Sigamos en contacto

Mu106

Diccionario mediático argentino

Publicada

el

Por Pablo Marchetti.

DERRAME

Teoría económica según la cual es necesario llenar la copa de la abundancia para que, una vez que rebalse, el derrame de recursos, dinero y consumo alcance a toda la población. Esto implica necesariamente un fortalecimiento de la riqueza de quienes más tienen, pues sólo ellos, según esta teoría, serían capaces de lograr el bienestar general. La teoría se ubica a las antípodas de quienes creen que, por el contrario, hay que debilitar a los más poderosos para darles a quienes menos tienen y lograr así lo que, se supone, es el fin último de toda teoría económica: el bienestar general. Quienes se oponen al derrame argumentan que es imposible lograr el bienestar de unos si no se restringe la abundancia de otros. Y sostienen que el derrame no es más que un espejismo creado por quienes buscan mantener el poder. Estos argumentos no son rebatidos de modo muy serio por quienes apoyan el derrame, que nunca supieron dejar en claro si pretenden que los más pobres deban contentarse con algunas gotas de derrame, si el derrame alcanzará para unos buenos tragos o si en realidad todos llegaremos algún día a nadar en la abundancia, cuando la riqueza sea una inundación y la copa se torne innecesario y hasta posiblemente quede flotando en la superficie de este profundo mar de la abundancia.

PATAS EN LA FUENTE

Gesto fundante de la mitología peronista. Todo se remonta a la histórica jornada del 17 de octubre de 1945, cuando una multitudinaria manifestación popular reclamó en las calles la liberación del entonces Coronel Juan Domingo Perón, que había sido detenido. Aquella fue una jornada de calor y algunos manifestantes, que habían llegado de remotos lugares del Conurbano, se refrescaron metiendo los pies en la fuente de Plaza de Mayo. El momento quedó registrado en una fotografía, que luego se utilizaría para denostar a los peronistas, por carecer de normas de convivencia y, por lo tanto, de modales republicanos. Meter las patas en la fuente fue desde entonces un lugar común peronista, una leyenda popular sólo comparable a encender un asado con el parquet. Con una diferencia: no existe registro visual alguno de un asado hecho con parquet. Como todo gesto fundante, tuvo todo tipo de lecturas. El gesto es detacado de manera magnífica en dos obras maestras del arte contemporáneo: la película “Perón, sinfonía del sentimiento” (de Leonardo Favio), y un poemario de Leónidas Lamborghini titulado, precisamente, “Las patas en la fuente”. Pero también tuvo una versión un poco menos poética pero mucho más extrema, cuando un ex vicepresidente de la Nación, un ex vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, y dos dirigentes sociales (los cuatro con una intención de voto de entre 0,3 y menos 1,8) se sacaron una foto emulando aquel momento, con las patas en la fuente y los dedos en V, para promocionar el lanzamiento de su partido político, como una forma de hacer explícita su pertenencia peronista.

ÑOQUI

Persona que tiene puesto en el Estado como empleado, pero que en realidad no va nunca a trabajar. Que sólo se lo ve para los días 29, cuando tiene que cobrar su sueldo, por el que no trabajó. Por eso, por la costumbre de comer ñoquis los días 29, es que se los conoce así. Se trata de puestos políticos, de gente que entra a cobrar un sueldo para militar en el partido de gobierno. Tan fala fama (justamente ganada) tienen los ñoquis, que se transformaron en el pretexto perfecto para cualquier gobierno que en nombre de “bajar el gasto” o “terminar con el déficit fiscal”, en realidad quiere realizar despidos.

PLAZA

Lugar abierto, generalmente con grandes espacios verdes y espacios para juegos infantiles, que rompe con la narración edilicia de una ciudad. Por ser lugares donde puede juntarse una gran cantidad de gente, son elegidos por las personas que quieren reunirse a manifestar alguna clase de pertenencia política, social o cultural. Las plazas no son lugares necesariamente de protesta: puede haber también plazas de apoyo a un determinado proyecto político o Gobierno. La plaza icónica y con más historial de concentraciones populares es la Plaza de Mayo, en Buenos Aires. Su historial se remonta a la época de la Colonia, pues allí funcionaba el Cabildo donde gobernaba el Virrey. Hoy, además del histórico Cabildo, frente a Plaza de Mayo se encuentran la Casa de Gobierno, el Banco Central, varios ministerios y la Catedral. Pero las plazas donde se concentra la gente son muchas y en todo el país, así como de muy diversos matices políticos: ha habido Plazas del Sí, Plazas del No, plazas con movimientos sociales y de derechos humanos, plazas con candidatos electorales y hasta plazas con artistas y periodistas que manifiestan sus ideas frente a una gran concurrencia.

Mu106

Ladremos

Publicada

el

Un año de macrismo. Eso que llamamos macrismo, visto desde abajo, no existe. Es la propuesta de esta mirada que pretende echarle fuego a la leña: qué hicimos y qué dejamos hacer para que nos metan el perro. Por Pablo Marchetti.
(más…)

Seguir leyendo

Mu106

Lavando noticias

Publicada

el

Un análisis de lo publicado en los medios sobre los Panamá Papers. El Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo (CPIA) conformado por lavaca -editora de la revista MU- Tiempo Argentino y la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina presenta su primer informe. Es el capítulo dedicado a analizar qué fuentes se pueden identificar en las notas editadas sobre lo que fue llamado Panamá Papers. Se analizaron 493 artículos publicados en medios de todo el país. Las conclusiones.
(más…)

Seguir leyendo

Mu106

Periodismo transgénico

Publicada

el

La prensa pro agronegocios, desde adentro. Es uno de los mayores aparatos mediáticos del país. Suplementos en diarios, sitios web y hasta un canal que transmite 24 horas. Ahora, sumó un programa en la tevé pública. Cómo fumigan propaganda. Por Darío Aranda.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.