Sigamos en contacto

Mu100

Diccionario Mediático Argentino

Publicada

el

Por el académico Pablo Marchetti.

BÓVEDA
Más allá de sus múltiples significados en castellano, el término sirvió históricamente para denominar el lugar donde se alojaban los muertos, un panteón familiar. En los últimos tiempos, en la política argentina sirve para designar a las supuestas montañas de billetes que, dicen, estarían escondidos en refugios subterráneos de estancias ubicadas en la provincia de Santa Cruz. Las supuestas bóvedas con billetes (dinero que habría surgido de la supuestamente escandalosa corrupción derivada del usufructo de los fondos del Estado) se transformaron en una obsesión para los medios comerciales. Y más allá de la posibilidad cierta de que tales bóvedas existan (y si no existen, seguramente pudo haber existido tamaño delito de corrupción) lo cierto es que para muchos medios comerciales el hallazgo de tales bóvedas pasó a ser un tema mucho más importante que la suba de tarifas, los despidos masivos o el aumento alarmante de precios de los productos de la canasta básica.
Para lograr que este tema fuera seguido por tanta gente con tanta atención se debe, precisamente, a la supuesta presencia de bóvedas. Estas bóvedas llevaron a una minuciosa búsqueda por el frio y desértico sur patagónico, que recuerda a la búsqueda de armas de destrucción masiva por los desiertos de Irak. Cuando se empezó a hablar de perforadoras se terminó de entender la importancia de la presencia de bóvedas (al menos en el relato) para lograr hacer atrapante y duradera la noticia de la corrupción y los billetes.
Así las cosas, las bóvedas son la confirmación de que, desde la serie El fugitivo, las historias de prófugos siguen siendo de la preferencia del público que mira televisión.
CHETO, TA
Persona que viste a la moda, tiene dinero y modales de de clase social muy acomodada. Los chetos suelen juntarse con personas de su misma condición, pues no consideran interesante lo que sucede con la vida de personas de otras clases (sobre todo las de clases media-bajas o más bajas) y además suele resultarle difícil la comunicación con personas de habla no cheta. Aunque oficialmente no está considerado como tal, el cheto podría ser también un idioma. O cuanto menos un dialecto. Porque los chetos hablan de un modo bien diferente del resto de la gente. Y les cuesta comunicarse, hacerse entender. Cada tanto surge alguien que, por convicción y ambición, y con la ayuda de un nutrido grupo de asesores, logra hacerse entender. Cuando un cheto logra eso, puede soñar ilimitadamente. No sólo con lograr hacerse entender con el resto de la gente: también puede llegar a gobernar al resto de la gente. Porque, si bien es cierto que los chetos ocupan siempre lugares dirigenciales dentro de la sociedad, lo hacen por el peso de la herecia familiar y alguna clase de pericia para seguir dominando. Pero esto no implica interactuar con otros sectores sociales. Un cheto que se hace entender, en cambio, puede llegar a ser presidente de la Nación. Y no hay nada más peligroso para el resto de la población que tener a un cheto como Presidente.
PERDÓN
Reconocimiento público de un hecho vergonzante o de un error. La política argentina no es muy rica en autocrítica y, por lo tanto, en perdones. Pero hubo algunas excepciones que, por ser tan pocas, logran una relevancia especial. Por un lado, el perdón de un ex Presidente que, a poco de ser elegido, organizó un acto en uno de los centros clandestinos de detención de la última dictadura cívico, militar y religiosa. A pesar de que este Presidente sobreactuó su supuesto papel durante la resistencia a esa dictadura, este pedido de perdón ubicó a este Presidente como un paladín de los derechos humanos y la lucha contra los genocidas.
El más reciente pedido de perdón lo protagonizó el Ministro de Economía en España. Allí, el ministro pidió perdón por la estatización de una empresa española que poseía la explotación petrolera en la Argentina. Luego de esta estatización, la empresa pasó a ser una sociedad con control estatal. Hay que destacar que, lejos de haber sido expropiada (algo que podría haber justificado al menos un poco más el pedido de perdón del ministro), la empresa fue vendida al Estado argentino, a un valor de venta mucho más alto que el que tenía, según cotización internacional.
Antes que estos dos pedidos de perdón, hubo otro: “Perdón Bilardo” rezaba una bandera en el estadio Azteca, México, en 1986, cuando se jugó la final del Mundial de aquel año. Carlos Bilardo era técnico de la Selección y, antes del comienzo del Campeonato del Mundo, fue duramente cuestionado por los medios y los hinchas, por el juego muy pobre que desplegaba el equipo.
TAXISTA
Persona (en general hombre, aunque cada vez hay más mujeres) que maneja un taxímetro. Por lo general, los taxistas se manifiestan como el ala más radicalizada de la derecha fascista. El hecho de pasar tantas horas (algunos dicen que hasta 16) por día al volante, les resta poder para llevar adelante sus deseos y para intentar organizar su ideario en un colectivo que pueda llevar al plano político los reclamos que realizan frente a los pasajeros. Es justamente este contacto con los pasajeros lo que los convierte, si no en guerrilleros o militantes, al menos sí en difusores de un ideario. Un ideario que tiene como oponentes a: el derecho a la huelga y a la protesta social; los inmigrantes de países limítrofes; los inmigrantes de países africanos; los inmigrantes en general (excepto los altos ejecutivos de empresas, generalmente europeos); la democracia; los derechos humanos; los derechos de las personas privadas de su libertad; las relaciones homosexuales; las bicisendas; y los billetes grandes sin nada de cambio. Pero todo esto parece haber quedado en el recuerdo desde la aparición de una empresa que, siguiendo la lógica del intercambio de datos y servicios que proponen algunos sitios y la mayoría de las redes sociales, se ocupa de buscar autos para que la gente pueda viajar más barato que con un taxi. Aunque sin ninguna clase de seguro o respuesta en caso de accidente. La aparición en el país de esta empresa y esta aplicación provocó un drástico e inesperado cambio de rumbo en el ideario taxista. Y de repente, quienes se caracterizaban por quejarse contra los manifestantes que reclamaban en las acalles (“vayan a laburar” fue la frase más escuchada) se volvieron sindicalistas combativos contra una multinacional que venía a quitarle el trabajo a los argentinos.

Mu100

Esto no es una noticia

Publicada

el

Periodismo y poder financiero. Los benditos Panamá Papers revelan mucho más que la intrincada trama de la fuga de dinero. Muestran también qué representa hoy el periodismo de investigación, qué rol tienen las lectoras y lectores en esta época y qué sigifica el poder. ▶ CLAUDIA ACUÑA
(más…)

Seguir leyendo

Mu100

Esto no es felicidad

Publicada

el

Daniel Cerezo, el experto del que todos hablan y nadie escucha. Expuso ante el gabinete y lo presentaron como el Ministro de la Felicidad. Luego, informaron que se había deprimido. Antes y después, habló con MU de todo. Mentiras y verdades de un experto en crisis y puentes. ▶ FRANCO CIANCAGLINI
(más…)

Seguir leyendo

Mu100

Esto es meritocracia

Publicada

el

General Motors por dentro. De la propaganda a la realidad, ¿hay diferencias? Cómo se trabaja adentro del monstruo, los no-extras que posaron con el Presidente y otras revelaciones. ▶ SERGIO CIANCAGLINI
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.