Sigamos en contacto

Mu138

Alerta niños: 18.400 demandas contra el glifosato en EE.UU

Publicada

el

Monsanto-Bayer enfrenta en Estados Unidos dos demandas de niños de 12 años que contrajeron cáncer por su exposición al Roundup. Y se viene un juicio en St. Louis, donde está la sede central de la empresa. ANABEL POMAR
tres condenas después, y en menos de un año, las demandas contra el Roundup se cuadriplicaron. En agosto de 2018, fecha de la primera condena (Johnson vs. Monsanto), las demandas en Estados Unidos eran 4.400. Según la última información oficial de Bayer, nueva propietaria de Monsanto, actualmente las demandas ascienden a 18.400.
Las personas demandantes tienen al menos tres puntos en común:

  • La misma enfermedad: el cáncer linfoma no Hodgkin (LNH), que afecta a los ganglios linfáticos, a los linfocitos, y por lo tanto al sistema inmunitario del cuerpo.
  • La misma acusación: el Roundup produce cáncer y MOnsanto lo sabe, y oculta.
  • Un mismo presente: viven enfermas, bajo tratamientos permanentes, muchas veces agresivos, y ven sus sueños, su salud, su vida, desvanecerse.
  • La novedad: entre los demandantes se suman ahora dos niñxs en un juicio que está desnudando la peligrosidad del glifosato más pulverizado en Argentina (donde el tema sigue siendo mayoritariamente ignorado mediática, judicial y políticamente).

Jake, 12 años

Jake Bellah, un niño de 12 años enfermo de cáncer es uno de los más recientes casos incorporados a la demanda masiva contra Monsanto y su propietario alemán Bayer AG.
Los abogados de Jake estuvieron en julio ante la Corte Superior del Condado de Lake en Lakeport, California, argumentando que la edad y el diagnóstico lo califican para que le sea otorgado un juicio de preferencia o expeditivo. Los abogados de la firma Baum Hedlund de Los Ángeles solicitaron que comience antes de fines de este año.
Los abogados de Monsanto se opusieron, argumentando que la compañía necesitaría más tiempo para preparar una defensa con argumentos científicos relacionados a un cáncer en un niño. Los cuatro demandantes que hasta ahora litigaron contra Monsanto eran adultos diagnosticados con linfoma no Hodgkin, y todos lograron condenas contra la empresa.
Jake se convertiría en el primer caso de un niño enjuiciando a Monsanto.
Sus abogados dijeron que Jake Bellah estuvo expuesto a los herbicidas a base de glifosato de Monsanto reiteradamente durante muchos años mientras jugaba en el patio de su casa y cerca del jardín donde su padre rociaba los químicos con frecuencia.
El niño desarrolló un linfoma de células B, ha sido hospitalizado, tratado con quimioterapia y actualmente se encuentra en remisión según Pedram Esfandiary, abogado de la familia quien comentó: “Es lamentable ver que las víctimas no solo incluyen a personas trabajadoras como Lee (Dewayne Johnson) y el matrimonio Pilliod, sino también a personas en el comienzo de sus vidas”.

La niña del linfoma

Otra niña enferma se sumó como demandante el pasado 12 de julio en el Tribunal Superior del Condado de Alameda, California. Solo se conocen las iniciales de su nombre: G.B. Bargas. Sus padres Richard y Ronza Bargas figuran también como demandantes. Alegan que la niña fue diagnosticada con cáncer LNH como resultado de la exposición a Roundup.
Estas novedades ocurren a un año (que se cumple 18 de agosto) de la primera condena. Bayer, en un comunicado, planteó que siguen trabajando “constructivamente” en el proceso de mediación en curso en el Distrito de California donde enfrentan la mayoría de juicios. La mediación, la negociación de un pago a los afectados, es la que evitaría los juicios y sus repercusiones globales.
Paralelamente los abogados de la corporación han intentado sin éxito la nulidad de las condenas. Si no lo han conseguido es porque las pruebas presentadas fueron concluyentes.
El único triunfo de Monsanto en esa sucesión de apelaciones fue la rebaja de los montos fijados por los jurados en concepto de daños. Pero no la culpabilidad. La primera condena en el caso Dewayne Johnson pasó de 289 millones de dólares a 78.5 millones. Esa rebaja está en proceso de apelación. En el caso de Edwin Hardeman, el monto se redujo de 81 a 25 millones de dólares.

Monsanto reincidente

En el fallo que reduce los daños en el caso Hardeman, el juez Vince Chhabria calificó las acciones de Monsanto como “reprobables”. La evidencia mostró que “los empleados de Monsanto intentaban denostar, socavar o descartar las pruebas que cuestionan la seguridad de Roundup”. Y agregó que la compañía mostró una “falta de preocupación por el riesgo de que su producto sea cancerígeno. Y lo que es peor continúa vendiendo Roundup sin ninguna etiqueta de advertencia”, actitud que el juez calificó como una conducta reincidente de la compañía y no un incidente aislado.
Durante ese juicio se probó que entre 1980 y 2012, Monsanto tuvo conocimiento de cinco estudios epidemiológicos, siete estudios en animales, tres estudios de estrés oxidativo y 14 estudios de genotoxicidad que vincularon el Roundup con el cáncer. Pero Monsanto nunca advirtió a los consumidores y se negó a investigar el tema.
En el tercer juicio, el de Alva y Alberta Pilliod, Monsanto fue condenada con un monto de 2.000 millones de dólares, que fue rebajado por la jueza Winifred Smith a 87 millones de dólares. “Pese a todo, esta sigue siendo una gran victoria para los Pilliod” declaró el abogado Brent Wisner. “La jueza rechazó cada argumento que planteó Monsanto, y sostuvo el veredicto. Si bien creemos que la reducción de daños no refleja de manera justa el dolor y el sufrimiento experimentado por Alva y Alberta, el resultado general es un triunfo”.
La jueza Smith había sido categórica: “En este caso hubo evidencia clara y convincente de que Monsanto hizo esfuerzos para impedir, desalentar o distorsionar la investigación científica y la ciencia resultante”.
Durante el juicio, nuevamente los Monsanto Papers fueron presentados como pruebas que demuestran la manipulación de la literatura científica por parte de la corporación, incluyendo varios artículos publicados en revistas especializadas y citados en las revisiones reglamentarias de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).
Además, hubo evidencia sobre cómo Monsanto realizó campañas de relaciones públicas con el propósito de plantar historias favorables en la agencia Reuters y otros medios de comunicación para defender sus productos y desacreditar a los científicos que revelaban la verdad sobre el glifosato.

Jugando de local

Este agosto se esperaba el primer juicio en la cuna de Monsanto: St. Louis, Missouri, pero tal vez haya que esperar unos meses: entre rumores sobre “arreglo entre partes” el juicio fue reprograado. La demandante es Sharlean Gordon, 50 años, quien usó herbicidas Roundup durante más de 15 años en su residencia en South Pekin, Illinois.
“En 2006 le diagnosticaron el LNH. Le dijeron que su cáncer estaba en remisión en 2007 pero regresó en 2008. Ya pasó por dos trasplantes de células madre y estuvo un largo período en un hogar de ancianos. Su salud es muy frágil” explica una de sus abogadas, Aimee Wagstaff. Sharlean Gordon es la primera en llegar a juicio, en un caso que tiene 75 demandantes y que despierta suma atención.
Monsanto tuvo durante 40 años su sede en St. Louis, donde mantiene gran cantidad de empleos y una fuerte presencia filantrópica. Su apuesta será aprovechar esa conexión emocional con jurados coterráneos y apelar al discurso más usado por las actividades extractivas: el desarrollo que supuestamente generan en las comunidades en las que llevan adelante sus actividades.
Esa situación le podría brindar una posibilidad de revertir las condenas consecutivas que sufrió en California. Pero las primeras movidas judiciales por parte de Monsanto en ese distrito durante las fases preparatorias no resultaron favorables, mientras la defensa de Bayer está tratando de incorporar a esta causa 14 expertos que no han declarado en ninguno de los juicios realizados hasta la fecha.
Un punto en contra de Monsanto puede ser que las audiencias por ahora postergadas, por primera vez, serán íntegramente grabadas y televisadas, por lo que se estima que todos los detalles del accionar de la empresa llegarán a un público muy amplio. Esto significa: más gente que verá las pruebas sobre cómo Monsanto conoció siempre la peligrosidad cancerígena de sus productos, lo ocultó, y sigue exponiendo al mundo a esos biocidas para mantener la rentabilidad económica de la corporación.

Mu138

La sonrisa como bandera: feliz cumple, Norita

Publicada

el

Partidaria de los besos y los abrazos, cumple 92 años este 22 de marzo. Reivindica la sonrisa como principal bandera de lucha. Vida, obra y endorfinas de una mujer que acompaña a fábricas recuperadas, pueblos originarios, comunidades afectadas por el extractivismo, jóvenes y mujeres en situaciones de violencia, todo como una continuidad en la defensa de los derechos humanos. El clítoris, el cannabis y las autodefiniciones. Compartimos esta nota publicada originalmente en la revista MU. Lo que le dicen por la calle, en sus habituales viajes en tren a Castelar y lo que ella piensa (y hace) frente a las Madres, la historia y los futuros posibles. SERGIO CIANCAGLINI (más…)

Seguir leyendo

Mu138

Maestra: María Lugones, teórica feminista

Publicada

el

¿Cómo se hilvana una teoría desde la práctica, desde una vida atravesada por el machismo, la violencia y la insurreción? El resumen de una charla de seis horas en la antigua casa de los Lugones en el conurbano profundo, donde esta académica argentina sonríe y plantea lo que nadie. De la decolonialidad al yo comunal, qué es lo que está siendo y naciendo.CLAUDIA ACUÑA (más…)

Seguir leyendo

#NiUnaMás

Muerte anunciada: El femicidio de Giuliana Silva en Córdoba

Publicada

el

Giuliana Silva venía denunciando que su ex pareja la amenazaba de muerte. Ella tenía 19 años y un botón antipánico. Él, 42 años y una perimetral. Nada impidió que él violara la medida judicial días antes del asesinato. La justicia no lo detuvo, y finalmente la mató a balazos. Hablan la fiscal de la causa, la familia y las trabajadoras del sistema de botones y tobilleras que revelan cómo (no) funciona el sistema de “protección” frente a la violencia machista. AGOSTINA PARISÍ (más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.