntico objetivo: ordenar las vidas. Así, la violencia que expone La Patota despliega toda la escala de intensidades, desde la más brutal a la más sutil, que se ejerce sobre los cuerpos y las identidades, ayer y hoy, ahora y ¿siempre?

En La Patota la cámara actúa. Opera sobre la imagen hasta hacerla hablar.

Y el territorio habla. Lo  que nos dice lo dicta con paisajes, colores, escenarios, pero también con aquel auto que pasa en esa ruta de tierra roja que nos revela aquellas cosas que sólo se descubren en los bordes, en los confines en los cuales lo único que se consume son las vidas.

Y también habla el silencio, como en esa escena en la que Oscar Martínez tambalea descalzo en su jardín, maravillosa por su intensidad y conmovedora por su efecto semántico: es ahí donde su personaje pierde el eje y no hace falta una sola palabra para comprender los efectos que en la trama tendrá esa escena.

Dolores Fonzi actúa.

Con la mirada, con el cuerpo, con el tono. Actúa en el sentido más dramático del término: con una actuación memorable, pero también con una intervención sensible sobre el arquetipo de la mujer actual, que crea otro modelo. La voz maciza y la silueta tenue hacen a esta heroína, que nunca es débil sino frágil,  porque esa fragilidad es el origen y el sentido de su rebeldía.

Su personaje no desobedece una orden, sino un orden y por lo tanto, desafía a todos los mandatos que lo sostienen.

El camino al que la lleva su decisión es tan bastardo como nuestro presente y, por eso mismo, hay que ponerlo en bastardilla, como a todo futuro: no nos dice qué hay después, pero sí qué la conduce a dónde quiere ir.

Y ese lugar está adelante.

La patota actúa.

Sobre nosotros y sobre aquello que juntos hacemos.

El cine, finalmente, cuando es noble es tan intenso como su grito de acción. La patota es todo eso: un grito y una exhortación.

Actuemos.

#NiUnaMás

Apuntes para pensar qué nos pasa

Publicada

el

La autoconvocatoria a poner el cuerpo para decirle basta a la violencia contra las mujeres representa un cambio. ¿Por qué? ¿Cómo se expresa? ¿Qué significa? El rol de la condena social en la batalla contra la impunidad, la experiencia de H.I.J.O.S., la relación de los medios y las oenegés son algunos de los interrogantes que nos hicieron reflexionar y que compartimos con la esperanza de construir juntas, juntos, nuevas respuestas.
(más…)

Seguir leyendo

#NiUnaMás

Es machismo y mata

Publicada

el

No hay información oficial sobre femicidios y esa ausencia dice mucho de las políticas estatales. En menos de una semana MU se propuso realizar un listado. El resultado es incompleto, pero revelador. Reproducimos solo una parte de la información reunida para dar dimensión de un problema social y político que exige respuestas urgentes.
(más…)

Seguir leyendo

#NiUnaMás

#NiUnaMenos

Publicada

el

Detrás de cada caso hay mujeres de todas las edades, barrios y condiciones sociales. No son un número: son vidas. Juntas representan memoria, verdad y justicia. Las tres palabras que simbolizan el Nunca Más.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.