Sigamos en contacto

Mu106

Poema a la infancia

Publicada

el

Crianzas, el libro de Susy Shock. Un libro para niñas, niños y niñes de la gran poeta trans originó este texto de una de las referentes ineludibles del activismo político actual. Para pensar y soñar. Por Marlene Wayar.

¡¿Alguien por favor
quiere pensar en lxs niñxs?!
Helen Alegría, esposa
del Reverendo Alegría
(Los Simpsons)

No somos una sociedad que problematice qué, cómo y cuándo pensamos en niñas y niños y desde dónde. Por eso, este trabajo editorial, que fue originalmente pensado como producto radial concreto, muestra desde la ficción acciones cotidianas que son el resultado de sentir y pensarles y de la decisión de actuar con la niñez, que nos exige coherencia. Esa coherencia –nos enteramos al oír a esta trava de un barrio popular cualquiera del conurbano bonaerense (que invito a pensar multiplicado por toda Latinoamérica)– tiene cierta solapada trampa, que nos confronta, al menos, con el cinismo histórico occidental. ¿Quién diría “violemos, esclavicemos, golpeemos, explotemos, olvidemos, psiquiatricemos, condenemos a la ignorancia, matemos a niños y niñas”? Nadie… Lo real es que esas violencias ocurren y no es en baja proporción. Entonces, esta trava que nos muestra Susy hace concreto un accionar desde el cual pensar el sentir de lxs niñxs y pensar la infancia. Es una pedagogía trava para adultos muy difícil de digerir, porque no lo dice alguien especialista en infancias; lo dice una trava, que a menudo regresa de prostituirse y que está ahí, entre todos y todas, circulando en aparente igualdad con hombres y mujeres, pero que tiene conciencia plena de que llegado el momento le van a patear en contra. Cuando se necesite un chivo expiatorio, la perversa será ella,mecanismo necesario para que estxs hombres y mujeres se sientan en paz y nieguen toda responsabilidad.

La trava en cuestión no tiene mayor sabiduría al respecto que pensarse niña y en ese ejercicio de memoria constante se mantiene cuerda y lúcida. Frente a tanta violencia, se mantiene humilde en igualdad con la infancia que la circunda; una igualdad responsable, que no subestima a esa niñez, sino que mantiene un equilibrado lugar de responsabilidad adulta sobre esa cierta indefensión y vulnerabilidad infante y la lucidez de ponerse a la par, prestando atención, jugando el amor en acción, fuera de toda subestimación.

¿De qué hay que hablar? De nosotros y nosotras y nuestras formas de relacionarnos con las demás personas y el mundo. Entre esos aspectos relacionales, la sexualidad es uno más. No puede ignorarse ni ser brutal, no podemos ignorar la sexualidad infante ni la exposición niña a la sexualidad adulta circulante. Hay que traducirla a su medida o será violencia también. Por eso, uno de los primeros mitos a derribar es que nadie piensa en los niños y las niñas, cuando hay una industria complejísima, extendida, en permanente expansión, que les adiestra como consumidores y consumidoras de medicamentos, del juego, del alimento, de la tecnología educativa y un largo etcétera, que lo abarcaría todo de no ser porque no hay una industria del cuidado, del acompañamiento, de la amorosidad; lxs que piensan activamente en la infancia son lxs que producen bienes y servicios, quienes les ven como objetos de deseo de su perversión, que les contemplan como mano de obra esclava, para esclavitud sexual, con pensamiento activo productivo con resultados concretos diarios.

Mientras tanto, quienes declaman por la infancia se conforman en ese lugar de declamación improductiva, solo que al repetir incesantemente su reclamo tienen la falsa sensación de que se están ocupando, pero en lo concreto no se produce ningún resultado mas allá de su propia tranquilidad de conciencia.

La niñez es hambreada por un sistema económico injusto, es abusada en el hogar por un papá, un tío o un vecino, o en su iglesia o en su escuela, mientras es explotada en trabajo esclavo, en fábricas urbanas clandestinas, en la producción agraria, es golpeada por algunx de sus progenitorxs o abandonada en mano de otras personas a quienes agrade de manera física o psíquica. Mientras es psiquiatrizada en complicidad familiar, escolar y médica, la niñez es sometida a grandes extremos de represión y se le exige el cumplimiento estricto doctrinario de altos estándares de formación, o es sesgada de cariño, es privada de vuelo, es apagada en su brillo propio, es sometida a indiferencia, es descuidada, es menospreciada, es preparada para cumplir un guion, es esputada a un “estate quieto, estate quieta, mantenete en silencio, obedecé, no seas traviesx”. Nuestra niñez es sometida a desamor, cercenada en sus propios sueños.

Pensar en la infancia no basta. Cualquier niña travesti lo sabe. Por eso, hay infancia que escapa, que corre por sus sueños, que vuela lejos y no encuentra dónde posarse, reposar, encontrar alimento, porque aunque de agua se trate, detrás hay una persona adulta que a cambio le pide lo único que posee: su cuerpo y ese manoseo perverso, le hace añicos sus sueños.

Esta trava lo sabe y se empeña en no reproducir, al menos en las gurisas a su alrededor, o los changuitos de su entorno o en lxs pibes y las pibas a su alcance, mostrando un hacer/palabra y no otra cosa, una comunicación pequeñita, de unos concretos minutos diarios, con una cuántas palabras escogidas con cuidado y, en ese dar amor con palabras, se salva, se rescata a sí misma, de ser cómplice de todo un mundo de relaciones, que piense o no en la niñez, la aplasta.

No dice mucho más, pero a partir de las palabras de esta trava podemos inferir cómo pensar la infancia, desde dónde, cuándo, para qué y en qué medida y cuál es el tono con que a estos pibes y a estas pibas se les habla, toda una pedagogía cotidiana y trava…

Mu106

Ladremos

Publicada

el

Un año de macrismo. Eso que llamamos macrismo, visto desde abajo, no existe. Es la propuesta de esta mirada que pretende echarle fuego a la leña: qué hicimos y qué dejamos hacer para que nos metan el perro. Por Pablo Marchetti.
(más…)

Seguir leyendo

Mu106

Lavando noticias

Publicada

el

Un análisis de lo publicado en los medios sobre los Panamá Papers. El Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo (CPIA) conformado por lavaca -editora de la revista MU- Tiempo Argentino y la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina presenta su primer informe. Es el capítulo dedicado a analizar qué fuentes se pueden identificar en las notas editadas sobre lo que fue llamado Panamá Papers. Se analizaron 493 artículos publicados en medios de todo el país. Las conclusiones.
(más…)

Seguir leyendo

Mu106

Periodismo transgénico

Publicada

el

La prensa pro agronegocios, desde adentro. Es uno de los mayores aparatos mediáticos del país. Suplementos en diarios, sitios web y hasta un canal que transmite 24 horas. Ahora, sumó un programa en la tevé pública. Cómo fumigan propaganda. Por Darío Aranda.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.