Sigamos en contacto

Mu95

Charlas de country

Publicada

el

Cara y ceca del nuevo gobierno. ¿Quién usa camisas con dibujos alusivos al Kama Sutra? ¿Quién recibió un balazo en un piquete? ¿Qué tiene que ver la pelota con los servicios de inteligencia? Acertijos de un gabinete de CEOS que se tuneó para ganar las elecciones.

Al desnudo

El chisme es increíble, pero lo cuenta un legislador nacional no kircherista y eso significa que hay que estar dispuesto a escuchar estas cosas si se quiere conocer algo más que los que curriculums estilo Linkedin con el que hoy se presentan los futuros ministros. Dice así: Alfonso Prat Gay llegó a compartir los bailes de Cambiemos sobre diversos escenarios, incluido el ministerio de Hacienda, empujado por una revelación. La revelación ocurrió en 2012, cuando era miembro de la Coalición Cívica y fue convocado a una reunión en el departamento que tiene sobre la Avenida Santa Fe la diputada Elisa María Avelina Carrió, conocida mediáticamente como Lilita. El economista bajó del ascensor y tocó el timbre. La dueña de casa le abrió la puerta con una sonrisa serena y completamente desnuda. Informó: “Estaba teniendo relaciones con Dios”.

Prat Gay comprendió así que en el futuro sería conveniente visualizar otras anatomías políticas.

Primero intentó una alianza con la agrupación Libres del Sur y parte del radicalismo, que fue derrotada por la propia Elisa Carrió (ataviada) y el ex director de cine Fernando Pino Solanas (ídem), en la interna de un conglomerado de aspecto progresista llamado UNEN. En ese vértigo Prat Gay llegó a visitar la colonia La Primavera de la comunidad qom, atacada por fuerzas policiales y parapoliciales del gobernador Gildo Insfrán. Algunos calificaron ese viaje como “turismo de la pobreza”, pero lo cierto es que correspondió a su etapa más descontracturada: se lo vio concurriendo a conciertos de rock, tango y fusiones diversas off Corrientes, luciendo una camisa con dibujos alusivos al Kama Sutra. Luego, Prat Gay abandonó Unen con una frase que citan sus colaboradores: “La tengo muy difícil con este asunto de ser la derecha de la izquierda. Prefiero ser la izquierda de la derecha”.

Prat Gay fundó una consultora que se llama Tilton Capital, en referencia al lugar donde vivía el economista John Keynes. Y su tarjeta de presentación tiene dibujado unos mostachos, también en homenaje a Keynes.

Quienes lo frecuentan aseguran: “Le interesa lo social”, y mencionan como ejemplo su entusiasmo por los sistemas de microcréditos para pobres, tema en el que interesó a su ex alumna de la UCA, Máxima Zorreguieta, actual reina de Holanda.

Prat Gay, quien mencionó como escandalosa la posibilidad de que ocupara el poder un ciudadano santiagueño, es tucumano.

Su apellido significa “alegre pradera” en catalán.   

Su trayectoria incluye bancos como el JP Morgan -en Nueva York y Londres-, el Central -con Eduardo Duhalde y con Néstor Kirchner- y su rol como albacea de la fortuna de Amalita Fortabat & Flia, que excita investigaciones judiciales por posible evasión.

El asambleísta

La persona del nuevo gobierno que mejor conoce los efectos de lo que suele llamarse modelo extractivo no es el rabino Sergio Bergman, designado ministro de Medio Ambiente, ni tampoco el ex Greenpeace devenido macrista, Juan Carlos Villalonga, hasta ahora fumigado del gabinete. El mejor conocedor de estos temas es el designado Ministro de Defensa, Julio Mashasha Martínez. Riojano de Chilecito, ingeniero agrónomo, radical de toda la vida y diputado nacional desde 2009, integró la comisión de Defensa de la Cámara Baja y fue de los que cuestionó la situación del jefe del Ejército, general César Milani, y su posible complicidad con delitos de lesa humanidad durante la dictadura. Puede suponerse que no fueron estos antecedentes los que sedujeron al macrismo, sino otro mérito: en el balotaje provincial, Cambiemos consiguió un inédito 54% en una provincia siempre peronista, luego menemista y finalmente, kirchnerista: a Mashasha le reconocen así buena porción de ese triunfo.

Martínez participa de las asambleas y manifestaciones riojanas contra la megaminería a cielo abierto. En febrero de 2009 se trompeó con policías que agredieron a las mujeres de Famatina y Chilecito cuando bloqueaban el paso a los vehículos de las mineras. Y en octubre de este año, en Angulos, fue uno de los vecinos que se expresaron con cortes de ruta contra la minera Midais. Las huestes policiales del gobernador Luis Beder Herrera los reprimieron con golpes, gases lacrimógenos y balazos de goma, uno de las cuales acertó en la garganta de Martínez, que quedó vivo para contarlo.

Tuneados

“Sin Marcos Peña, Macri no sería Presidente”. Se trata del joven que se presentó en 2003, a los 26 años, buscando empleo en la Fundación Creer y Crecer, fundada por Macri y Francisco De Narváez. Peña fue incorporado por Doris Capurro, consultora empresaria y política, quien luego emigró hacia el kirchnerismo.

Es hijo de Félix Peña, democristiano que trabajó en el gobierno de Raúl Alfonsín y tuvo como discípula a Gabriela Michetti, quien llegó a ser secretaria de otro democristiano, Carlos Auyero, uno de los fundadores del Frepaso. Auyero falleció de un infarto en 1997 en el programa de Mariano Grondona, durante un corte publicitario, tras una acalorada discusión sobre la represión Cutral Có. Su oponente era  el menemista Eduardo Amadeo, con quien Michetti comparte hoy ideogramas políticos en Cambiemos. 

¿Por qué Peña fue determinante para el triunfo de Macri? Las respuestas citan como ejemplo algunas decisiones clave que él aconsejó y muchos objetaban:

No presentar a Macri a las presidenciales de 2011 para evitar ser arrasado por Cristina, y hacerse fuerte en la ciudad con paciencia zen.

Bancar a Vidal en la provincia.

No acordar listas únicas con los radicales, sino ganarles la interna.

Rechazar la alianza con Sergio Massa. “Peña decía que si Massa no se presentaba los peronistas iban a votar a Scioli y el PRO podía perder en primera vuelta. Así, Massa le quitó votos a Scioli”.

Imponer un tono de campaña de serenidad, alegría y armonía. “Eso midió muy bien desde que vino Sri Sri Ravi Shankar a Buenos Aires y estuvo con Macri”.

Es quien está más atento a las mediciones de tendencias del humor social.

Otra actividad que supervisó Peña -a partir de las indicaciones del publicista ecuatoriano Jaime Durán Barba- fue la que en el macrismo llaman “tuneo general”. Se transcribe la explicación: “Desde los bigotes de Macri y Melconián hasta la ropa y figura de hombres y mujeres, hubo que tunear todo. Varias de las mujeres recibieron un refreshing no invasivo, un toque de botox y recomendaciones para la ropa”.

Citan el caso de María Eugenia Vidal, cuando en 2011 y mediante dieta metódica y ejercicios, logró bajar más de 20 kilos en menos de un año, tras su tercer embarazo.  Si había logrado eso, podría lograr también masticarse al PJ bonaerense.

Macri agradeció públicamente a Peña su rol en la campaña la noche de su triunfo, y lo nombró Jefe de Gabinete. Politólogo, es de los pocos nuevos funcionarios que no llegan de la política partidista, las oenegés, ni las empresas. El día del cierre de la campaña electoral, mientras todo enloquecía como corresponde, participó en la Feria de Ciencias de la escuela Aletheia, de Palermo, donde cursa la primaria uno de los hijos que tiene con su pareja, la periodista Luciana Mantero.

El grupo de consulta más habitual para el nuevo Jefe de Gabinete es el que se reúne semanalmente para almorzar en lugares como el restaurante de la Asociación Japonesa. Uno de los comensales habituales es el filósofo Iván Petrella, que dirige la Fundación Pensar, es legislador y autor del libro Que se metan todos. Otro es el hombre que manejó la pauta publicitaria porteña, el ex radical Miguel de Godoy, candidateado para la AFSCA y autor de la siguiente frase: “A este país lo gobernamos nosotros o lo gobierna la derecha”.

La cuarta pata de la mesa es el ex editor y ahora Ministro de Cultura Pablo Avelluto, autor de un postulado: “Entrar al PRO es como salir del closet. Y una vez que te animás, es para siempre”.

Fútbol para pocos

“Fútbol, negocio y política”, sintetiza  sobre el nuevo gobierno un operador canoso que ha sabido poner huevos en cada una de esas canastas. “El fútbol te hace aprender todo lo necesario: la reunión y relación con los barrabravas, el control territorial, el manejo del dinero, los presupuestos, la compra-venta de jugadores, la relación con la policía, con el poder de la AFA y la política: ahí se aprende todo”.

Su teoría: más allá de las fundaciones, los colegios y universidades privadas, Boca Juniors ha sido la gran plataforma de maduración del macrismo. “Pasa con el fútbol en general. Este año Florencio Randazzo quería ser presidente, pero cuando lo midieron, era menos conocido que Rodolfo D’Onofrio (presidente de River). Macri con Boca se hizo famoso en todo el país. Berlusconi decía que había que ir de la empresa al fútbol, de ahí a gobernar la ciudad y de ahí al país. Y mirá lo que pasó”.

Los equipos macristas/ravishankaristas odiarían esa comparación con Berlusconi, ya que la tónica del momento es: cero ideología, no cargar mochilas inútiles y/o conflictivas, resolver los problemas a la gente, o al menos anunciarlo. Responde el operador canoso: “Que hagan y digan lo que quieran, lo real es que una de las personas centrales de este gobierno no tiene ningún cargo. ¿Sabés quién es? El Tano Daniel Angelici, presidente de Boca”.

Angelici hace mucho tiempo que se está presentando como el operador jurídico de Macri en un avance que busca que la denunciada justicia adicta al kirchnerismo se convierta en tropa propia.

Los tejidos de Angelici son coordinados con una celebridad del bajo perfil: el radical Enrique Coti Nosiglia. Estas operaciones incluyen el trabajo entusiasta de servicios de inteligencia, que según puede percibirse en  las noticias, trabajan a destajo y al mejor postor.

Operador canoso: “A Angelici lo querían poner en la Agencia Federal de Información (AFI, ex SIDE), pero no puede porque tiene que seguir en el club. En inteligencia pondrán a cualquiera, pero el macrismo no se va a arriesgar a perder Boca. Lo más probable es que El Tano gane la presidencia, deje a otro a cargo, y se vaya a Inteligencia”.

La fuente consultada describe: “Angelici es autónomo. Es socio de Macri, no su empleado. Dicen que su fortuna ya es tan grande como la del propio Macri gracias a los bingos, y ahora está además incluyendo hoteles. Y otro montón de cosas. Así que ojo con El Tano”.

Parte de todo este poder, Angelici lo debe a su relación con los medios. “Imposible que lo critiquen en Clarín o en Tiempo Argentino. En Clarín, obvio, porque Angelici fue de los que operó contra la Ley de Medios en la justicia. El propio Ricardo Roa (editor) es quien revisa que no se escape ninguna crítica. Y en Tiempo lo protege  Sergio Szpolsky”, dice el operador en referencia al dueño del diario.

Y recomienda: “Se comerá las eses, usará camisas colorinches que no usan los del PRO, hará cosas como decorar su despacho con retratos suyos al lado de cuadros de Berni, pero no dejes de mirar a dónde va, porque ahí sopla el viento”.   

La lucha de Angelici por la AFI chocó con un rival llamado Miguel Angel Toma, viejo menemista, jefe de los espías durante la etapa de Duhalde, y mentor político de Cristian Ritondo. De prosapia peronista, vicepresidente de la Legislatura Porteña, cercano a Moyano, Ritondo fue llevado por Vidal a la provincia de Buenos Aires, nada menos que al área de Seguridad. “A la provincia no se puede ir con discursos y globos solamente. Por eso llevan a Ritondo”, es la explicación que se va haciendo fuerte en lo futbolero-territorial, vía Independiente de Avellaneda y Nueva Chicago.   

Frente a todas estas batallas soterradas, y a tantas otras, el nuevo Presidente y su Jefe de Gabinete parecen operar según la lógica de El arte de la guerra, de Sun Tzu, leído meticulosamente en los retiros al estilo empresario que a Macri le gustó siempre organizar con sus equipos del PRO.

Sun Tzu dice:

“Puedes ganar cuando nadie puede entender en ningún momento cuáles son tus intenciones”.

Los Ceos

Otro exponente corporativo es Juan José Aranguren, de la ex petrolera Shell, en el Ministerio de Energía y Minería, de quien una periodista del establishment económico describe como “un señor muy educado, aunque lo presentaron como un héroe por enfrentar a Néstor Kirchner y a Guillermo Moreno, cuando en realidad los aumentos de nafta eran una picardía de los holandeses y él tenía el apoyo de las petroleras. No fue ningún mártir”.

El ministro de Salud iba a ser el tucumano José Cano, “pero tuvo el rechazo de OSDE, o sea de parte de la iglesia ligada al Opus Dei, que lo tenía entre ceja y ceja desde que en el Senado trabajó en la regulación de las prepagas” explica un asesor legislativo de la oposición que conoció de cerca esas batallas. “Esas empresas ponen mucha plata en las campañas, pero después quieren que se las devuelvan”.

A Cano le quedó como premio consuelo, tras sus denuncias sobre supuesto fraude en Tucumán, hacerse cargo del Plan Belgrano, ideado para desarrollar en el norte y pinchar la preponderancia justicialista en esas provincias. Quedó en Salud Jorge Lemus, de quien dice el asesor: “Es un sanitarista que va a ser difícil de clasificar. Cuando estuvo en la Ciudad desfinanció a los hospitales públicos, pisó todas las mangueras presupuestarias salvo la de los médicos, para tenerlos a favor. Es de los que con un discurso cercano a lo público va a laudar todo para que mejoren los negocios de la medicina privada y que haya menos regulaciones. Intuyo que será la historia del zorro en el gallinero, con un mensaje políticamente correcto”.

El gabinete económico tendrá, además de Prat Gay y Frigerio, a dos ejecutores directos de Peña. Uno es Mario Quintana, dueño del grupo Pegasus con el que creó Farmacity y logró controlar Freddo, Aroma, Tortugas Mall y diversos agronegocios.

Otro es Gustavo Lopetegui, CEO de la compañía aérea Lan. “Toda esta gente no tiene mucho que ver con los viejos sectores empresarios pendientes de su relación con el Estado, con prebendas y esas cosas”, dice un periodista del establishment económico que apuesta a cierta modernidad de los nuevos funcionarios, que habrá que ver en la práctica.

Mates con gorilas

Un integrante de un movimiento social, que fue piquetero, aporta otros perfiles. “Uno ve cómo se ha movido el macrismo en lo social y se puede decir una cosa: no son pelotudos”. Este militante de las barriadas pobres conoció primero a María Eugenia Vidal cuando estaba en Desarrollo Social de Ciudad. “Mina seca, que no entendía nada y anotaba lo que le decíamos. Con el tiempo entendió todo”.

Vidal trabaja desde hace años con el salteño Federico Salvai, legislador porteño. Un dirigente trotskista lo vio en su despacho este año: “Tenía un tablero con el mapa de la provincia de Buenos Aires donde marcaba cada caño que se rompía, cada calle sin asfalto. Me dijo: ‘trabajamos sobre el conflicto’. Y me describió la campaña que estaba haciendo Vidal en la provincia, yendo a ver incluso a la gente que ya había visto para reforzar el vínculo. Ahí entendí que podían ganar la provincia”.

El ex piquetero agrega datos: “Salvai es el marido de Carolina Stanley, quien reemplazó a Mariu Vidal en la ciudad y ahora va a Desarrollo de Nación. Carolina es más finoli que Vidal (nota: ambos tienen casa en el country Mayling de Pilar). Ella es hija del Willy Stanley, que era el vicepresidente del Citibank. Pero las dos te reciben con mate, te dan un beso y un abrazo, te atienden siempre. Nos ha pasado que compañeros nuestros del campo popular, digamos, ni nos atendían y nos mandaban secretarios. A algunos teníamos que llevarles a los pibes para que vieran los problemas de pobreza y desnutrición”.

Otra imagen: “Estos del macrismo son eficientes. Y son también bastante gorilas, pero no son la derecha-derecha que uno conocía, ¿me entendés? Son otra cosa. No sé si mejor o peor. Pero son hábiles y entendieron algo: con muy poquito han asfaltado calles en villas, pusieron luz, cloacas, pintaron. Cosas que no son caras, pero que a la gente de los barrios les sirve, y más cuando antes nadie había hecho casi nada. Y con eso ganan. No sé cómo van a hacer con la provincia y con el país”. El hombre propone una hipótesis sobre la gestión pública, que es pura sabiduría aprendida a los golpes: “De lo que te das cuenta cuando estás con esta gente es de que siempre hacen su negocio. Los que estaban antes y los que vienen ahora. Dicen que trabajan para nosotros, que quieren resolver los problemas y bla bla blá. Pero siempre la clave es su negocio. Si no entendiste eso, no entendiste nada de la política”.

Esto ha sido apenas un fragmento de un universo complejo que tiene muchas otras galaxias y enigmas que descifrar. Por eso el relato, como en los viejos folletines, debería culminar, por ahora, con una sola palabra.

Para bien, para mal, para más o menos, esa palabra es: continuará.

Mu95

Ni derechos ni humanos

La campaña de Burson-Masteller para la dictadura argentina. Hace dos meses un equipo de investigadores encontró en la cancillería los documentos que prueban en qué consistió el trabajo de esta agencia para ocultar los crímenes de la dictadura. Detallan qué hicieron, quiénes y por cuánto.

Publicada

el

La campaña de Burson-Masteller para la dictadura argentina. Hace dos meses un equipo de investigadores encontró en la cancillería los documentos que prueban en qué consistió el trabajo de esta agencia para ocultar los crímenes de la dictadura. Detallan qué hicieron, quiénes y por cuánto.
(más…)

Seguir leyendo

Mu95

Mad Men

Publicada

el

Héctor del Piano y la publicidad en clave de historia argentina. En los años 60 fundó la primera agencia de publicidad que utilizó el marketing. Creció y se expandió hasta chocar con una pesadilla: la dictadura. Durante un año participó de la campaña para maquillarla. El resultado fue una crisis que lo llevó a abandonar la agencia. Volvió a ese ring con la democracia. Sobrevivió al terremoto del 2001 y a Petrobras. Una historia de película contada por un personaje que aprendió a perder.
(más…)

Seguir leyendo

Mu95

Ministro & modelo

Publicada

el

Barañao y la continuidad de la ciencia tecnológica. Por primera vez los científicos argentinos salieron a la calle para manifestar su apoyo a un candidato. Días después, triunfó el otro. El ministro Barañao aceptó continuar en su puesto. Hubo aumentos. Y silencios. ¿Qué sigue? Darío Aranda lo cuenta en esta nota.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.