Sigamos en contacto

Mu94

Tripa corazón

Publicada

el

Frank Vega, dibujante e ilustrador. Alumno de Breccia y discípulo de su ética y estética, sus creaciones gráficas reflejan una realidad transgénica que, desde el 15 de marzo, expondrá en MU Trinchera Boutique.

frank vega

Ver los dibujos de Frank Vega  es chocar contra un mundo de sensaciones crudas: miedo, extrañamiento, risa y fascinación. Sus universos imaginarios y mutantes juegan con la realidad y reflejan una visión crítica de la sociedad actual, todo al mismo tiempo. Eso aprendió de su maestro, Alberto Breccia: hay que dibujar con las tripas sobre la mesa.

Frank es Juan Francisco, nació en 1974 y dibujó desde muy chico: tenía 8 años y sus compañeros ya le pedían que les regalara superhéroes. En su infancia también tuvo sus primeros contactos con las revistas Fierro y Humor, que fueron para él como un golpe en la cabeza. Lo enloqueció Tabaré, sus microbios y sus dibujos de la saga Vida Interior.

Fue autodidacta hasta los 17 años, cuando conoció a Alberto Breccia y le enseñó las técnicas de la historieta. Habla de él como El Viejo, mote que quizá resume al maestro, al sabio, al padre. Cuenta que Breccia abordaba la historieta de una manera muy poco ortodoxa, que cada guión suyo lo interpretabas de una manera distinta y que rompía con todo lo convencional. ¿Por ejemplo? Usaba gilettes para dibujar. “El viejo siempre fue en busca de la expresión. A cada alumno le dedicaba su tiempo. También era muy directo y muy frontal, por eso muchos se iban en seguida”.

Mataderos

Las tripas arriba de la mesa, decía Breccia. Frank advierte que no era sólo una frase, sino la forma de transmitir literalmente su experiencia. La familia de Breccia vivía en Mataderos, él trabajaba en un frigorífico, y entre tripa y tripa, dibujada afiches con carbón. Era común que Breccia contara esas anécdotas de su vida en medio de sus explicaciones sobre cómo usar el blanco y el negro.

Cuando Frank terminó de estudiar con su maestro, en 1992, justo cerraron Fierro, Columba y Escorpio, los clásicos tanques de la historieta argentina. La sálida laboral estaba complicada. Sus compañeros del taller conocieron a unos colegas vascos en una Bienal organizada en Cuba, quienes les comentaron la experiencia de la autoedición, que en Argentina todavía no existía. Así surgió El Tripero, revista autoeditada de historietas realizada por los alumnos de Alberto Breccia.

Algunos dibujos de Vega publicados en MU

Trabajo y vocación

El Tripero nació con tapas hechas por ellos mismos, en serigrafía, y gracias a una colecta: aportaron cien pesos cada uno, que en ese momento representaba para ellos un montón de dinero, un esfuerzo y una apuesta: que ganen los sueños. Hicieron tiradas de mil ejemplares que vendieron mano a mano. “Lo más interesante de autoeditarse es que sacás el producto que querés, lo hacés en el formato que te gusta y controlás vos tu tapa y tu diseño”.

Con esa fórmula salieron durante casi diez años desde el 1994 hasta el 2003. Si hoy mira esos ejemplares, dice Frank, sus dibujos no le gustan: sólo tenía 18 años y siente que con el tiempo pudo profundizar su arte. Está claro que para Frank dibujar bien es eso: algo que se gana con mucha dedicación y esfuerzo. “En la historieta tenés que aprender a disfrutar de corregirte hasta que quede lo que te gusta. No es la inspiración ni la primer cosa que te sale lo queda bien”.

Hasta hace unos años Frank no quería que sus dibujos se transformaran en un trabajo, pensaba que el arte era una cosa inmaculada y había que manternerla lejos de la obligación. El sustento, entonces, se lo ganaba pintando casas, como empleado en una verdulería o en un supermercado. Hasta que un día alguien le ofreció hacer un storyboards: guiones gráficos para publicidad. Algo así como contar con dibujos el aviso que luego se filmará. “A pesar de las contradicciones que tiene trabajar en eso, me di cuenta que si hacés lo que sabés hacer y te sólo dedicás a eso, se te tranquiliza la cabeza. Eso me permitió, por ejemplo, comenzar a desarrollar en libretas la idea de realizar un dibujo por página: tenían que ser obras que pudiera hacer en la sala de espera de los productores. Trabajo mucho con las cosas que veo en la calle, las copio y después las desformo. Es un trabajo más surrealista y no tienen boceto previo”.

Hacer historia

Frank me muestra su libro con una sonrisa: es amarillo, rectangular y se llama Mortadelas Salvajes. Lleva el mismo nombre que el blog en el que se puede ver gran parte de su obra. Miro una vez el dibujo de la tapa. A primera vista, me evoca un mundo apocalíptico. Veo el humo, las grietas en el piso, plantas gigantes y seres extraños. Luego, veo el detalle. Hay casas bajas con alambre de púa, varias fábricas, un río entubado y gente empujando un auto que se quedó en el camino. Es un paisaje típico de una zona fabril del segundo cordón del conurbano bonaerense. Frank me cuenta que se inspiró en Carupá, partido donde tenía amigos de la infancia y que, desde entonces, los límites de la urbanidad y los monoblocks son paisajes que le quedaron marcados a fuego. Esos espacios donde se mezcla lo rural con lo urbano y conviven la calle de tierra y el asfalto, el caballo y la fábrica. 

Una de las historietas está co-escrita por su mujer, Florencia Conlazo, maestra de educación especial. Se llama Pititi y su protagonista es un extrarrestre que busca trabajo, es vago, se deprime y trata de hacer avivadas que le salen mal. Pititi es una figura extraña haciendo cosas cotidianas: ciencia ficción aplicada al barrio.

Realidad deforme

Tus trabajos fueron publicados acá y en España, pero desde hace pocos días también forman parte del Hospital Velez Sarsfield, ubicado en el barrio de Villa Luro. Allí se puede ver su mural de 1 por 2 metros, como parte de la muestra Museo Urbano. La obra se llama Proceso apocalíptico bonaerense y está atravesada por un elemento presente en toda nuestra sociedad: el cielo y el infierno, los que suben y los que bajan. “Quería representar qué pasa arriba y qué pasa abajo. Sentí que no podía poner cualquier cosa en un hospital porque si alguien tiene que esperar a que le enyesen un brazo era importante que los divierta, y que tuviera cosas para mirar durante un buen rato”.

¿Cómo se dibuja la época actual?

Busco reflejar lo que pasa ahora. El desmonte, el cambio climático y los trangénicos. Los datos de la actualidad, que me parecen terribles. Por ejemplo, las fumigaciones a escuelas con glifosato es una realidad que parece de otro planeta. Otro tema del que hablo: la inyección de narcisismo que hay hoy. Son todos protagonistas y escritores de una historia que cuentan a través de fotos y videos en las pantallas de compus o móviles. Y hay una agresividad enorme. Otro tema que me ocupa ahora: la posibilidad de que Macri sea presidente, porque me deja un vacío que estoy reflejando en una serie de dibujos que subo a mi blog. Siento furia y la estoy dejando ahí. Esos políticos que tienen cara de piedra y son como unos androides a lo que no les importa nada. Estas son las cosas ques trato de decir con mis dibujos.

¿Qué pasa con el humor gráfico hoy?

Por un lado es una delicatessen, como el latín: no es consumido masivamente. Y al mismo tiempo es un lenguaje que está en todas partes: el lenguaje gráfico de Internet, los memes, los globitos del WhatsApp son todos derivados de la historieta.

¿Se puede vivir de la historieta?

Se dejó de vivir de la historieta en los 70. Es una industria que murió muchas veces. Creo que es como un zombie que resistió a Martinez de Hoz, el neoliberalismo, la hiperinflación, Menem y el 2001. Veremos si ahora tendrá que sobrevivir a la amenaza de una  nueva desaparición de la industria gráfica nacional.

Mu94

Agrotóxicos vs Salud

Publicada

el

Los papeles oficiales. A través de un recurso de habeas datas obtuvimos 9 informes del Ministerio de Salud de la Nación. Qué daños producen, dónde y cómo.
(más…)

Seguir leyendo

Mu94

Por abajo

Publicada

el

Una mirada desde abajo sobre lo que pasó en la primera vuelta y la que se viene. Desde Famatina a Esquel, pasando por el conurbano. Cómo analizan el nuevo escenario. La apuesta en común: construir la democracia todos los días, en el barrio y en la calle.
(más…)

Seguir leyendo

Mu94

Palabra oficial

Publicada

el

El viceministro de Salud, Mario Rovere, habla de los agrotóxicos. Por primera vez un alto funcionario nacional responde todas las preguntas sobre el daño que producen a la salud. Qué revelan los últimos estudios, cuál es el rol de las corporaciones y por qué este modelo productivo «choca con el planeta».
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.