Sigamos en contacto

Mu70

Callejeras

Publicada

el

Vecina. Domingo por medio salen a la vereda a compartir su música. Una ceremonia que define el estilo musical de esta propuesta: bajar un cambio y disfrutar lo cotidiano.


Laura Ledesma y Marianela Cuzzani se conocieron porque las dos daban clases de canto. Ambas son multi-instrumentistas y las voces cantantes de Vecina, un grupo que completan Cecilia Bienati en piano y Valeria Rapoport en visuales. Interpretan un repertorio de composiciones propias con aires de folk y canción latinoamericana. Guitarra, cuatro venezolano, acordeón, jarana y ukelele les bastan para arropar canciones de una belleza casi hipnótica, capaces de contagiar un optimismo para nada ingenuo. “Un optimismo austero y tranquilo”, según sus propias palabras. Todo esto quedó bien plasmado en su debut Foto de un buen día, disco de reciente edición donde también participaron Javier de Mendonca en contrabajo y David Fernández en trompeta y percusión. Pero mejor comenzar esta historia por el principio.
Marianela: “Vecina surgió en el 2010. Nosotras ya veníamos cantando juntas en un grupo que se llamó Dasvidania, donde éramos varias voces. Hacíamos un repertorio latinoamericano de canciones populares. Con la banda habíamos grabado un disco, pero nos fuimos distanciando. Cuando nos encontramos las dos teníamos muchas canciones propias. Una novedad porque estábamos empezando a componer, con ganas de seguir cantando y entendiéndonos muy bien a la hora de trabajar. Ese verano las dos estábamos de vacaciones y nos cruzamos en Trelew.”
Laura: “Nos íbamos mandando las canciones por mail y cuando llegamos a Trelew la tarea era que cada una se supiera las canciones de la otra. En esos 5 días se gestó nuestro sonido, que es básicamente un cuatro, un acordeón y una guitarra para acompañar nuestras voces.”
La lentitud de un buen día
Si hay una aire que recorre todo el disco de Vecina es la de una invitación a bajar un par de cambios en la velocidad que nos impone nuestra vida metropolitana. Títulos de canciones como Balneario, La calma y Entre tortugas marcan esa impronta. En Domingo esto se hace más explícito aún, cuando cantan:
“Es hora de ordenar
al menos lo que queda de mis ideas
Va mi cabeza en bicicleta.
Soñar despierta una vida lenta”
Laura: “Esa canción habla de una escena por todos conocida como es andar en bicicleta por la ciudad y lo que para cada uno significa eso. Un poco es pasear, un poco es detenerse en un semáforo y pensar, es recibir el viento en la cara… Un montón de experiencias muy chiquitas que tienen que ver con el andar en bicicleta. En lo personal me gusta tener excusas para parar un poco.”
Otro de sus temas es Render peruano, cuya letra es todo un hallazgo que Marianela canta con mucha frescura:
“Tu render no está,
habrá que esperar
¿qué decís de ir al peruano?
Una mesa al sol,
ver gente pasar
¿quién puede no estar enamorado?”
Marianela: “Es una invitación a almorzar. Fue algo que surgió así: yo estaba empezando a salir con alguien y se me ocurrió invitarlo a almorzar. Son esos primeros momentos de enamoramiento cuando sos una creativa absoluta (risas). Lo grabé así, un poco a la que te criaste y se lo mandé por mail. Después me di cuenta que podía ser una canción y la arreglamos entre las dos.”
La grabación fue posible gracias a que ganaron el concurso Proyecto Disco, de Estudio Urbano. Ellas coinciden en decir que de otra forma no lo hubieran podido realizar, ya que no contaban con ningún tipo de presupuesto como para poder afrontar los costos. Marianela lo recuerda así: “La grabación estaba de premio, entonces había que aprovechar esa zanahoria y arreglarnos con lo que teníamos.”
La vereda
Desde hace un par de años, y cada domingo de por medio siempre que el clima lo permite, realizan el ciclo Vereda. Una invitación a acercarse hasta una tranquila calle de Colegiales, llevar el equipo del mate y sentarse a disfrutar de sus canciones. Un plan perfecto para contrarrestar la melancolía de ese horario en el cual el fin de semana empieza a despedirse. En épocas invernales aprovechan el calor del sol, pero cuando el clima se pone más primaveral prefieren ir corriendo el horario más hacia la noche. Ahí es donde entra en escena Valeria, la visualista del grupo. Ella realiza animaciones digitales en vivo, aplicando mapping 3d –técnica que consiste en proyectar video sobre superficies reales– en los relieves de las casas. Dándole de este manera un carácter audiovisual a la experiencia dominguera.
Marianela: “En el 2010 nos fuimos de viaje a México. Estuvimos en Veracruz para aprender de los fandangos y vimos lo que eran las tocadas en la calle. Donde no hay ningún sistema de amplificación, los vecinos se juntan, cada noche en una casa distinta, y eso es una forma de ceremonia de “bendición” para la casa que ocupan. Es algo que se da naturalmente. Luego volvimos y lo comparamos con lo contracturado que es hacer un recital acá.”
Laura: “Entonces buscamos la forma de hacerlo cada vez más simple. ¿Cómo se puede hacer para tocar sin dinero? Al principio fue así: los instrumentos sin enchufar, sin casi invitar, así con lo puesto, salir con el mate a tocar a la vereda. Después, por suerte, la vereda empezó a crecer en convocatoria. En la primera éramos 10, entre nuestros amigos y nuestras mamás. Como no era mucha gente, por ahí alguien pasaba caminando, pero no entendía cómo funcionaba: si cualquiera estaba invitado o no. Hasta que se instaló que la propuesta es una invitación a todo aquel que quiera acercarse pasó un tiempo. Ahora sí tenemos algún tipo de amplificación y la convocatoria tiene más difusión.”
Marianela: “En cada vereda pasa algo distinto. En la última del año pasado terminamos siendo 300 personas bailando bajo el rayo del sol. Siempre tratamos de no cortar la calle –porque no tenemos permiso– ni de molestar al resto de los vecinos, somos muy cuidadosas de eso. Pero cuando tenés 20 parejas bailando ya está ¿Qué permiso vas a necesitar? Sin querer cagarse en nadie, no tiene que ver con eso, sino con que existe otro orden, que tiene que ver con los usos y las costumbres. Y que tiene más valor que lo escrito porque está avalado por el hacer de un montón de personas. Tuvimos algún inconveniente, pero menor. Siempre va a haber alguien a quien no le gusta lo que hacés.”

Mu70

Narcocracia

Publicada

el

Algo cambió en el mapa del delito: pasamos de ser un país de tránsito y circulación de drogas, a uno que la produce en cientos de pequeñas cocinas en las villas o en laboratorios instalados en barrios cerrados. El boom del consumo, empujado por las clases medias y altas. La red de complicidad, que involucra fuerzas de seguridad, jueces y fiscales. Las zonas condenadas a la criminalidad. Y las posibilidades de quebrar esta dinámica que se expande porque ofrece trabajo, dinero e identidad social. Tal como retrata la serie Breaking Bad.
(más…)

Seguir leyendo

Mu70

El campo de batalla

Publicada

el

Villa Zavaleta, escenario de una pelea por el control del territorio de bandas narcos y unas fuerzas de seguridad que liberan la zona al grito: “Que se maten entre ellos”. El resultado: el asesinato de Kevin Molina, un niño de 9 años. Un caso, una historia y un relato que desnuda la cruel verdad: la impunidad de la violencia.
(más…)

Seguir leyendo

Mu70

Lo que más hincha

Publicada

el

El fútbol, las barras, la violencia, la dictadura y el después es la historieta que narra este libro creado por Fabio Zurita con dibujos de Francisco Barón.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.