Sigamos en contacto

Mu104

Diccionario mediático argentino

Publicada

el

Por Pablo Marchetti.

DIÁLOGO

Término al que se apela cuando se quiere dar muestras de sensatez política, de raciocinio, de madurez y de preocupación por los grandes temas nacionales. Si bien puede pensarse que la política se basa en el diálogo (algo totalmente cierto), no es el tipo de diálogo al que se refieren quienes hablan de diálogo. El diálogo al que se alude de manera retórica supone un supuesto intercambio de ideas en el que cada una de las partes escucha a la otra para llegar a un consenso donde lo que priman son las mejores ideas. En la práctica, el diálogo no es más que un despliegue de poder en el que cada una de las partes trata de sacar el mejor provecho para hacer crecer su fuerza política e intentar neutralizar (cuando no destruir) a su adversario. El hecho de que existan muchos factores para hacer y deshacer alianzas, no implica que esto tenga que ver con intercambio de ideas o la utópica construcción que existe sobre el diálogo. Muchas veces, aquello que se supone que es “diálogo”, no es más que apriete, amenaza, advertencia, o ultimátum.

EMBAJADA

Representación de un país en otro país. Las embajadas son lugares soberanos a los que las autoridades de un país no pueden entrar, por más que se trate de viviendas que, supuestamente, están en el territorio de ese país. Eso son, en general, las embajadas. Pero hay que destacar que, cuando se habla de LA embajada, en la Argentina se hace referencia a la embajada de los Estados Unidos de América, lugar al que reportan gran cantidad de políticos, empresarios, sindicalistas, periodistas, sacerdotes, intelectuales y demás personas con poder e incidencia en la opinión pública. Los beneficios económicos de quienes responden a las inquietudes de LA embajada suelen ser cuantiosos y determinantes para quienes buscan una vida ajena a las privaciones en lo cotidiano. Se la conoce como LA embajada porque es un lugar de muchísimo poder, tanto ahora como en los últimos 70 años. Hay que destacar que LA embajada fue artífice fundamental de varios golpes de Estado en Argentina, así como impulsora de varias políticas tendientes a beneficiar a grandes corporaciones y a la concentración de riqueza. Es por eso que cuando alguien habla de LA embajada no hace alusión a la de Bolivia, por más que es cierto que también se trata de una embajada, y es allí donde acuden a hacer los trámites muchos quinteros, albañiles, trabajadores textiles precarizados y cholas que venden ajo, limones y lencería de tamaño enorme en las calles de las grandes ciudades argentinas.

GASTO PÚBLICO

Dinero que utiliza el Estado para su funcionamiento. Quienes utilizan esta expresión lo hacen porque consideran como “gasto” a los derechos que supuestamente el Estado debería garantizar para toda la población: salud, educación, seguridad, justicia. Es por ello que esta expresión se usa de forma despectiva y casi siempre viene precedida por el infinitivo “bajar”, pues la demanda es “bajar el gasto público”. Se supone que esta forma de referirse al dinero que cuesta mantener el Estado resulta menos violenta y algo más diplomática a la hora de echar empleados estatales, bajarle el sueldo a los docentes o recortar recursos para la salud o la justicia. En ese sentido se parece al uso de los diminutivos que vuelven más amables y menos tóxicos algunos términos gastronómicos: por ejemplo, comerse “una mollejita”, “un choricito” o “un riñoncito” parece ser más saludable y con menos contenido de colesterol que comerse “una molleja”, “un chorizo” o “un riñón”. Del mismo modo, se supone que “bajar el gasto público” es más humano y políticamente responsable que “echar gente, bajar jubilaciones o suspender subsidios”. Justo es aclarar que quienes utilizan el término “gasto público” o la expresión “bajar el gasto público” encuentran la excusa perfecta para machacar con su discurso en el pésimo funcionamiento del Estado, a cargo de una dirigencia política que, en su versión más estatista y hasta populista, nunca logra satisfacer las demandas de la población. Una dirigencia que, en cambio, sí es efectiva a la hora de sobrecargar la planta de determinadas dependencias sin más compromiso que el de cumplir con favores políticos.

PUNA CHIC

Supuesto estilo de moda que consiste en llevar a la alta costura, y por lo tanto a las fiestas de alta sociedad, un estilo de vestimenta que tradicionalmente es utilizado por las personas pobres y autóctonas del Noroeste argentino, más precisamente de las provincias de Salta, Jujuy y Tucumán. Pero en realidad, lo que logra es desviar la atención de los problemas reales que sufre este tipo de población descendiente de pobladores originarios, gracias a la repercusión mediática que suelen tener las bodas entre políticos y gente del espectáculo.

 

Mu104

Presas sin ley

Publicada

el

La criminilación del aborto: datos y realidades. Este año ya suman 15 las mujeres presas por abortos espontáneos. Y la tendencia crece. Cuál es el rol de los médicos en la criminalización. Qué dice la ministra de Salud bonaerense. Y cómo es la excepción que es modelo: la maternidad Estela de Carlotto. Por María Florencia Alcaraz.
(más…)

Seguir leyendo

Mu104

La ley que nos deben

Publicada

el

Martha Rosemberg, pionera de la campaña nacional. Fundadora y referente del espacio que articula en todo el país la batalla por el aborto legal, resume la situación actual del proyecto: qué falta. Por Anabella Arrascaeta.
(más…)

Seguir leyendo

Mu104

Quién controla el descontrol de Barrick

Publicada

el

La ONU responde: qué pasó en Jáchal. El responsable de la oficina de la ONU encargada de auditar el desastre que dos veces hizo Barrick en Veladero responde todas las preguntas y deja muchos interrogantes sobre el mito de la “minería responsable”. Por Franco Ciancaglini.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.