Sigamos en contacto

Mu32

El árbol y el bosque

Publicada

el

Mike Amigorena en versión de Alejandra Ciurlanti. Regresó a escena con un monólogo poético y potente, que desconcierta a sus fans de la tevé y con el que logra una ovación en cada función. El mejor Mike.

De repente, el teatro queda a oscuras. Las luces se proyectan sobre alguien que aparece corriendo dentro de un cilindro cubierto con tul negro. La imagen es blanca y negra. El personaje está velado y rodeado por el tul, a veces por palabras que se proyectan sobre el cilindro, y siempre por miradas que vienen desde arriba y desde abajo del escenario. Corre atormentado. Grita, habla, suplica: “No digas nada, hermano, no te muevas, yo te amo, hermano”.
Baila, canta, invoca a la madre, a la naturaleza, a las putas. Dice que es un extranjero, cuenta que lo discriminan por lavarse la pija después de mear, conjura contra los pocos que deciden desde arriba, piensa que lo mejor sería crear un sindicato internacional y jura que vio a una prostituta suicidarse tragando tierra.
¿Delira? ¿Está loco? ¿A quién se dirige?
El hombre que está solo dentro de un cilindro desde hace sesenta minutos comienza a correr nuevamente. Se desploma. Se oye una melodía. El cilindro comienza a bajar. Entonces llega la ovación.
El actor: Mike Amigorena. La directora: Alejandra Ciurlanti. El autor: Bernard Marie Koltès. La obra: La noche antes de los bosques.
Si hay un rasgo contemporáneo en esta obra es el intento de construirse en medio de los obstáculos, usando la palabra como salvadora. En el programa, Alejandra escribe: “Más que nunca vivir se experimenta como un deseo de paz. Y la paz siempre se da con otro, eso pienso. Esa búsqueda, ese deseo sanador, es el que nos acompañó desde el primer día en el trabajo”.
Luego, en persona, amplía la idea: “Ese hombre, extranjero y solo, perseguido y discriminado, deambula y busca. Busca un lugar donde el amor y la paz y la igualdad sean posibles. Su voz resiste, poderosa y tierna, desnuda de teorías, se enfrenta a todas las exclusiones. Los miedos, la desnudez, la contradicción de estar rodeado por mil miradas y sentirse irremediablemente solo”.
 
 
Todos somos extraños
Además de directora de teatro y televisión, Alejandra es psicoanalista. No tiene la pretensión de “lucirse”: hasta se diría que se esconde detrás de la actuación de Mike Amigorena. “La función del director es hacer brillar al actor”, explica.
¿Qué encontraste en Mike?
Un actor virtuoso, ecléctico, y muy variado. Es bestialmente escénico. La forma en que se pone delante de su trabajo es desprejuiciada: es, para mí, el mejor actor de su generación. Mike tiene muchas personas dentro de sí, y el que se relacionó conmigo fue el Mike generoso, el iluminado. Tuvimos ocho meses de ensayo. El proceso de ensayo fue grupal. Trabajamos las ideas juntos. Mike ensayaba junto al escenógrafo (Alberto Negrín), luego se acoplaba el músico (Iván Wyszogrod), más tarde la coreógrafa (Diana Szeinblum). Logramos diferenciarnos del estereotipo del unipersonal, porque si bien está Mike actuando solo durante una hora, está acompañado de los espectadores que eligieron ver la obra desde arriba del escenario.
¿Cómo experimentaron el vínculo con el texto?
El vínculo más directo se produjo cuando logramos sentir libertad emocional. Pensá que la investigación sobre la obra nos llevó dos años.
¿Por qué tanto tiempo?
Porque se trata de una traducción y debimos adaptarla. La obra original de Koltès dura más de tres horas y el intérprete habla el francés de los suburbios. De todas formas, hay partes que Mike actúa en francés para que no se pierda la potencia. En ese aspecto, también fue una gran investigación escenográfica. Deseábamos no romper con la poética desde lo estético. Tenía que ser algo simple y preciso. Trabajamos, por lo tanto, con elementos abstractos no domésticos, para que la mirada no se pudiera familiarizar con ningún objeto.
¿Qué trata de significar la obra?
Sin duda, está la extranjería como tema central, pero tomándolo desde un punto de vista metapsicológico. Es decir que cualquiera, en cualquier lugar o momento de su vida puede sentirse extraño.
 
Ahí viene Mike al bar donde conversamos con Alejandra. Jean gastado, un poco manchado (luego comentará que no sabe si la mancha fatal fue obra del fabricante o suya), una remera suelta y muchos, muchísimos rulos. Tiene un saludo para cada uno de los parroquianos. Y me dice: “Hola, soy Mike”, aunque sabe que lo sé. Saltó a la fama con un exitoso programa de televisión acerca de un exitoso programa de televisión, ganó premios y es tapa de revistas, pero prefiere presentarse como si fuera un desconocido.
–¿Me puedo sentar?– pregunta.
Mike habla en diminutivo. “Señorita, podría traerme un cafecito chiquitito”. La moza lo reta: “Fuego no te doy más, te quedaste con todos los encendedores”.
–¿Yo? Te juro que no me quedé con nada.
–¿Nunca te quedaste con nada?– pregunto.
–Bueno… me he quedado con otras cosas de otros, pero no con encendedores.
Sé que miente. Sabe que no le creo.
La señorita vuelve. Le consulta: “¿El café solo, cortado, con mucha o poca leche?” Y él: “Ayy, qué linda. Traeme lo que quieras, ya me compraste”.
Mike juega. Arriba y abajo del escenario. Interrumpo el mordiscón que le echa a su modesto sándwich, con poco jamón.
¿Qué es la fama para vos?
No veo más allá de lo que puedo ver, por eso tengo claro que es una consecuencia de lo que uno hace. Ni la busco ni me peleo con ella. Al contrario, la respeto porque habla de lo que logré.
 
Dice que está por cumplir 38 años, que a los 20 se vino desde Mendoza a Buenos Aires. Que desde que tiene uso de razón es artista, que ser actor es sólo una de sus facetas y que hace sólo diez años que vive de lo que le gusta. Debutó en 1998, en el teatro ift, con la obra de Frank Wedekind Despertar de primavera. Se hizo famoso con el programa televisivo Los exitosos Pell$ y se dispone a actuar en las películas Miss Tacuarembó (basada en la novela de Dani Umpi), que dirigirá Martín Sastre y protagonizará Natalia Oreiro, y El niño argentino (basada en la obra de Mauricio Kartun), que dirigirá Luis Puenzo.
–Soy una persona inconsciente, pero recontra racional, no soy solemne pero soy muy formal, me cago en el teatro, me cago en lo que hago. Disfruto haciéndolo porque soy vago. Paradójicamente no leo porque vivo leyendo. No trabajo, pero vivo trabajando.
¿Cómo manejás la ambigüedad de ser galán y pintarte las uñas, por ejemplo?
Primero: no soy galán. Que el otro me ponga en ese lugar es problema suyo. Segundo: no manejo nada. Hago lo que se me da la gana. No soy estancado. Soy impredecible.
Y en esta obra, ¿quién eligió a quién?
Por lo general, no elijo nunca. La obra, el personaje y Alejandra me eligieron, sin duda. Lo primero que me produjo el texto fue aburrimiento. Nunca me costó tanto una obra. Y mirá que hice Shakespeare, eh.
¿Qué fue lo que te hizo seguir, entonces?
Primero la intuición y luego Alejandra. Acá no hay máscaras, se trata de un monólogo, con un texto super poético. Dije: no puedo dejar de lado un proyecto exquisito. Hasta que hubo un momento en el que el personaje me agarró y me vi.

Mu32

Lo esencial

Publicada

el

Crónica del más acá
(más…)

Seguir leyendo

Mu32

Las venas de Andalgalá

Publicada

el

El 15 de febrero pasado una fiscal ordenó desalojar a los vecinos que montaban guardia para impedir que avanzara el proyecto minero Agua Rica. Resistieron pacíficamente y soportaron una brutal represión, que al día siguiente fue repudiada por toda la ciudad con una movilización que presionó para que liberaran a los presos, apedreó la sede de la minera y sacudió la intendencia, que terminó arrasada por el fuego. Lograron así ser escuchados: un juez ordenó detener las obras. La determinación de los vecinos de Andalgalá tiene su base en una experiencia concreta: allí se estableció hace más de una década Bajo Alumbrera, la minera que anunciaba el progreso y sólo les deja hambre y contaminación.
(más…)

Seguir leyendo

Mu32

Otro paraíso en peligro

Publicada

el

Las empresas forestales Arauco y Stora Enso retomaron el proyecto iniciado por la española Ence para instalar una nueva pastera en Uruguay. El lugar elegido es Conchillas, un pueblo declarado Monumento Histórico Nacional.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.