Perpetua para el femicida de Julieta Riera: “Esto va a impactar en la vida de otras chicas”

Un juicio por jurados de 12 personas encontró culpable a Jorge Julián Christe de golpear y tirar por el balcón a su ex novia, Julieta Riera. Masivas movilizaciones lograron impulsar este fallo durante meses en los que el joven gozaba de distintos beneficios por ser hijo de una jueza de la provincia; su versión era que Julieta se había caído, y su defensa amplió en el juicio sobre los supuestos rasgos problemáticos de la joven. Sin embargo, peritos oficiales fueron clave para descartar estas revictimizaciones y culpar al femicida, que ahora deberá cumplir la pena de 25 años. Lo que hay que hacer para conseguir justicia de un hijo del poder: “Hoy sentí mucho alivio, y de a poco el cuerpo se va aflojando de tanta tensión”, dice Ana Brugo, mamá de Julieta, luego de conocer la sentenca. “El fallo en sí no me alegra, porque lo que se estaba juzgando es una muerte, pero finalmente se hizo justicia, y esto va a impactar en la vida de otras chicas”.

Por Inés Hayes y Melissa Zenobi

El femicida de Julieta Riera, Jorge Julián Christe, fue condenado a prisión perpetua. Se trata del hijo de una ex jueza de Entre Ríos que gozó durante el proceso el beneficio de prisión domiciliaria. Pero finalmente, gracias a las masivas movilizaciones sociales en Paraná, el veredicto de 12 jurados y del juez técnico Elvio Garzón encontró culpable a Christe del delito de «homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y por haber sido cometido mediando violencia de género».

En el juicio se pudo comprobar que el hijo de la ex jueza de Entre Ríos Ana María Stagnaro arrojó a Julieta – en ese entonces su novia- de un balcón del octavo piso de un edificio del centro de Paraná, el 30 de abril del año pasado. Él tiene 32, ella tenía 24.

Christe deberá cumplir la pena de 25 años en la Unidad Penal 1 de la capital entrerriana. “Hoy sentí mucho alivio, y de a poco el cuerpo se va aflojando de tanta tensión”, dice Ana Brugo, mamá de Julieta, a lavaca luego de conocer el fallo. “El fallo en sí no me alegra, porque lo que se estaba juzgando es una muerte, pero finalmente se hizo justicia, y esto va a impactar en la vida de otras chicas”.

El caso

Julieta convivía con Christe desde hacía un año y medio; se habían conocido por amigos en común. A su familia le contaba poco sobre su relación, pero su mamá percibía que ella había cambiado: “Ella tenía muchos amigos, era muy amiguera. Pero se juntó con este chico y como que se aisló de sus amigos. Al principio de nosotros también nos comunicábamos solo por mensajes”, contó en una extensa entrevista con lavaca.

Ambos vivían en San Martín al 300, en una de las dos propiedades que tiene la ex funcionaria judicial, madre de Christe, en el octavo piso de ese edificio, a pocas cuadras de su casa en pleno centro de Paraná. Habitaban el que da a la calle peatonal, con balcón cubierto al frente; pero el femicidio ocurrió en el otro inmueble del mismo piso, que tiene un balcón sin protección que da a un pulmón de manzana.

La investigación indicó que la madrugada del 30 de abril, hace casi un año, Christe golpeó a Julieta y la arrojó al vacío. Julieta falleció al instante. Esa misma noche el joven manejó su moto hasta la casa de la ex jueza, y después a la comisaría en el centro de la ciudad, donde denunció que su novia se había caído. En ese momento fue revisado por los médicos: su cuerpo tenía signos de pelea.

El 2 de mayo -dos días después del hecho-, el juez Mauricio Mayer dictó la prisión preventiva de Christe en la Unidad Penal Nº1 de Paraná, luego de que el fiscal Ignacio Aramberry lo imputara por “homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y violencia de género”.

Fue ese mismo fiscal que había presentado al  juez Mayer los resultados de la autopsia que realizó el Cuerpo Médico Forense: María Julieta, entre las 2:20 y 2:50 de esa noche, sufrió maltrato físico y falleció por los golpes al caer de un balcón a 19 metros de altura.

Cuando vencieron los 60 días de prisión preventiva, fue María Carolina Castro, vocal de Juicios y Apelaciones Nº1 de Paraná, quien dio lugar al pedido de la defensa le otorgó prisión domiciliaria.

Así, detenido en la casa de su madre, Christe llegó al juicio.

El juicio

El juicio – que tuvo la particularidad de que fue por jurados- duró dos semanas.

Ana, su mamá, relata cómo fueron esos días: «Han sido terribles. Hay cosas que yo venía sabiendo, pero fue muy impactante enterarme de más situaciones que vivió mi hija, fue muy doloroso». La familia, querellante en la causa, desde el primer momento pidió prisión perpetua: «Yo no juzgué porque sí, fui investigando, buscando, interiorizándome, y con la información, las pruebas y los testimonios que aparecieron en el juicio, no podía ser otro el resultado».

Al conocerse la sentencia, luego de dos semanas de juicio, Ana abrazó a Andrea Oviedo, activista feminista de Paraná, y entre llantos le agradeció el acompañamiento: “Sin ustedes no lo hubiésemos logrado», le dijo.

Es que en plena cuarentena, aún con restricciones de circulación, En Paraná hubieron movilizaciones para que el femicidio no quedara impune.

“Desde la defensa todo el tiempo han querido instalar la idea de que Julieta se cayó sola, de que tenía problemas de consumo, que se golpeaba sola. La mamá de Christe dijo que cuando Julieta no tenía los anteojos se lastimaba”, señaló Andrea Oviedo a lavaca. Ella junto a otras compañeras acompañaron a la familia de Julieta en la búsqueda de justicia: “Para nosotras esta sentencia es un triunfo. Él es hijo de una jueza y sabemos que las influencias del poder económico y político que hace que muchas veces queden impunes estos casos. Por eso este es un logro, además de saber que la justicia patriarcal y machista puede revertirse”.

Andrea Oviedo advirtió además lo importante que fue la declaración de las peritos oficiales, que fueron contundentes al demostrar que Christe está situado en tiempo y espacio, y que no tiene ningún problema o patología psiquiátrica como quisieron instalar. Asimismo las peritos -psiquiatra y psicóloga- demostraron que en la relación era violenta: “Entendimos la importancia de tener personal preparado para que estas pericias puedan realizarse con perspectiva. Esto es fundamental para encontrar algunas grietas dentro de un poder judicial que es patriarcal”.

0:00
0:00