Sigamos en contacto

Mu33

La verdad es un mito

Publicada

el

Con poquito aportás muchísimo ¡Sumate!

El documental Zeitgeist prepara su versión argenta. Creado por un norteamericano, el documental que ya fue visto por 50 millones de personas se convirtió en un movimiento. Aquí, sus seguidores continuan la saga.

El cristianismo es un mito. La caída de las Torres Gemelas fue un autoatentado. El mundo en el que vivimos es una gran mentira organizada. La economía no es una ciencia sino un engaño. ¿Y si fuera cierto? Este panorama de terrenos movedizos, donde abundan las preguntas y escasean las certezas es el que propone un documental que apareció hace poco más de dos años en Internet y a esta altura se propagó como un virus. Se calcula que ya fue visto por más de 50 millones de personas en todo el mundo: Zeitgeist, un eficaz resorte para el ejercicio de la duda. Un trabajo que apunta sin piedad a los discursos mediáticos con el fin de desbaratar una serie de supuestas verdades consensuadas a lo largo del tiempo. Y si da en el blanco o no depende de cada espectador.
Vos elegís creer o no.
 
 
La gramática del poder
¿Cómo se construye “la verdad”? ¿Quiénes la construyen y con qué intenciones? El documental es una prueba de lo que pretende demostrar: se convirtió en un mito. El boca a boca es uno de sus mejores aliados y la difusión libre y gratuita multiplica las miradas.
“La revolución es ahora” fue la frase que impactó a Franz. “¿Qué estoy esperando?”, dice que se preguntó.
Matías lo vio con un grupo de amigos. Quedaron tan sorprendidos que necesitaron un prolongado debate para desentrañar la información y discutir argumentos.
Jonatan se interesó porque se lo recomendaron, se entusiasmó y buscó más datos.
Los tres argentinos investigaron por la web y ahí se encontraron, se conocieron y se aliaron. Y no son los únicos. El fenómeno Zeitgeist despierta adhesiones y críticas y, entre otras curiosidades, generó una corriente simpatizante con raíces en varios puntos del planeta. Sin ir más lejos, unas ocho mil personas de distintos lugares de Argentina integran el Movimiento Zeitgeist, (palabra de origen alemán que significa “espíritu del tiempo”) y las une un objetivo de planteo abstracto, aunque en la práctica es tan concreto como apasionante: cambiar el mundo.
¿Qué hay detrás de esto? ¿Revelación, conciencia, manipulación, confusión? ¿Puede un documental ser el punto de partida para lograr una meta tan ambiciosa?
 
 
Conciencia y paciencia
Imágenes impactantes, un relato atrapante y conclusiones que avivan la polémica e incentivan la curiosidad, sin espacio para la indiferencia.
El guionista, director, productor y compositor de la música de Zeitgeist, la película y su secuela, Zeitgeist Addendum, es un joven norteamericano que cambió su apellido para evitarle inconvenientes a su familia y saltó a la fama como Peter Joseph. En un reportaje que puede verse en Youtube (Who is Peter Joseph?) cuenta, entre otras cosas, que sus inclinaciones sociales se deben a la influencia de su madre, ex empleada de Protección de Menores y que, como no pudo encontrar un puesto rentable que alentara su vocación de músico, incursionó en la publicidad. Así la define: “Una manipulación absurda de la percepción de la gente para que las empresas puedan vender su basura”.
Luego, se dedicó a las finanzas, aunque ya no lo hace porque aborrece el sistema mercantil. Así que sacó los zapatos del barro y quiso hacer algo. Una vez terminado Zeitgeist lo subió a la red para ver si a alguien le gustaba. Una muestra de esa reacción que lo intrigaba es manifestada ahora por un espectador, el argentino Jonatan: “El documental actúa como un disparador, te lleva a cuestionarte todo, estamos acostumbrados a ver todo tal cual está. Es importante generar un pensamiento crítico que te lleve a cambiar tu estilo de vida, a mirar la realidad de otra manera, te ayuda a ver que no puede ser la única, que la podés criticar y cambiar”. Justo lo que Peter Joseph quería.
 
Exponer y proponer
En el primer documental expone y en el segundo propone, a pedido del público. Sugiere un mundo con una economía basada en recursos, excluyendo el dinero, y rescata los postulados de Jacque Fresco, autodenominado “ingeniero social”, y autor del Proyecto Venus, diseñado en los ‘70. Cambio social, distribución equitativa, servicios, salud y educación para todos, tiempo de descanso en el que las personas puedan explorar, crear, participar y aprender, tecnología y ciencia al servicio de la humanidad, son algunas de las ideas que enuncia Fresco en su proyecto.
¿Cómo se logra? Ciencia, conciencia y paciencia. Los métodos propuestos por el Proyecto Venus para alcanzar las metas pueden parecer impracticable, probablemente porque estamos demasiado acostumbrados y aferrados al mundo que nos rodea, quién sabe. Por lo pronto, los seguidores argentinos dicen que están convencidos de que esto es posible y son optimistas. Franz destaca qué lo moviliza del documental: “Vemos que hay algo que no está bien, hay muchas falencias y limitaciones en el mundo en que vivimos y Zeitgeist nos activa desde un lugar nuevo. Ya se probó con la política desde el fascismo, el comunismo, el socialismo, el capitalismo: todos buscan controlarnos. Este es un combo nuevo”. Aseguran, entonces, que Peter los inspira y ellos se juntan para activar esa inspiración.
Franz, Matías y Jonatan tienen planes. Como miembros del movimiento local, y junto a otras personas de Córdoba y San Juan, están dedicando tiempo y ganas a la realización de un documental al estilo Zeitgeist, pero con un contenido que abarque nuestra realidad. Por eso buscan rescatar autores como Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz, quien tranquilamente podría haber dado letra a Peter Joseph cuando sentenció: “Todo lo que nos rodea es falso e irreal. Falsa la historia que nos enseñaron, falsas las creencias económicas con que nos imbuyeron, falsas las perspectivas mundiales que nos presentan, falsas las disyuntivas políticas que nos ofrecen, irreales las libertades que los textos aseguran”.
Lo afirmó hace setenta años, pero todavía no existía Google Video.
 
 
Hacer algo
El documental se está filmando con cámaras provistas por algunos miembros del movimiento, con gastos mínimos y coordinado por Internet. Se va a dividir en tres partes: el sistema monetario, el sociopolítico y una economía basada en recursos naturales y tecnológicos. Franz brinda más detalles del guión: “Todas las instituciones, la política, los medios de comunicación, la religión, la cultura, se basan en el dinero. Si no hay dinero, no funcionan. Hablaremos de quienes manejan la economía del país. Plantearemos la ´corporatocracia´: la democracia es una ilusión, las disyuntivas políticas no existen, los medios masivos de comunicación desinforman o estupidizan, la educación deficiente no es casualidad. Hay una serie de corporaciones, de empresas multinacionales, algunas manejan la minería, el tema energético, la soja. Esto va a llegar a un límite en los próximos 15, 20 años. Argentina produce alimentos para 400 millones de personas, podríamos alimentar a toda Sudamérica, sin embargo se mueren de hambre 9 pibes por día. Esas cosas queremos mostrar en el documental”.
Quienes integran el movimiento Z definen el sistema monetario como una farsa que mantiene controlada a la población mediante la ilusión de libertad: todos creen que pueden elegir porque encuentran en el mercado variedad de productos, de marcas y de colores. Dicen que las soluciones no provienen de parte de líderes, a quienes les convienen el caos y el desorden porque los mantiene en la cima. Sostienen que la verdadera espiritualidad es comprender el orden natural del universo y no se califican como utópicos o idealistas: “No es un ideal nuestro, la realidad nos lleva a esto, miremos el mundo que nos rodea, hay que hacer algo y eso es lo que nos motiva”.
Aspiran a tener listo el documental antes de que termine el año, presentarlo en un lugar público, en lo posible algún cine independiente que les abra sus puertas, proyectarlo en plazas y, por supuesto, subirlo a Internet para ampliar la cantidad de personas que tengan acceso a conocerlo. “Invitamos a una transformación, eso es lo que nos interesa, que quien lo vea analice su vida, su realidad y elija si quiere seguir así o cambiar”, resume Franz.
En estos tiempos, la revolución detona en la pantalla, promete contagio, cambio social y un mundo dichoso. O lo creemos y sintonizamos, o es otro mito.

Mu33

La otra agrovida

Publicada

el

Con poquito aportás muchísimo ¡Sumate!

Naturaleza Viva. Un campo donde no se usan herbicidas, pero es rentable, fértil, mejora los suelos y la calidad de cada producto. La diferencia entre ciencia y marketing científico.
(más…)

Seguir leyendo

Mu33

El punto límite

Publicada

el

Con poquito aportás muchísimo ¡Sumate!

Viviana Peralta comenzó tirándole ladrillos a los camiones que fumigaban el campo de soja vecino, desesperada porque su beba no podía respirar. La justicia le dio la razón y ordenó parar el bombardeo de agroquímicos.
(más…)

Seguir leyendo

Mu33

Marcas

Publicada

el

Con poquito aportás muchísimo ¡Sumate!

Crónicas del más acá
(más…)

Seguir leyendo

LA NUEVA MU. Dar pelea

La nueva Mu
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido