Sigamos en contacto

Nota

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda

Publicada

el

La segunda edición del ciclo de MU Trinchera Boutique convocó a tres nuevas intervenciones que hicieron bailar la Plaza de los Dos Congresos. Con el hilo sonoro del acordeón de Nahiel Dornell, las propuestas combinaron presente y futuro: el baile desde el placer de Trama, los cuerpos híbridos de Prefiero ser una cyborg que una diosa, y los tangos y el vogue de Mano a Mano. “Un cuerpo que baila es un cuerpo que lucha. Muchos cuerpos que bailan son la revolución”, sintetizaron les artistas. La crónica, las fotos y el video.

Video: Bruno Ciancaglini.

Cerca de las siete de la tarde de un sábado franqueado por el viento, arrancó la segunda edición de “Bailar la vereda”, el ciclo de danza al aire libre organizado por MU Trinchera Boutique, que propone habitar el espacio público con música y movimiento. El escenario fue también esta vez la construcción en semicírculo de la Plaza de los Dos Congresos bordeada por columnas, con estética de balcón. Allí, se sucedieron tres intervenciones performáticas que calentaron la pista, imprimieron ritmo a la tarde y apaciguaron el viento. Espectadorxs sentadxs en las sillas que formaban dos hileras y otrxs de pie, algunxs llegaron especialmente y otrxs fueron transeúntes ocasionales que pasaban caminando o en bicicleta y se quedaron a ver el show.

La actriz de la Compañía de Teatro Ver Llover, Virginia Silva Finguer, inauguró la función con la lectura del texto de bienvenida:

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

“Un cuerpo que baila es un cuerpo que sueña. Muchos cuerpos que bailan pueden desatar la catarata del sueño colectivo.

Con zapatillas, zapatos de taco, calzado lustroso, raído o descalzos, los pies portan la información del ritmo y ese registro es tan antiguo como el fuego.

Los pies conectan con la tierra y sus historias. Y así, levantan vuelo y sacuden el aire.

Un cuerpo que baila es un cuerpo que lucha. Muchos cuerpos que bailan son la revolución.

Abrimos los ojos, sacudimos las penas, sentimos la música y a bailar la vereda”

El músico Nahiel Dornell recorrió el escenario con su acordeón, mirando a los ojos a lxs espectadorxs y nos ofreció “La Noyee” de Yann Tiersen. Las copas de los árboles meciéndose por el viento como escenografía natural, la emoción del encuentro y el dulce sonido del acordeón conspiraron para que fuera un momento de ensueño. “Es una de las primeras veces que me lanzo a tocar como solista en vivo, pude interpretar mi instrumento de una manera nueva: caminando y mirando al público. Esta propuesta da vida al cuerpo e invita a la gente a mostrarse a través del movimiento, fundamental en estos tiempos de encierro y miedo”. Nahiel es acordeonista y pianista, estudió en el Conservatorio Astor Piazzolla y forma parte de La Criolla Engalanada, una banda de folklore.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

El placer compartido

La primera intervención fue “Trama” y estuvo a cargo de las bailarinas Melina Boyadjian, Nayla Altieri y Mavi Ribera. Vestidas con pantalón, campera metalizados y de zapatillas, las chicas espaciales transitaron la pista y sacudieron los restos de inercia de lxs presentes.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Torsos meneándose, pies marcando el compás y aplausos. Ganas de bailar que se traspasaban de un cuerpo al otro. Melina, Nayla y Mavi se conocen del ambiente de la danza desde hace tiempo, se enteraron de la convocatoria por Instagram y crearon la obra para esta ocasión. ¿Por qué bailar juntxs? “Es importante que los cuerpos estén cerca y con placer alrededor, encontrarse en la calle de otras maneras. La danza tiene algo de compartir el placer, el erotismo, y eso también hace al espíritu de fiesta, hace que nos sintamos más cerca. Sirvió para vernos en carne y hueso. Simple y agradable”, coinciden.

Nahiel y su acordeón vuelven a caminar por el escenario y nos acarician con otro tema: “Que nadie sepa mi sufrir”.

Realidad cyborg

Luego, es el turno de la obra “Prefiero ser una cyborg que una diosa. El tiempo desaparece igual que yo”, de Mijal Katzowicz y Sofía Rypka, con la mezcla de sonidos a cargo de Camilo Ortiz. Mijal y Sofía emergen detrás de los ornamentos de la construcción semicircular devenida en anfiteatro al menos durante una hora. Vestidas con pilotos beige y rojo y con máscaras metálicas, inician una danza por momentos mecánica, eléctrica. “Soy el protocolo de una autómata. ¿Quién soy? El tiempo desaparece igual que yo”, se escucha una voz, inserta en la música. Más tarde: “¿Qué miran? Pónganse esas máscaras de mierda que están usando y por lo menos bailen una coreografía”.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Continúan con sus movimientos, ríen juntas, con una carcajada que resuena desorbitada, irreal. “Soy una cyborg”. El organismo intervenido por la tecnología para optimizarlo. La mixtura de lo natural con lo artificial. En “Manifiesto Cyborg” Donna Haraway se refiere a “lo cyborg” como la blasfemia ante un mundo dominado por lo masculino. Lo define como “un organismo cibernético, un híbrido de máquina y organismo, una criatura de realidad social y también de ficción”. Estamos rodeadxs de realidad y de ficción y no distinguimos cuál es cuál. “Todos somos quimeras, híbridos teorizados y fabricados de máquina y organismo, en unas palabras, somos cyborgs”.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Mijal y Sofía trabajaron juntas en la obra de teatro “Ultimo round” que tuvo como escenario el ring de la Federación Argentina de Boxeo, en el barrio de Almagro. Mijal dirigía y Sofía actuaba. “Este año empezamos a investigar la temática y el universo cyborg, con otros formatos, con trabajo virtual y plataformas vinculadas a las nuevas tecnologías y un trabajo más visual de proyecciones. Vimos esta convocatoria y como estábamos muy manijas de bailar, hicimos especialmente este trabajo para Bailar la vereda, con esta temática”, cuenta Mijal.

Las cyborgs danzantes detienen su baile, miran al público y con un movimiento repetitivo del dedo índice invitan a traspasar los dos escalones y subirse al escenario. Varixs aceptan el convite y los cuerpos se funden con la música. Dos viejitas -a juzgar por sus atuendos-, disgustadas por tanto ruido, irrumpen en la escena. “Una paga los impuestos para esto”, comentan enojadas, sentadas a la mesa y escuchando la radio. Suena una milonga: “El carnet de solterona en el barrio ya me han dado y yo siempre les contesto ¿quién me quita lo bailado? Andar siempre de milonga es bueno pa´ la salud. Todavía quedan vacantes, que se pasen pa´ mi club”. Se van arrancando cada una las ropas de viejitas y aparecen las medias negras de red, el plush color rojo y los tatuajes.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Congreso is burning

Les bailarines Solmi y Laurent bailan tango primero y luego desatan una ovación al pasar al vogue, un estilo de danza inspirada en las glamorosas poses que aparecían fotografiadas en la famosa revista “Vogue” y que la canción de Madonna del mismo nombre ayudara a ser más conocido. Nacido en los 80, en Harlem, barrio marginado de Nueva York, más que una danza, es un movimiento cultural que perdura. El documental “Paris is burning” retrata en detalle los orígenes del vogue.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Cuenta Laurent, bailarine profesional de tango y folclore, baila voguing y otros estilos urbanos: “Apenas nos enteramos de Bailar la vereda empezamos a construir parte de la obra para esto, un poco pensando en los lenguajes que manejamos nosotras en nuestra corporalidad y queriendo fusionar con nuestra cultura popular por eso incluimos el tango en la propuesta”. Agrega Solmi, bailarina de waacking, vogue y twerk: “Mezclar tango con vogue que por ahí no es tan conocido y traerlo a este escenario fue como para que se conozca también”.

Laurent: “Es parte de visibilizar a partir de todo lo que sucede con nuestro colectivo LGTBIQ+, esta pieza tiene el lenguaje potencial del vogue que es de nuestro colectivo, apoyando también todo el camino que vienen haciendo, tanto Fifi Tango, que lo utilizamos en nuestra perfo, como también los poemas leídos en la vidriera por Susy Shock y acompañar todo el movimiento del colectivo. También es importante tomar la vereda porque es el espacio público que merecemos” Solmi: “En este contexto, la gente necesita encontrarse estas situaciones en la calle, vi un montón de gente en el público que pasaron y se quedaron, muy agradecides”.

Tal como sucediera el sábado pasado en la primera edición de “Bailar la vereda”, una vez finalizadas las intervenciones, lxs espercatdorxs dejaron de serlo y transmutaron –apenas subidos dos escalones- en bailarinxs. Con mayor o menor (o nula) técnica, los cuerpos se dejaron llevar por la música como, en las alturas, las florecidas copas de los árboles por el viento. El semicírculo de cemento que parece un balcón-terraza edificado sobre el suelo, cumplió la función de balcón y nos permitió asomarnos a otro mundo, el de las cyborgs que bailan y el de la osada batalla en la que lxs soñadores son lxs vencedorxs cada vez que se visten de gala y se animan a imaginar con sus pies el mundo en el que quieren vivir.

Los cuerpos tienen mucho para decir.

La vereda sabe escuchar.

Entonces, a bailar.

Cyborgs, tango, vogue y la catarata del sueño colectivo: segunda edición de Bailar la Vereda
Foto: Martina Perosa.

Nota

165 despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad: “No tienen corazón”

Publicada

el

165 trabajadores y trabajadoras de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) fueron despedidos ayer sin ningún tipo de explicación. Muchas de ellas son personas discapacitadas. Ocurre luego de que el propio Presidente se burlara a través de retuits de las personas con síndrome de down. Este jueves desde las 12 hs. hubo una movilización en la sede del barrio de Núñez para visibilizar el tema y pedir la reincorporación. Compartimos los testimonios de dos de las trabajadoras despedidas, una de ellas no vidente y otra con un bebé y en tratamiento psiquiátrico.

Fotos y testimonios: Juan Valeiro

Más de 165 personas que trabajaban en la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) fueron despedidas ayer mediante el sistema de administración estatal GDE. 16 de ellas son discapacitadas, algunas cuentan con más de 20 años de antigüedad, entre las despedidas hay mujeres embarazadas, y también fueron echados delegados sindicales. Por eso hoy cientos de personas se acercaron a la sede que el organismo tiene en Núñez, y la decoraron con una bandera grande que simboliza el comienzo de una lucha: “No al Ajuste en Discapacidad”.

Convocados por los gremios ATE y UPCN, trabajadorxs, familiares y personas con distintos tipos de discapacidad que habitan el espacio semana a semana realizaron una breve caminata por el interior del predio donde acuden personas discapacitadas para realizar distintos tratamientos rehabilitatorios.

La marcha culminó frente al edificio principal donde se le otorgó la palabra a docentes, acompañantes y distintas personas con discapacidad que se vieron afectadas por los despidos y otras que resaltaron la importancia de este espacio. El acto culminó cuando se leyó el comunicado que UPCN le envió a Diego Spagnuolo, director de la Agencia Nacional de Discapacidad, quien hoy se ausentó a su trabajo.

Guadalupe Bargiela, 22 años, estudia derecho, es no vidente y desde hace 4 años que trabajaba en la Agencia. Fue despedida ayer, notificada por GDE a las 16 hs., aunque ya sabía que estaba “en una lista negra”. Cuenta: “Me enteré de mi despido porque me llamó mi jefe para avisarme que estaba en una lista negra, y después me notificaron por GDE vía administrativa. Lo cual me parece excelente porque es lo que estaba esperando: una notificación formal. Pero nunca me avisó una persona de Recursos Humanos, sabiendo que tienen mis contactos para hacerlo”.

165 despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad: “No tienen corazón”
Fotos: Juan Valeiro

Guadalupe empezó trabajando en el Programa de Juventudes de la Agencia y luego comenzó a hacer trabajo administrativo, “respondiendo mails a personas en situación de discapacidad, sobre todo en pensiones”. Cumplía tareas todos los días.

¿Por qué la despidieron? “No hay un argumento. Yo cobré enero, pero a fines de febrero me dijeron que no había presupuesto. Digo, entonces, que el argumento es que somos personas con discapacidad, que el Presidente piensa que somos inútiles, que el Presidente pone la cara de un gobernador con rasgos de una persona con Síndrome de Down como un insulto. Es una expresión clara de disca-odio, de disforia hacia el colectivo de personas con discapacidad. Quieren cerrar el INADI que defendió en su mayoría a personas con discapacidad, quieren vaciar la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), pensando y argumentado que las personas con discapacidad no servimos. Las personas con discapacidad venimos de un modelo donde éramos personas a curar o a matar. Y quieren volver a ese modelo. No solamente Milei y sus políticas están avasallando los derechos de todo el pueblo sino también de las personas con discapacidad que somos parte del pueblo. Que somos migrantes, somos LGBT, además de personas disca somos laburantes. Yo soy de Moreno, conurbano profundo, y la realidad es que yo no sé si consigo otro laburo. Una persona sin discapacidad puede ser Uber, puede hacer changas, puede limpiar, lo que fuera. Yo no. Entonces yo si no trabajo en una oficina, o en Discapacidad o dando talleres, o lo que fuera, no trabajo. Y la verdad que yo alquilo, tengo que morfar, cambia mi situación de vida. Cambia mucho mi situación de vida por más que haya gente que me puede ayudar. No corresponde a mi derecho tener que pedirles a otras personas que me ayuden. Creo que las personas con discapacidad somos personas de derecho y hoy más que nunca tenemos que estar en la calle. Tenemos que estar en la calle porque este gobierno no va a parar si no ve al pueblo en las calles. Tenemos que estar organizadas y teniendo un plan de lucha. Porque las personas con disca (discapacidad) no solamente somos prestaciones o terapias a cubrir, porque van a bajar mucho las terapias, las pensiones, si no hay empleados que resuelvan esas cuestiones. Entonces digo: no solamente somos prestaciones y pensiones, somos también sujetos políticos. La discapacidad es una identidad política. Creo que para una sociedad que nos educa para la discapacidad puertas adentro, percibirse como persona con discapacidad, reconocerse como persona disca, es una identidad política y es una respuesta política.

¿Hay más compañeres con discapacidad despedides?
Sí. Hubieron 165 despedidos, 16 personas con CUD (Certificado Único de Discapacidad), muchas a punto de jubilarse, muchos con cuestiones de riesgo, muchas con licencia y una o dos personas embarazadas.

¿Qué sentiste cuando te enteraste de tu despido?
Yo laburo en discapacidad hace un tiempo largo, y ya sabía que iba a pasar esto. Porque Milei venía diciendo lo que iba a hacer en campaña. Yo ya sabía que iba a pasar. Me la desayuné, lloré un rato, me dolió la cabeza, pero ya lo dicen las Madres de Plaza de Mayo, ¿no? “Hoy lloramos, mañana luchamos”. Así que creo que hay que seguir la lucha, hay que seguir la pelea, llorando, abrazándonos con los compañeros, pero hay que seguir la pelea. Ya lo decía el Indio: el que abandona no tiene premio. Arriba los que luchan.

Carolina Pizarno tiene 18 años de antigüedad en ANDIS. También fue despedida. “Y no me dieron ninguna explicación, me mandaron una nota por GDE y fui echada así. Sin ninguna explicación. Y vine hasta acá sola, antes de que llegue el gremio, para hablar con alguien, hable con una secretaria y no me atendieron. Y hablé bien, con todo el respeto. Hablé que tengo un hijo, que tengo un alquiler, es un bebé, estoy sola y no me dan bola”.

165 despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad: “No tienen corazón”
Fotos: Juan Valeiro

¿De qué trabajabas?

-Estaba en Pensiones. Y ahora estaba de licencia con ataques de pánico y estoy medicada, por eso también es mi preocupación.

¿Y por qué creés que está pasando esto?

-Están recortando. Y no saben a quién, dan al boleo. Porque también a un delegado de UPCN no lo pueden echar y lo echaron. Así que fue al boleo. A la delegada que acompaña a los discapacitados y a los discapacitados también: es algo de no creer. No tienen empatía, no tienen corazón.

Para aquellos que no conocen, ¿de qué se trata este espacio donde estamos hoy?

-Acá hay recreación, hay piletas, los discapacitados vienen según su discapacidad y damos todo para que cada uno tenga su espacio para hacer todo. Y cerraron muchas sedes acá adentro. No hay profesores de natación, no hay nada. Sacaron a todos. Entonces los chicos están sin hacer rehabilitación.

¿Cómo te informaron de tu despido?
-Me mandaron una nota por mail y me dijeron que me fije en el GDE. La nota decía: “Carolina: no perteneces más a la agencia de discapacidad a partir del 27 de febrero”. Es decir que hoy no cobro más. 18 años de laburo, y hoy no cobro más. ¿Cómo hago con mi alquiler, con mis cosas? ¿Con mi hijo, chiquitito? Estoy arruinada.

¿Nunca hubo una persona que se comunique con vos?
-Nunca, nada. No me dieron una explicación y se esconden. Y hoy Diego (Spagnuolo, titular de ANDIS) no vino, así que bueno… Nadie da la cara.

Seguir leyendo

Nota

UVA: para poner en acción tus proyectos

Publicada

el

Universidad de Lavaca

Creación y Autogestión de medios

Periodismo y Comunicación Socio Ambiental

Escritura Periodística

Fotografía

Teatro 

Desde hace veinte años nuestra Cooperativa desarrolla la UVA (Universidad de lavaca) propuesta de comunicación y cultura que se plantea el desafío de crear pensamiento, movimiento, y de brindar herramientas para que cada uno de sus talleres, seminarios y diplomados sean espacios de construcción personal y colectiva. Cada una de esas propuestas abarca de marzo a julio en la primera mitad del año.

La cursada puede ser presencial (en Riobamba 143, CABA) o virtual, un sábado por mes, con seguimiento online entre cada encuentro para intercambio de materiales, trabajos, ideas y experiencias. Y para potenciar trabajos, proyectos y sueños.

Ya están abiertas las inscripciones 2024.

Para más información, escribinos a [email protected]

UVA: para poner en acción tus proyectos

Diplomado en Periodismo y Comunicación Ambiental Dr. Andrés Carrasco

El primer sábados de cada mes, de 14 a 17.30 hs

Coordinador: Sergio Ciancaglini

La búsqueda: generar estudio, reflexión y acción con respecto a uno de los temas centrales de la época: Naturaleza, sociedad, derechos humanos, modelos económicos, impactos ecológicos y sociales, paradigmas de pensamiento para encarar el presente.

Relaciones con la producción, la cultura, los derechos humanos y el futuro.

Además, nos proponemos que el Diplomado resulte un lugar para crear y fortalecer espacios de contacto e intercambio entre las comunidades, la ciencia, las organizaciones sociales, los ámbitos de estudio, la producción y la comunicación.

Participan en cada edición: Myriam Gorban, Water Pengue, Soledad Barruti, Santiago Sarandon, Irmina Kleiner, Remo Vénica, Asamblea No a la Mina (Chubut), Alicia Massarini, Damián Verzeñassi, El Reciclador Urbano, Eduardo Cerdá, Asamblea Popular por el Agua de Mendoza, RENAMA (Red Nacional de Municipios que fomentan la Agroecología), UTT (Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Tierra), Marcos Filardi, Observatorio Petrolero Sur, Asambleas por un Mar Libre de Petroleras, entre otros y otras. 

Algunos de los temas: Naturaleza, Sociedad y Derechos Humanos, Ciencia, ambiente y política, Agronegocios y modelo productivo, Agroecologíca, Nuevas formas de organización social, Nuevos paradigmas de pensamiento, Minería y modelo extractivo, Soberanía alimentaria y cómo todo eso se relaciona con la comunicación, el presente y el futuro.

UVA: para poner en acción tus proyectos

Seminario de Escritura Periodística

Segundos sábados de cada mes, de 12 a 14 hs

Profesores a cargo: Lucas Pedulla y Francisco Pandolfi

Un espacio de entrenamiento en escritura y redacción periodística en una época de abismos. Estudio, reflexión y acción para hacer periodismo en territorio. El acontecimiento como producción en medio del caos. La sensibilidad como valor en tiempos de inteligencia artificial. El movimiento y la pregunta para la descripción y el testimonio. Un laboratorio para hacer trinchera, mientras también escuchamos a quienes nos formaron.

UVA: para poner en acción tus proyectos

Fotografía y Periodismo

Terceros sábados de cada mes, de 14 a 17,30 hs

Profesores a cargo: Lina Etchesuri y Lucas Pedulla

Un espacio de reflexión, producción y entrenamiento. Un laboratorio sobre las prácticas actuales de la comunicación a través de la producción de imágenes y textos, donde vas a poder desarrollar la mirada propia en un espacio colectivo. Un lugar de preguntas para abrir al pensamiento crítico sobre qué implica la comunicación y la imagen hoy. Y, también, poner a disposición qué herramientas de fotografía nos ayudan para hacer periodismo, y qué técnicas periodísticas nos ayudan a hacer fotografía.

Seguimiento para orientación, envío de materiales, intercambio de trabajos y ejercicios.

Dirigido a fotógrafes, profesionales de los medios de comunicación y no; estudiantes de las carreras vinculadas con la imagen, la fotografía y los medios; y sobre todo, a cualquier persona sensible que le interese transitar esta experiencia de mirar y escribir acerca de la época.

Módulo 1 – Territorio

Poner el cuerpo en la producción de imagen y periodismo. La complejidad y los vínculos. Quiénes son nuestras fuentes. Las imágenes que faltan.

Módulo 2 – Sensibilidad

Qué veo, qué siento, qué escucho. Mirar y escribir con los pies. La piel como primera instancia de comunicación. Entrenamientos para salir del algoritmo.
Modos de mirar: expandir horizontes y cruzar las fronteras del fotoperiodismo hoy. Experiencias artísticas como forma de comunicación.

Módulo 3 – Tiempo

Salir del like para hacer periodismo y la importancia de la producción y el seguimiento en el tiempo.
Explorar distintas herramientas y lenguajes visuales. 
El tiempo en el hacer y la potencia de las imágenes en proyectos de largo aliento.
Imágenes y memoria.

Módulo 4 – Caja de Herramientas

Compartir experiencias y distintos formatos para poder desarrollar crónicas, investigaciones y proyectos visuales y periodísticos.
Lo estético, lo conceptual, lo técnico de las imágenes y las posibilidades de los nuevos soportes.
Adentrarnos en la edición fotográfica como parte de la narrativa periodística.

UVA: para poner en acción tus proyectos

Diplomado en Medios y Autogestión

Cuartos sábados de cada mes, de 14 a 17.30 hs

Profesores a cargo: Claudia Acuña y Lucas Pedulla

Un espacio de formación sobre las actuales prácticas sociales de comunicación y un útero de gestación de nuevos proyectos. ¿Cómo se hace? ¿A partir de qué recursos se puede crear otra forma de comunicación? ¿Qué experiencias nos permiten reflexionar sobre sus límites y desafíos? ¿Con qué lenguaje se expresa lo nuevo? ¿Qué ideas nos ayudan a explorar, en lugar de repetir viejos modelos? ¿Y cómo llevarlas concretamente a la práctica para que funcionen y sean sustentables en el tiempo?

Las cuestiones

¿Cómo se hace?
¿A partir de qué recursos se puede crear otra forma de comunicación?
¿Qué experiencias nos permiten reflexionar sobre sus límites y desafíos?
¿Con qué lenguaje se expresa lo nuevo?
¿Qué ideas nos ayudan a explorar, en lugar de repetir viejos modelos?
¿Y cómo llevarlas concretamente a la práctica para que funcionen y sean sustentables en el tiempo?

Módulos

1) Gestión de Medios
Los elementos prácticos e indispensables para concretar y sostener proyectos de comunicación. Gestión, administración, costos, legislaciones, recursos, herramientas.

2) Clínica de Experiencias – Lenguajes periodísticos y expresión
El contacto con quienes lo lograron. Aciertos, errores, exploraciones. La evaluación de los proyectos y las pistas para combinar métodos, intuiciones, sistemas y sueños. En tiempos vertiginosos de cambios culturales, políticos, sociales, productivos y civilizatorios, ¿cómo pensar y actuar? Ideas y prácticas que, más que conclusiones, proponen aperturas.

UVA: para poner en acción tus proyectos

Teatro

La Escuela de Teatro La Zancada, un grupo de profesionales que trabaja hace más de seis años en la producción, investigación y difusión de la actividad teatral, propone estas disciplinas:

Entrenamiento y Actuación

Creación y Montaje

Creación de Unipersonales

Humor, entrenamiento cómico

Crónicas, relatos y ficciones

Laboratorio de Objetos

Para más información, mandá un mensaje al 11 3650-1677

Seguir leyendo

Nota

La ronda, en la mirada de Cecilia Bethencourt

Publicada

el

Tercera entrega del registro colaborativo de la ronda de las Madres de Plaza de Mayo, que se propone así transmitir el valor de la constancia, de los pies en el espacio público, de la gota a gota que orada la piedra, la no violencia contra la violencia, su valor social, su peso histórico, sus 40 años de coreográfico diseño: media hora, todos los jueves, 2.391 veces al 15 de febrero, fecha a la que corresponde esta cobertura realizada por la fotógrafa Cecilia Bethencourt. Toda la producción será entregada a ambas organizaciones de Madres y al Archivo Histórico Nacional. Invitamos a quienes tengan registros de las rondas realizadas estos 40 años a que los envíen por mail a [email protected] para sumarlos a estos archivos. Esta iniciativa es totalmente autogestiva.

La ronda, en la mirada de Cecilia Bethencourt
Foto: Cecilia Bethencourt. Hermanas pertenecientes a la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, marchan en la Ronda de numero 2391 por la lucha de la Memoria, la Verdad y la Justicia en Buenos Aires, Argentina el 8 de febrero de 2024.

“Elegí trabajar interviniendo las fotos a través de la perforación de las imágenes como acto de resiliencia y lucha para llenar de luz el valor de la constancia, la memoria, esa huella que queda en cada paso de esfuerzo de Las Madres de Plaza de Mayo. Una luz que habla de la resistencia, la fortaleza, un atravesar la violencia con la no violencia, un reclamo por la Verdad y la Justicia”.

La ronda, en la mirada de Cecilia Bethencourt
Foto: Cecilia Bethencourt. Pina del Fiore, Madre de Plaza de Mayo se colaca el pañuelo blanco sobre su cabeza, simbolo con el que se identifican a lo largo de estos años para reclamar por sus hijos desaparecidos en la dictadura militar durante la Ronda de los jueves numero 2391 en Plaza de Mayo, Buenos Aires, Argentina el 8 de febrero de 2024.

La ronda, en la mirada de Cecilia Bethencourt
Foto: Cecilia Bethencourt. Pina del Fiore, Madre de Plaza de Mayo, perteneciente a la Asociación llega a Plaza de Mayo para marchar en la Ronda de los jueves numero 2391 en reclamo de Verdad y Justicia en Buenos Aires, Argentina el 8 de febrero de 2024.

La ronda, en la mirada de Cecilia Bethencourt
Foto: Cecilia Bethencourt. Carmen perteneciente a la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, marcha junto a militantes, activistas y turistas en la Ronda numero 2391 en Buenos Aires, Argentina el 8 de febrero de 2024.

Sobre Cecilia Bethencourt

IG @cebethania
Es fotógrafa, psicóloga y comunicadora audiovisual. A través de su trabajo explora temas de construcción de identidad, cuerpos, sexualidad, memoria y procesos de transformación con un enfoque transdisciplinario. Centrándose en nuevas formas y posibilidades de vinculación. En el año 2022 edito su primer libro “Otra Piel” trabajo fotográfico de autorretratos realizado en pandemia. Actualmente trabaja en sus dos nuevos proyectos multidisciplinarios uno sobre el cuerpo en las trabajadorxs sexuales y sus derechos negados y otro sobre la desintegración del lenguaje, recuerdo y memoria.

Seguir leyendo

LA NUEVA MU. El facho

La nueva Mu
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido