Sigamos en contacto

Mu78

Punk en la web

Publicada

el

Flor Linyera es la tecladista de las Kumbia Queers, y acaba de editar su primer disco solista que ya se puede escuchar en la web.

Flor Linyera

«Y aunque creas que no es el momento, está pasando, lo estoy viviendo”, canta Flor Linyera en Acá, uno de los temas de su debut como solista. Antecedentes se llama el álbum que ya se puede escuchar desde la web y que pronto tendrá su edición física en CD. Pero no se trata de su primera experiencia en un estudio de grabación. Ella además es la tecladista de Kumbia Queers y, como tal, participó de los dos últimos discos de este combo de punk tropical. Lo que está pasando ahora es que esta ex estudiante de filosofía encontró el momento, a sus 25 años, de mostrar un puñado de canciones muy personales. Temas que fueron íntimos quizás en su momento de composición, pero que tocan la fibra de muchas y muchos jóvenes de su generación. Canciones de amor y de urgencia. La ansiedad y el descontento en formato de canción electrónica, cumbia y punk rock.

El largo viaje

¿De dónde viene Flor Linyera?

De Bahía Blanca. Me vine a Buenos Aires cuando las Kumbia Queers me invitaron a tocar hace cinco años. Allá tenía un colectivo que se llamaba Arden Las Calles. Y tocaba la guitarra en bandas de rock. También organizaba fiestas. A esas fiestas invitamos a tocar a las She Devils y a Juana Chang, y más tarde a las KQ. Igual las conocía porque era fan de She Devils. Hasta que un día me invitaron, diciéndome que necesitaban tecladista. Era el año 2002. No sabía tocar teclados. Estaba estudiando filosofía en la Universidad de Bahía Blanca, pero me vine igual. Dejé la vida universitaria, aunque me encantaba la carrera, pero no era para mí. Cuando me invitaron a tocar, dudaba, pero mi vieja me sacó el pasaje y me dijo “en una semana te vas”. A los dos meses de mi ingreso a la banda comenzamos a grabar con Pablo Lescano (Damas Gratis) en la producción. Pablo me enseñó todo lo que tenía que hacer en los teclados. Fue mi mejor maestro. Tocando con él entendí de qué se trata la cumbia. Al año de mi ingreso a la banda nos fuimos de gira, primero a México y luego a Europa. Tenía 20 años.

¿Qué fue lo más raro que te pasó estando de gira con las Kumbia Queers?

Lo que pasa con las Kumbia Queers es que no entrás ni en la cumbia ni el rock. Tanto los cumbieros como los rockeros te discriminan (risas). Ahora no tanto, porque todo está más mezclado, pero hace unos años era más difícil. Además somos seis mujeres que no entran en los estereotipos. Nos pasó de tocar en un festival de música latina en Suiza… El lugar estaba lleno de salseros, gente grande, y de repente subimos nosotras y nadie entendía nada. En Polonia íbamos a hacer unos recitales que se suspendieron por culpa de los fachos, que amenazaron al organizador. Caminábamos por calle y había nazis esperándonos para provocarnos. No lo digo como queja, porque la experiencia de estar viajando por el mundo tocando cumbia es alucinante… Pero la verdad es que ahí se puso picante.

¿Cuándo comenzaste a grabar los temas que componen Antecedentes?

Son temas que venía laburando desde 2008 ó 2009. Y si no los sacaba ahora no podía seguir haciendo cosas nuevas. Necesitaba cerrar una etapa. Por eso le puse Antecedentes. No sé si son temas que me representan tanto en lo que soy hoy en día. Hoy quizá estoy con la cabeza en otras cosas, otro tipo de letras sobre todo. Quise sacar este material con la idea de empezar a moverme un poco sola también. Que salgan fechas para tocar y poder viajar sin la necesidad de la logística que implica coordinar a seis personas. Igual todavía no sé como voy a presentar mis temas en vivo porque todo lo grabé yo sola. El primer paso fue subir los temas a la web, ahora estoy tratando de que tenga una edición en formato físico. Lo voy a hacer yo sola, no a través de la UMI (Unión de Músicos Independientes). No porque me parezca mal, sino porque quiero hacerlo a mi manera, con mis tiempos, como vine haciendo todo hasta ahora. Los temas de Antecedentes surgieron así: la letra y la música compuestas en el mismo día.

Cómo pinta todo

Además de las composiciones propias hay en Antecedentes algunos homenajes. Tal es el caso de Pinta Todo Re Mal, tema de Damas Gratis adaptado por ella al ritmo y a la instrumentación del punk rock. O como en Moriré, de la banda punk Sin Ley, donde transita el camino inverso, transformando esta oda a la cerveza en una cumbia que no desentonaría en un baile de Isidro Casanova una noche de sábado cualquiera. “Creo que estas bandas de cumbia y el punk rock tienen el mismo espíritu. Vos escuchás un tema de Flema y uno de Pibes Chorros y es prácticamente lo mismo. Los arreglos musicales pueden ser distintos, pero comparten el nihilismo y la crudeza. Hoy es más punk hacer una música distinta al punk rock que seguir interpretándolo de la misma forma en que se tocaba hace 35 años. Para mi punk es cambiar, es movimiento e ir en contra de lo establecido. Si el punk tuvo una estética, fue por rebelarse en contra de lo que era aceptado en ese momento”.

¿La bronca te moviliza al momento de escribir?

Es mi motor principal. Creo es que algo que le pasa a todo el mundo. Contento no hacés nada. Lo más motivador es la tristeza, la bronca y la impotencia. Generalmente todo lo que escribo lo hago estando enojada (risas). Y las canciones de amor son más bien de desamor. No es que todo el tiempo yo vea las cosas así, sino que son los momentos en los cuales así me siento los que me motivan para escribir y grabar canciones. La bronca y la tristeza son momentos importantes en la vida, de los cuales es mejor aprender. La música puede ser una herramienta para transmitir ideas y compartirlas con otras personas.

¿Cuáles son las cosas que te dan bronca?

Muchas. Desde mí misma hasta los gobiernos. Desde la desigualdad hasta las redes sociales. Es imposible salirse de eso. Si tenés una banda no podés quedarte afuera de las redes sociales. Si tenés algo para decir y querés que alguien te escuche no tiene sentido quedarte afuera. Pero a la vez se vuelve todo vacío, pura imagen.

¿Y qué es lo que te motiva?

Me motiva la gente que te escucha. Poder viajar también es estimulante porque quizá  te ayuda a cambiar la perspectiva sobre algunas cosas. Dar un recital y que la gente esté descontrolada dando todo… Eso sí que es motivador. La gente que está resistiendo, por un montón de causas, es motivadora. La resistencia al desalojo de la Sala Alberdi, la Carpa Villera, esas son cosas motivadoras. Es lo que te hace aguantar. Ver que no estás solo. Saber que se puede construir algo buenísimo, en algún momento y en algún lugar. Por lo menos, como dice Morrissey, “hay una luz que nunca se apaga”.

Mu78

El último grito

Publicada

el

Murió la moda, nació la autogestión. La socióloga Susana Saulquin analiza los efectos sociales, productivos y políticos del fin de la moda en su libro Política de las apariencias. Una revolución que cambió todos los paradigmas. Cómo afectó a las marcas la condena social a los talleres clandestinos. Qué rol juegan las redes sociales en la construcción de la propia imagen. Cuáles son los nuevos valores que marcan las tendencias. Y qué muestra la ética a la hora de vestirse. La batalla que viene: lo orgánico vs. lo transgénico. ¿Quién gana? Nómina completa de las 113 marcas denunciadas por trabajo esclavo.
(más…)

Seguir leyendo

Mu78

Diseño de identidad

Publicada

el

Lohana Berkins, fundadora de la primera cooperativa travesti, repasa los seis años de esa experiencia textil, junto a la demanda por un futuro sin discriminación.
(más…)

Seguir leyendo

Mu78

Ganarse la vida

Publicada

el

Textiles Pigüé es la cooperativa que recuperó una planta de la ex Gatic (licenciataria de Adidas) y obtuvo la expropiación definitiva y escritura de la fábrica. Generó nuevas fuentes de trabajo, incluso para ingenieros industriales que ahora piensan en términos de autogestión junto a los demás trabajadores. Ocupar, resistir, y producir con inteligencia.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.