Sigamos en contacto

Mu99

Noche eterna

Publicada

el

La película de Andrea Testa y Francisco Márquez ganó el BAFICI y los insultos de un crítico de cine al escucharlos repudiar al ministro de Cultura porteño. Ahora, los espera Cannes. ▶ BRUNO CIANCAGLINI

andrea testa y francisco marquez

Sofía tiene tres meses y ya le espera su primer viaje en avión. El destino es nada menos que Cannes, ciudad al sur de Francia que desde hace 69 años es sede de un prestigioso festival de cine al que cada tanto llega una buena película. Una de ellas es La larga noche de Francisco Sanctis, film que codirigieron Andrea Testa y Francisco Márquez, los papás de Sofía, cuando ella todavía era una incógnita adentro de una panza. 

La película se estrenó en el último BAFICI y desde el comienzo hasta al final fue el foco de atención por varios motivos:

Por estar en la competencia internacional, la más importante de ese festival.

Por la selección de Cannes.

Por un incidente que generó el crítico de cine Quintín cuando, luego de la función, los papás de Sofía criticaron al ministro de Cultura de la ciudad, Darío Lopérfido, por sus declaraciones denigrantes sobre los desaparecidos. Apenas comenzaron a hablar, el crítico se levantó de su butaca y les gritó: “Váyanse a la mierda”. Luego, en su blog, los clasificó con una K. Ellos les respondieron con una carta en la cual, con educación y elegancia, le explicaron que tenían otras preferencias políticas, pero que ese no era argumento para descalificar a ninguna expresión, incluso las que llevan la letra K. El crítico terminó pidiéndoles perdón.

Por haber ganado el premio a Mejor Actor el protagonista, Diego Velasquez, y el premio a Mejor Película.

Hacer o no hacer

La trama: Francisco Sanctis, un empleado que nunca obtiene el tan ansiado ascenso, padre de una típica familia de clase media, se entera de que dos personas van a ser secuestradas esa misma noche. La película narra con pulso hitchcokiano ese devenir marcado por la tensión moral de un personaje que ya no puede refugiarse en el “Yo no sabía” o “Algo habrán hecho”: debe tomar una decisión. La película está basada en la novela de Humberto Constantini.

La clave: el punto de vista. No es el del militante, ni el del genocida, ni el de los organismos de derechos humanos, sino el del “ciudadano civil”, ese amplio y difuso sector social que a veces se lo confunde con “clase media”, sin identificación política definida ni actividad militante, con salario fijo y deseo de ascendencia social, víctima o cómplice silencioso de un genocidio premeditado. 

La forma: el fuera de campo como dimensión política. En la película no hay guerrilleros,  no hay militares, no hay centros clandestinos de detención, no hay secuestros ni torturas. Su mayor fuerza está en lo que no muestra. La Historia con mayúscula está ahí afuera, ausente, y no por eso menos presente, como un fantasma que atraviesa todo el film y tiñe cada segundo que transcurre en esa larga noche. La película vuelve a abordar la época de la dictadura desde una nueva perspectiva, entendiendo que la denuncia llana o la corrección política no son grandes aliados de la representación de la historia ni del buen cine.

El silencio

Los directores se conocieron en la ENERC y cada uno había dirigido su ópera prima antes de La larga noche de Francisco Sanctis: Andrea un documental ensayístico llamado Pibes Chorros, y Francisco Después de Sarmiento, documental sobre un bachillerato popular.

La larga noche se financió con el premio Ópera Prima del INCAA, a través de la ley de Mecenazgo Cultural y el premio a post producción del Fondo Nacional de las Artes. Andrea y Francisco decidieron ser los productores, para evitar caer en manos de terceros que pudieran tener decisión sobre el presupuesto y, por lo tanto, sobre la película.

Francisco: “Cuando leímos la novela, nos interesó mucho el punto de vista desde donde Constantini narraba la dictadura. Y en cine siempre se había abordado desde un lugar más militante, pero nunca desde esa llamada ‘mayoría silenciosa’. Salvo el documental Juan, como si nada hubiera sucedido, que muestra como la sociedad civil de Bariloche ocultó el único caso de desaparición que hubo en esa ciudad. No queríamos hacer una película que señale con el dedo acusador, sino tratar de entender a los personajes. Todos tienen sus motivos para hacer lo que hacen en la película.

Por otro lado, sentimos que es un tema que sigue siendo actual. Si bien nosotros no vivimos la dictadura, es algo que nos constituye, porque seguimos viviendo las consecuencias de ese modelo social y económico. Por otro lado, el dilema moral que tiene el personaje es universal, es incómodo, nos sigue interpelando incluso a nosotros mismos”.

Andrea: “Nosotros somos una generación post HIJOS. No tenemos ninguna relación personal con la dictadura, ni familiares desaparecidos, no es algo que nos tocó de lleno, pero siempre nos inquietó. No creo que la película sea sobre el pasado, sino sobre la dictadura en el presente”.

Francisco: “Estamos en un momento donde se está queriendo reinstalar un modelo económico continuador del de la dictadura. Junto con eso están los dichos de Lopérfido, que son graves porque no representan la opinión de un ciudadano civil sino, como él dice, de un representante del Estado. Nos parecía que era hipócrita no decir nada en un evento que es una política cultural del Estado.

Andrea: “Hubo muchas funciones donde diferentes realizadores criticaron al ministro de Cultura porteño, pero esta tuvo más repercusión por la reacción de Quintín, que después siguió con una discusión en su blog de la cual participaron otros cineastas”.

Respecto a la película, Andrea señala: “El proceso de adaptación fue dificil. En la novela no solo hay muchos flashbacks, sino también un monólogo interno donde el personaje se debate qué hacer con esa información. Nosotros tuvimos que depurar todo eso para no ser explícitos. No hay placas ni ningún dispositivo que de información sobre la época, todo se deduce por las imágenes. Confiamos en la potencia del lenguaje cinematográfico como forma de generar una nueva mirada de un hecho como la dictadura”.

La película, como Sofía, viajará a Cannes y a muchos otros festivales para luego tener su estreno en salas a fin de año.  La larga noche de Francisco Sanctis se hace cargo del peso fantasmagórico de la historia sin juzgar conductas ni reivinidcar discursos, sino tensionando el pasado para devolverlo proyectado en forma de pregunta. El cine es siempre un arte del presente.

Mu99

La versión criolla de Panamá Papers

Publicada

el

La mayor filtración de documentos de la historia tuvo, en Argentina, una edición que también hará historia. Qué hay detrás de la manipulación informativa y cómo precipitó que se difunda globalmente toda la lista. Una respuesta: la creación del Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo, coordinado por revista MU, Tiempo Argentino y Redcom, que nuclea a 26 carreras de comunicación de todo el país. ▶ CLAUDIA ACUÑA
(más…)

Seguir leyendo

Mu99

La corporación va a la escuela

Una ONG financiada por corporaciones de la industria alimentaria realiza investigaciones en escuelas públicas, con aval oficial, para indagar los hábitos infantiles con relación a la comida.

Publicada

el

Una ONG financiada por corporaciones de la industria alimentaria realiza investigaciones en escuelas públicas, con aval oficial, para indagar los hábitos infantiles con relación a la comida. Y para colmo, el Estado le paga a esa organización, llamada ILSI. En Mu de Mayo, Soledad Barruti muestra cómo un grupo de padres de una escuela de Boedo (foto) desnudó la situación y mantuvo una reunión inesperada y reveladora con funcionarios del programa Mi Escuela Saludable como Cecilia Antún. El contexto: el 40 % de los chicos en edad escolar sufre obesidad o sobrepeso por una alimentación industrial basada en azúcar, grasa, sal y aditivos, que engorda sin nutrir. Y Argentina tiene el porcentaje récord en la región de obsesos menores de cinco años, según la OMS. Las trampas y engaños con respecto a cómo encarar ese problema. La opinión de Florencia Gentile, del Consejo de Derechos de los Niños y de María Luisa Ageitos, ex directora de la Sociedad de Pediatría Argentina y del programa de Salud de Unicef.
(más…)

Seguir leyendo

Mu99

El maestro ignorante

Publicada

el

¿Cómo conducir una escuela? Abraham Gak todavía es recordado por sus 14 años como rector en el Pellegrini: lo que se enseña y lo que se aprende del conflicto. ▶ LUCAS PEDULLA
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.