San Juan: la UAC en Barricklandia

Se concretó el encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas en la provincia de San Juan, bastión de la minería a cielo abierto a través de su gobernador José Gioja y la asociación a los proyectos de Barrick Gold. Los intentos de boicotear la reunión fueron un fracaso. El próximo encuentro será en julio, en Jujuy.

El noveno encuentro nacional de la Unión de Asambleas Ciudadanas logró reunir otra vez asambleístas de todo el país que se ocupan de denunciar e impedir proyectos contaminantes entre los cuales la minería a cielo abierto resulta de los más inmediatamente riesgosos, no sólo por el destrozo ambiental que provocan, sino por la connivencia de las mineras con los gobiernos a nivel nacional y provincial, que ha motivado que el reciente veto presidencial a la Ley de protección a los glaciares fuera definido como el «veto Barrick Gold» en alusión a la minera más grande del mundo. Barrick fue expulsada de la zona del Famatina por las asambleas riojanas (aunque todos sospechan que intenta reingresar), pero sentó bases fuertes en San Juan con proyectos como Veladero y Pascua Lama, entre otros, cobijados por el oficialismo provincial.
uac
En la reunión de la UAC se denunció que los agronegocios, la minería a gran escala y las pasteras (con la mente puesta en Botnia, Fray Bentos), forman parte de un modelo extractivo y contaminante que privilegia los negocios por sobre la salud de las personas.
La reunión de la UAC, formada por más de 100 asambleas y organizaciones horizontales y autónomas con respecto al Estado y a los partidos políticos, se realizó durante tres días, plenos de encuentros, debates y propuestas donde se ratificó que las acciones directas (cortes de rutas, escraches) siguen siendo la única posibilidad de hacerse oír por parte de las comunidades. En Famatina algunas mujeres habían sido golpeadas por funcionarios riojanos y empleados de Barrick Gold en el piquete en Peñas Negras, instalado desde hace dos años. En esos mismos días, Peter Munk, fundador de Barrick, se reunió con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, confirmando todas las prevenciones de la UAC con respecto a las actitudes gubernamentales.
Hubo participantes también llegados desde Chile, que participaron también en el Foro en Defensa de los Glaciares realizado el día 23 de abril contó con la presencia de Adolfo Perez Esquivel (premio Nobel de la Paz) Nora Cortiñas (madre de Plaza de Mayo), Marta Maffei (ex diputada Nacional), Alfredo Villalba (director del IANIGLA), Lucio Cuenca (director de OLCA de Chile) y el Fiscal Federal Antonio Gustavo Gómez,  entre otras personalidades.
La UAC informó que como respuesta al encuentro, el gobierno provincial y las empresas mineras organizaron un «foro minero» en paralelo, recriminándole al rector de la Universidad de San Juan por haber cedido las instalaciones para el Foro en Defensa de los Glaciares y tratando de descalificar a los expositores con argumentaciones cientificistas. El resultado fue que al Foro organizado por la UAC asistieron 750 personas y al foro minero asistieron solamente algunos empresarios mineros.
Gioja y las mineras contrataron micros en los que llevaron a la Plaza 25 de Mayo a unos 100 supuestos obreros mineros,  con intenciones de confrontar y provocar enfrentamientos con los asambleístas. Esta plaza era el punto de encuentro de los participantes de la 9ª UAC y desde las 9 de la mañana empezaron a rodearla varias camionetas 4×4 con el logo de empresas mineras.  En medio de este clima de provocación, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Perez Esquivel llamó a la mesura a los provocadores, recordándoles que la UAC no venía a enfrentar a nadie sino a contribuir a evitar la explotación laboral y el saqueo y contaminación producido por las multinacionales del sector. Hubo marchas, obras teatrales, y las denuncias iniciales de la UAC sobre boicot al encuentro, ratificadas por una carta enviada por Pérez Esquivel a los ministros Aníbal Fernández y Florencio Randazzo, pusieron el límite que permitió evitar choques. El choque de fondo sigue vigente, en la medida en que mineras y gobiernos parecen impermeables a los reclamos de las comunidades que no otorgan licencia social a estos proyectos.

0:00
0:00