Sigamos en contacto

Mu42

Mirá cómo tiemblo

Publicada

el

Los vecinos del Arroyo Sarandí filman una película de terror para reflejar sus padecimientos. Los chicos son los protagonistas de esta historia de mutantes y corrupción.

En Sarandí, Avellaneda, hay muertos vivos, líquidos radioactivos y olores pestilentes. El Río de la Plata tiene un hijo que nace en Claypole y llega hasta Avellaneda contaminando todo a su paso. El arroyo Sarandí atraviesa casas y calles llevando los residuos que casi veinte empresas arrojan sin cuidado ni control. Los niños sufren distintas enfermedades respiratorias y en la piel. Los adultos también. Esto y más han reclamado los vecinos que desde 2009 buscan dar vuelta la historia, sin resultados. Una gran película de terror. Y eso es lo que han encarnado, junto a la productora de cine independiente Cosa Mostra, en un cortometraje donde la ficción no logra superar esa realidad, pero sí vomitarla. Con ustedes, Corina mutante.
Hacela corta
En marzo de 2010, la Asociación Civil Vecinos de Villa Corina por un Futuro Mejor ya había organizado otro original reclamo. Fue entonces que los vecinos eligieron a Miss Contaminación, pescaron residuos del Sarandí y pusieron música y letras a sus reclamos junto a bandas de la zona. El Arroyofest fue un éxito, aunque simbólico. Ahora los vecinos fueron por más.
La idea del cortometraje nació de la amistad con los Cosa Mostra, una productora de cine especializada en el género de terror. Los protagonistas son los chicos. La historia imagina que son los únicos capaces de llevar adelante el reclamo, ante la indiferencia de esos zombies, los adultos. “El corto va a marcar un antes y un después en la lucha social de este barrio, porque interpela a aquellos que no hacen nada para cambiar todo esto”, asegura con inquebrantable fe Néstor Saracho, integrante de la Asociación Civil. A su alrededor son más de veinte los chicos que rondan los 10 años pero ya tienen bien claro qué está pasando y de qué están actuando. Se divierten en las escenas que incluyen bombitas de agua podrida –que arrojaron sin piedad a este cronista que tranformaron en actor– y se excitan cuando Cristián, uno de los directores, les grita “¡acción!”. Tadeo, 10 años, se pone serio cuando se menciona al Sarandí: a los ocho sufrió deformaciones en las orejas, nuca y rodillas que alarmaron a padres y médicos. “¿Vive cerca del Sarandí?”, preguntaron los especialistas. “A 50 metros”, respondió su padre, Andrés, vecino y potencial actor de Hollywood: ahora las cámaras lo filman tirado, escupiendo sangre (agua con colorante) y manchándose la camisa que lo transforma en la ficción en un ganador: es el empresario amigo del intendente. Tadeo lo mira y estalla en carcajadas.
El guión fue escrito en conjunto por los vecinos y otros amigos que se sumaron a la propuesta. Uno de ellos, por ejemplo, es Leopoldo, vecino de Quilmes e integrante de la asamblea que denuncia la apropiación de la costa de Avellaneda-Quilmes por parte del Grupo Techint y su proyecto inmobiliario que atenta contra una reserva natural. Leopoldo encarna el personaje del jefe comunal Forroresi.  Cambiaron un par de vocales, en honor al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y a todo político que promueve iniciativas empresariales en desmedro de la salud. en el corto termina linchado por los niños zombies.
La historia real de Sandro, Andrea y sus tres hijos demuestra que la metáfora de los zombies lejos está de ser ficticia. Ahora están maquillados y se ríen con ganas de lo que parece un verdadero disparate, pero lo que viven cotidianamente es lo realmente desquiciado. Su casa está entre el arroyo y una fábrica de plásticos que arroja los residuos químicos a las puertas de su rancho, literalmente. Fueron más de veinte veces a tocar la puerta de la Intendencia sin resultados. Sandro señala las piernas de uno de sus hijos, con sarpullidos por corretear en la puerta de la casa, que es la ribera del arroyo. “A veces me despierto por el olor”, dice todavía maquillado, ya terminada la filmación.
Sin ficción
Se entiende, entonces, por qué en esta película la escenografía es la realidad misma. Las primeras escenas del corto se rodaron en la propia casa de Sandro. Las finales, en cambio, se trasladaron a una plaza recientemente inaugurada por la gestión Ferraresi. El pasto es verde y prolijo, hay juegos, una cancha de fútbol. Lo que no saben los niños que allí juegan es que estudiantes de la Licenciatura de Biotecnología de la Universidad de Quilmes comprobaron que los suelos están cargados de metales pesados, potencialmente tóxicos. La plaza está edificada sobre el lecho del arroyo Sarandí.
Toda esta información fue usada por los vecinos para hilvanar la historia de la batalla por el saneamiento. Entre otros combates, les toca enfrentar el agujero negro que produjo allí el descontrol estatal. Por expreso pedido de los vecinos, la Secretaría de Producción, Política ambiental y Empleo, registró en esa ribera veinte fábricas que manipulan desde metales y productos químicos, hasta alimentos y curtiembres. El informe data del 12 de mayo de 2010. Néstor Saracho, fundador de la Asociación está recolectando, junto a otros vecinos, diagnósticos médicos que prueben la situación de emergencia sanitaria del barrio para presentarlos como pruebas en la causa que quieren iniciar en los Tribunales Federales de Quilmes.
En tanto, junto a los Cosa Mostra harán de esta historia un recorrido por la delgada línea entre el terror y el humor. Intentan así ponerle imaginación a una protesta. Pretenden también presentarlo en el festival de cine de terror Rojo Sangre que se celebra todos los años y en los que Cosa Mostra ganó los últimos dos por el voto del público. La presentación oficial será en la  Plaza Ismael Moreno, de Sarandí, donde se filmó parte del cortometraje. También irá girando por escuelas y organizaciones barriales, con la clara intención que siempre tiene este género: que los zombies despierten.

Mu42

Nada por aquí, todo por allá

Publicada

el

San Juan, el reino de la megaminería. La historia política cuenta que fue la primera provincia en hacer lobby para imponer el modelo minero. Hoy es la capital de los megaemprendimientos. También del silencio: los que trabajan en Barrick Gold no pueden contar nada de lo que allí sucede y hasta sus familiares callan para no comprometerlos. Pero nada es perfecto: en esta nota hay fotos y voces que describen qué está haciendo la minera en la Cordillera.
(más…)

Seguir leyendo

Mu42

Las piedras hablan

Publicada

el

Las Cuevas de las Manos y el peligro minero. El mayor tesoro arqueológico de Argentina convive con explotaciones de oro a cielo abierto gracias a una ley de la provincia de Santa Cruz que declaró la zona “de especial interés minero”. Quiénes están detrás de estas empresas, cómo logran eludir los controles y cómo operan los medios comerciales en este peligroso juego. Y cómo, a pesar de todo, los pobladores de la zona lograron ganar una batalla increíble: nadie allí apoya a las mineras. Ahora el desafío es lograr que declaren a toda la zona como patrimonio cultural.
(más…)

Seguir leyendo

Mu42

El mensaje es el mensaje

Publicada

el

Nuestra hipótesis sobre la comunicación hoy. Estamos en un momento extraordinario. El capitalismo mediático está en crisis. Nada le garantiza que esta decadencia no termine en la extinción, como artefactos obsoletos de una era que comenzó con Gutemberg y terminó hoy. El interrogante es si este caldo en el que bulle el futuro no nos convierte en leña también a nosotros, los periodistas.
(más…)

Seguir leyendo

La última MU: Amor o muerte

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.

0:00
0:00