Sigamos en contacto

Mu76

La otra noticia

Publicada

el

La Pulseada y la obra del Padre Cajade. La revista festejó sus 12 años en medio de un reclamo social que puso a los chicos a pensar qué es la política.

El pibe tiene 16 años y va directo al hueso. “Ningún pibe nace chorro y nadie va a ser chorro porque quiere”. Pum. Primer cross a la mandíbula. “Los medios no muestran todo. Por eso hay que fijarse por qué el pibe llegó a ese lugar, cuál es la situación por la que tiene que pasar para salir a robar, por qué no tiene trabajo ni estudios”. Pum. Segunda piña. Sigue: No es que el país está así por los pibes: los pibes están así por el país. Es como cuando dicen que quieren bajar la edad penal. Es cierto, muchos pibes están en cualquiera porque se abusan de la edad, digamos, pero en vez de meter en cana a los pibes, ¿por qué no los agarran y los meten en lugares así como éstos? Los ayudarían. Pero no. Es más fácil agarrarlos, encerrarlos y listo”. Pum. Knock out.

El ring con Agustín Sanguinetti no es en un cuadrilátero. El pibe está sentado alrededor de una mesa de madera en el patio de lo que acaba de  llamar “lugares así como éstos”. Habla de Casa Joven, ubicado en barrio Aeropuerto, uno de los cinco emprendimientos sociales de la Obra del Padre Carlos Cajade, que desde hace casi 30 años realiza trabajos para resguardar y garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes en La Plata.  Este es el ring. O uno de ellos. Acá llegan, hacen actividades, bailan, cantan, pelean. Todos los días. Y también hacen periodismo. Agustín es uno de los jóvenes que integran Baruyo, un proyecto periodístico realizado por adolescentes cuyos coordinadores quieren transformarlo en un suplemento de la revista La Pulseada, que en abril cumplió 12 años de vida.

Stop. ¿Esto no es una nota sobre la revista La Pulseada? Sí, pero también es una nota sobre la pulseada de una obra que, mes a mes, sufre el vaciamiento de la política de niñez de la provincia de Buenos Aires.

Inundados

Daniel Badenes, 31 años, cuenta que se sumó a La Pulseada desde el número 1 en un puesto clave para toda publicación autogestiva que da sus primeros pasos: el de lector. En 2004, dos años después, publicaría su primera nota sobre Darío Jerez, un desaparecido en democracia en Santa Teresita. Luego vendrían más colaboraciones, reuniones, y un camino que lo ubicó, en diez años, como director de la publicación y presidente de la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de la Argentina (AReCIA), el movimiento que aglutina a las publicaciones autogestionadas. “La revista siempre fue un doble proyecto: una pata social y otra periodística. El primer esquema de distribución estuvo basado en articulaciones sociales: el vendedor pertenecía a algún movimiento social, biblioteca popular, comedor comunitario. Y, en esa primera estructura, si la revista valía 2 pesos: 1 le quedaba al vendedor, 50 centavos a la organización y los otros 50 a la revista. Y la nota publicada se pagaba con un casete, una lapicera y un par de pilas. Impensado”. Hoy ya circulan, además, por  los canales comerciales más tradicionales.

Badenes señala que las inundaciones que azotaron los barrios de La Plata en abril de 2013 marcaron un antes y después. “Todos estos años nosotros tuvimos pauta municipal, pero este año no tenemos porque no les gustó nuestra cobertura.” La Pulseada comenzó una investigación que llevó a sus periodistas por cada una de las casas velatorias de la ciudad para verificar la cifra oficial de muertos. En un año publicaron más de 100 notas. Muchas están incorporadas a la causa judicial que instruye el juez Luis Arias.

Deudas

Los 12 años de La Pulseada quedaron cristalizados en un libro que recopila doce de los mejores artículos publicados a lo largo de 117 números. Sin embargo, más allá de los festejos, el año comenzó agitado debido a una deuda que la gobernación de la provincia de Buenos Aires sostenía con los emprendimientos sociales. De hecho, cuatro centros comunitarios no pudieron abrir en febrero debido a la falta de recursos. Uno de ellos fue la Casa Joven. El cierre afectó a 250 jóvenes y bebés.

“La Provincia delega la protección integral de la niñez en organizaciones sociales, a las que después le pagan 15 pesos por día por pibe. Este marzo, ese monto era el mismo que les pagaba en marzo de 2009. Nosotros tuvimos que presentar un recurso judicial denunciando que no solo nos dan dos mangos, sino que también generan deuda”, sostiene Badenes. ¿Cómo se genera esa deuda? “Las becas son bimestrales. Entonces en vez de pagar al comienzo del bimestre, la Provincia paga una vez vencido, lo que provoca que tengas que sacar plata de la galera para darles de comer. Eso, sumado a  que la ley de protección integral de la niñez y adolescencia nunca se cumplió . De hecho, los 600 millones de pesos que el gobernador anunció para la emergencia de seguridad equivalen al presupuesto entero del año pasado de la Secretaría de la Niñez”.

Parte de esa deuda se saldó –con atrasos, como apunta Badenes- y hubo un aumento del 20 por ciento en las becas. Fue la respuesta que consiguieron luego de organizar una movilización que reunió a 2 mil personas que llegaron al centro de  La Plata con pancartas, bombos y canciones para exigir una respuesta. “Nosotros queríamos que los chicos y las chicas se piensen como sujetos y actores políticos, que no piensen la política solo desde lo partidario, porque los reclamos que hacemos en este mundo también son política. Le planteamos ¿por qué la plata va para un lado y no para el otro? Si íbamos a marchar, los pibes tenían que saber por qué nos movíamos”, cuenta Ana Bader.

La inseguridad

El Padre Carlos Cajade falleció en octubre de 2005. La Obra es inmensa y puede apreciarse por el legado que dejó en cada uno de los proyectos sociales y productivos que hoy siguen en pie. Fue obrero en el frigorífico Swift, se metió en la JotaPé, fue secretario general del Movimiento de Chicos del Pueblo y en 2001 marchó desde La Quiaca hasta Plaza de Mayo para reclamar por los derechos de los chicos. La Obra, además de la revista, también tiene como emprendimientos productivos una granja, una panadería y una imprenta.

“Hacemos un trabajo con algo que el cura decía: ´acompañar la estrella de los pibes´. Es trabajar sobre la restitución de derechos. Las casas son una parte: el derecho a la recreación, a un espacio saludable, placentero. Después, buscamos avanzar sobre otros derechos: la vivienda, la salud, la educación”, apunta Ana.

Ahora mismo están creando una producción para presentar en la próxima edición de Jóvenes y Memoria. ¿Qué están preparando en Casa Joven? Agustín se pone nuevamente los guantes. “El tema es sobre la seguridad y la inseguridad. Están poniendo más plata para móviles y todo, y menos plata para los lugares así  Y si se pierden lugares como este ,que contienen a los pibes, que los sacan de la calle, va a haber más inseguridad. La causa de todo es la desigualdad”.

Entendí: esta es la pulseada.

Mu76

Una historia cinco estrellas

Publicada

el

La justicia determinó que deben desalojar el hotel, luego de haber logrado reactivarlo. La telaraña judicial que consagra la impunidad de un grupo económico que nunca le pagó al Estado. Qué defienden los trabajadores cuando gritan: El Bauen es de todos.
(más…)

Seguir leyendo

Mu76

Volver al futuro

Publicada

el

El investigador Andrés Ruggieri analiza el modelo autogestivo que ya reúne 311 experiencias. Fuerzas, debilidades y posibilidades.
(más…)

Seguir leyendo

Mu76

Noticias con patrón

Publicada

el

El legendario diario Crónica, fundado por Héctor Ricardo García, se ha convertido en un símbolo de la precarización laboral en el periodismo. Las maniobras para eludir los derechos que amparan a este oficio y a la organización gremial de sus trabajadores. La llegada al mercado argentino de una nueva forma de plantear la producción de las noticias, que ya fracasó en el mundo entero: el látigo de la convergencia.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.