Sigamos en contacto

Mu91

Qué anatomía

Publicada

el

César Fidalgo dirige el equipo del Hospital público de La Plaa que realizó la primera cirugía de reasignación de sexo. Cómo aprendió lo que la universidad no enseña.

César Fidalgo

Es domingo, llueve a cántaros y hace un frío de hielo, pero nada de eso impide que un grupo de médicos esté respondiendo preguntas en un salón de la Escuela Nacional de Arte Dramático. Así de atípica es esta reunión organizada especialmente para capacitar a referentes de todo el país para  hacer cumplir en cada centro de salud público lo que acaba de reglamentarse por ley: el acceso integral de salud a las personas trans. Por qué los médicos están allí un domingo frío y de lluvia es lo primero que explica el doctor César Fidalgo: “A ustedes les debemos lo que somos”.

El doctor Fidalgo es la cabeza de un equipo interdisciplinario que se formalizó en el Hospital Gutiérrez de La Plata a partir de la sanción de la Ley de Identidad, pero que ya viene trabajando desde 1997, cuando se realizó allí la primera cirugía “de reasignación sexual”, término que alude a la operación capaz de recrear anatómicamente el sexo percibido. Hasta ellos había llegado Juana, una travesti que había logrado un fallo judicial que autorizaba la intervención. “Peregrinó por varios hospitales y en todos le decían lo mismo: no sabemos hacerla. Nosotros tampoco, pero como teníamos más entusiasmo que carrera que resguardar, nos atrevimos a hacerle una propuesta: que nos espere un año. Y en ese período viajamos a Chile a capacitarnos”. Juana tuvo la valentía de ponerse en manos del cirujano sabiendo que su operación sería la primera, pero también la que posibilitaría a muchas otras poder recurrir a un hospital público para encontrar una solución que en el ámbito privado se cotiza a precios inaccesibles.

Desde entonces hasta la ley, en ese hospital se realizaron un promedio de 25 consultas anuales. Hoy calculan que suman 50 por semana. Y la lista de espera para cirugías es de 3 años. La demanda es producto de que allí se encuentra el único equipo especializado en este tipo de intervenciones que no obliga a las personas trans a iniciar el trámite en el servicio de Psiquiatría. “Fueron ustedes, también, las que nos enseñaron cómo atenderlas, con el respeto y la contención que este tipo de consultas requiere”, asume el doctor Fidalgo. A su lado hay tres mujeres que comparten con el resto del auditorio su experiencia quirúrgica. Una de ellas es la que les ha permitido mejorar la técnica. “Por una intervención previa que había tenido, no podíamos aplicarle el método que aprendimos en Chile. Entonces, volvimos a formularle la propuesta: si nos esperás un año, vamos a Tailandia a perfeccionarnos. Y así fue”.

La demanda

El equipo cuenta con una ginecóloga especialista en endocrinología, clave para la salud de las personas trans, ya que la principal demanda médica del sector es el tratamiento hormonal que ayuda a desarrollar y a disminuir los rasgos femeninos o masculinos, según sea el caso. Hasta ahora estos tratamientos se automedicaban. Las consecuencias ni siquiera están sistematizadas, pero la realidad indica que costó hígados y vidas, por eso es fundamental contar con la supervisión médica para mejorar no solo la calidad de vida de la población trans, sino su duración: son pocas las que sobrepasan los 50 años sin graves consecuencias en la salud.

El segundo motivo de consulta más requerido tiene relación con la terapia hormonal: la orquiectomia es la técnica quirúrgica que extirpa los testículos, responsables de generar las hormonas masculinas. El interés por esta técnica está motivado, en realidad, por el costo de las terapias hormonales que muchas creen que esta cirugía lograría ahorrar.

Recién en tercer lugar se ubican las consultas por “reasignación de sexo”. En el caso de las vaginoplastías se trata de cirugías largas –duran entre 7 y 12 horas- que requieren seguimiento médico posoperatorio y un compromiso activo de la paciente, que desde las primeras horas debe hacer ejercicios especiales. Explica el doctor Findanza al grupo que lo escucha atentamente: “El cuerpo tiende a reconocer a esa vagina recreada como lo que es: una herida. Y a cerrarla. Por eso es vital ejercitarla durante los primeros días”.

La experiencia acumulada le permite a Fidanza reconocer el camino recorrido: “Comenzamos a atender sin entender y nos llevó muchas entrevistas acceder al mínimo conocimiento necesario para tratar estos casos. Lo humano, más que lo médico, fue lo que nos permitió aprender lo que hoy sabemos. Al día de hoy no hay una universidad que nos forme para abordar estos temas. Y la ciencia médica necesita clasificar: todo nos tiene que cerrar en alguna casilla. Es muy difícil para alguien que tiene esta formación reconocer que no hay casillas, que hay que trabajar, pensar y elaborar estrategias caso por caso”.

El desafío que se abre ahora, advierte Fidalgo, representa el verdadero cambio: “La salud pública era expulsiva y ahora está obligada a incluir y muchos colegas todavía ni saben qué. Eso ya es un indicio de quién va a educarlos: hay que aceptar que las personas trans son las que más saben de esto”.

Mu91

Trans-formarse

Publicada

el

El movimiento trans ha logrado que Argentina se convierta en un país único en el mundo. No sólo por la sanción de la Ley de Identidad sino por las rápidas consecuencias que esa conquistq tuvo en las vidas de las personas que hasta hace poco tenían como único destino social la prostitución. Cómo impactan estos cambios en toda la sociedad, y qué cuestionan.
(más…)

Seguir leyendo

Mu91

Había una vez

Publicada

el

Gabriela Mansilla es la mamá de Luana, la primer niña trans que logró ser reconocida como tal. Una historia que revela qué significa el derecho a la propia identidad, y los laberintos familiares. El regalo que Luana le hizo a Mu.
(más…)

Seguir leyendo

Mu91

Otra vida

Publicada

el

Vida Morant dirige un bachillerato fundado como espacio de inclusión. Avances y enigmas de las políticas públicas.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.