Sigamos en contacto

Mu50

La tevé oculta

Publicada

el

Visibles. Marta Dillon y la directora Albertina Carri crearon un programa que con calidad y profundidad aborda el tema de la identidad. Gays, lesbianas, trans, en primera persona. Los seis primeros capítulos están archivados a la espera de pantalla.

“Toda gestación es una incógnita, pero la pregunta que se formula en voz alta es: ¿nena o varón? Nena, porque mujer se llega a ser. Varón también, aunque el indicio de un pene avistado desde la vida intrauterina alcanza para nombrarlo. Es nena, sin dudas. Se ven los labios de su vulva, su clítoris está escondido, ahora falta medirlo. Es varón. Sus testículos son visibles, su pene mide entre 3 y 4 centímetros, o más, ¿qué importa? Ha nacido y es normal. La ciencia lo suscribe. Le han dado un sexo. Le han marcado el inicio y hasta la línea de un recorrido. Futuros y existencias inteligibles que se imponen aún a costa del cuerpo. En tanto cumplan con sus coordenadas de géneros serán funcionales, podrán creerse dueños y dueñas de sus cuerpos. Pero no soy lo que se espera de mí, no quiero lo que me asignaron. ¡Quiero ser! Entonces, la lógica que otorga a cada cuerpo un género y a cada género un cuerpo, ¡estalla! Hablar de esto, ¿provoca?, ¿cuestiona?, ¿te molesta? Caben y valen todas las preguntas. Lo que importa es que se hable o, mejor dicho, que se siga hablando”.
Esta introducción pertenece a uno de los capítulos de Visibles, un programa hecho para televisión que aún no vio la luz, pero la busca. Un programa que habla de identidades, de diversidad sexual, de familias, pero más que nada del amor y la libertad. “Lo que tratamos es de naturalizar que esta supuesta normalidad es más infrecuente que la diversidad, que convivimos a diario con realidades muy diversas, sólo que hay algunas que están más jerarquizadas que otras”, sintetiza Marta Dillon, una de sus creadoras.
Hacerse ver
La casa de Marta es grande. Reposa en un barrio tranquilo, de calles empedradas, plazas inmensas y estaciones de tren antiguas. En ese hogar caben hijos, bebés, familia y también proyectos. “No queríamos hacer lo que suelen mostrar esos informes televisivos cuando se habla de las familias lesbianas o del mundo trans: siempre van a entrevistar al otro, a un otro. Hicimos al revés: desde una primera persona, desde un mundo que nos pertenece, donde estamos inmersos los y las heteros, homosexuales, lesbianas. Desde nuestro lugar concreto: estamos en Argentina, donde convivimos con estas historias, donde lo que hay que cambiar es el modo de mirar”. El resultado de esta propuesta es Visibles, un programa de tevé con dirección integral de Albertina Carri, los maravillosos textos de su pareja, la periodista Marta Dillon, la conducción de Lisa Kerner y Diego Trerotola y la producción periodística de Marlene Wayar, Ariel di Paola y Facundo García. Cada uno de estos nombres representa en sí mismo un universo, una red que teje identidades propias, una usina de pensamiento sobre lo que somos y lo que queremos ser.
“Quien no quiere ver, no verá más allá de su propio prejuicio. Pero lo que se necesita es más visibilidad para saber que el mundo es un poco más ancho que lo que nos quieren hacer creer históricamente. Esa es nuestra apuesta y por eso la inclusión de diferentes historias, además de informes, de gente que te viene a hablar no de cómo es lesbiana o de porqué es lesbiana, sino de cómo dio y recibió amor”.
En Visibles hay una sección llamada El mundo ideal, en el cual un artista intenta crear lo que el título indica: “Al capítulo de familias vino Fito Paez a contar la historia de su propia familia. Leyó un texto que relata una jornada familiar donde nadie termina sabiendo bien quién es padre de quién, que resume lo que pasa en casi todas las familias actualmente. Eso es lo que tratamos de mostrar en el programa”.
Las ganas de hacer este programa surgieron en 2008, cuando Marta y Albertina hicieron un piloto con una productora independiente con la idea de instalar estos temas en la agenda audiovisual. En 2010 lo presentaron al INADI. En ese entonces el organismo promovía producciones sobre las temáticas que habitualmente aborda. Este 2011, grabaron y editaron los primeros seis programas. Sin embargo, hasta el momento ese material no se emitió. Está esperando pantalla en el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos (BACUA), nacido a partir de la Ley de Servicios Audiovisuales, cuyo propósito es abastecer de contenidos tanto a nuevos espacios de emisión como a los ya existentes. Ninguno le dio todavía pantalla a Visibles.
Soy lesbiana, hija, madre…
¿Hay identidades en crisis o en transformación?
Creo que hablar de identidades es una posición estratégica. Una estrategia de visibilidad, en principio, pero también política, porque si no la nombramos de alguna manera parecería que no existiera: necesitamos nombrar. Sin embargo, todas las identidades, en la medida en que sean estancas, se tornan incompletas. Si yo te digo “soy lesbiana” te estoy contando poco de mí, porque también me atraviesa el ser hija de desaparecidos, el ser madre, el ser abuela, el ser latinoamericana, el ser mujer de clase media. Y cuando estoy en la calle marchando con mis compañeros de HIJOS lo que tiene más fuerza es esa parte de mi historia. También es cierto que hacerte visible como lesbiana en lugares que no sean la marcha del orgullo gay aporta diversidad. Estratégica y políticamente son modos de afirmación que permiten desarticular un orden normativo como es el de la heterosexualidad obligatoria. Más allá que que hoy podríamos ilusionarnos con pensar que la identidad hetero está en crisis, de alguna manera este sistema heteronormativo siempre se reorganiza. Un ejemplo concreto es lo que sucedió con el matrimonio igualitario. Sin duda fue una conquista por lo que aportó, porque saldó una situación que necesitaba ser saldada, como en el caso de nuestros hijos, pero a la vez también ayudó a reorganizar esa diversidad en términos ya conocidos: “Bueno, sos gay, pero te pido que tengas una pareja estable”. Había que dar prueba de suscribir a esa norma que es, te diría, la base de la heteronormatividad. El matrimonio no es algo que pueda definir al colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) y, sin embargo, representa una pelea estratégica en todo el mundo. Suponemos que por eso ahora nadie te va a tirar piedras en la calle, pero sin embargo a Natalia Gaitán la asesinaron por ser lesbiana.
Otro ejemplo es el debate sobre la Ley de Identidad de Género…
Ha tenido debate parlamentario, en comisión, y por supuesto es cierto que esta ley facilitaría la vida cotidiana a miles de personas. Pero también es cierto que obliga a ordenar el mundo trans en identidades masculinas o femeninas, sin llegar a interpelarnos sobre de qué se trata encarnar un género. Igual, creo que son pasos que se van dando y que el espectro se va abriendo.
Bache legal
Marta y Albertina están casadas hace un año. Tuvieron un bebé antes de la Ley de Matrimonio Igualitario y por ese motivo el hijo sólo está ligado legalmente a una de ellas. En ese sentido es que Marta señala la dimensión de ese bache legal: “Hay 300 familias inscriptas en un registro esperando regularizar la situación, porque los niños que nacieron antes de la ley solamente tienen vínculo legal con una de las madres. ¿Qué tienen que esperar entonces nuestros hijos? La posibilidad más concreta que nos ofrece hoy la formalidad legal es hacer una adopción directa. Es el tipo de adopción que se le propone a una mujer que queda viuda, que se vuelve a casar con alguien y ese alguien adopta a los hijos para compartir los vínculos legales: herencia, patria potestad. Pero como esa solución está pensada para esa situación determinada, no reconoce vínculos de segunda línea, es decir, no genera vínculos con los abuelos, con mi familia de sangre, y, lo que es peor, tampoco con su hermanos. No sería justo que Furio no fuera hermano de mi hija mayor, como también es injusto que yo tenga que adoptar a mi propio hijo, con todo lo que implica una adopción: que venga una asistente social, que intervenga un magistrado, que se judicialice esa relación… Cuando en realidad ese niño fue pensado, deseado, esperado, criado y alimentado por Albertina y por mí. Ese bache legal se está denunciando cada vez que podemos, tratando de acelerar la puesta en práctica de un decreto del Poder Ejecutivo que por lo menos abriría un período ventana para quienes quieran regularizar la situación. Hace meses que se supone que está a punto de salir, pero hasta el momento no pasa nada.
Qué ejercicio de paciencia, de tolerancia, tienen que hacer para esperar que salga la ley que les permita casarse, para esperar que salga la ley para que reconozca a sus hijos…
¡Qué sé yo! Albertina y yo vamos a cumplir un año de casadas, pero cuando tuvimos ganas de vivir juntas, lo hicimos y lo festejamos. Tampoco es que una viva pendiente de la norma, pero cuando entran en escena hijos e hijas es más complicado. Albertina viaja mucho por los festivales de cine, por ejemplo. Y si a Furio le pasara cualquier cosa grave mientras ella está afuera, yo no tengo ningún poder para decir: “sí, opérenlo”, si se precisara. Tenemos un papel que dice que soy la tutora y con eso tenemos que rezar para que no se nos ponga delante un tipo del Opus Dei que lo objete por insuficiente. Pensar que tu vida tiene que ser judicializada para ejercer tus derechos es una locura. Por eso uno organiza su vida más allá de la ley, y hay momentos en que se siente la presión de esa vulnerabilidad, tal como les pasa a las personas trans todos los días y a la máxima potencia. Pero las personas trans no esperan a la ley para ser quienes son: son quienes son. Y pagan un alto precio social por eso.
El sábado 6 de marzo de 2010, en Córdoba, Natalia La Pepa Gaitán fue asesinada después de tener una discusión con el padrastro de su novia. Él la mató de un escopetazo en un claro caso de lesbofobia. No es el único, son numerosos aunque carecen de difusión: “Si se agrupan las noticias policiales sobre cuántas travestis matan es impresionante: su promedio de vida es de 35 años. Los crímenes de odio siguen sucediendo y no es algo que esté en nuestra agenda”. El motivo de esta falta de difusión o de la falla para dar a conocer este tipo de crímenes por parte de los propios activistas no tiene una respuesta fácil. “No puedo responderlo desde adentro porque no estoy en ninguna agrupación. Lo que sí es cierto es que hay cosas que son más fáciles de escuchar y otras más difíciles; que cuando se está haciendo una militancia, sobre todo a nivel mediático o estructural, hay cosas que no rinden tanto. Pero lo cierto es que también hay identidades devaluadas, absolutamente devaluadas, como las identidades trans, no sólo para la sociedad heteronormativa, sino también para gays y lesbianas. Hay mucho trabajo por hacer”.
 

Mu50

Paren de fumigar

Publicada

el

Este es un breve resumen de los informes que en diferentes localidades elaboraron médicos y científicos. Tienen en común la seriedad de las fuentes y la coincidencia de los resultados. Señalan que existe una relación entre el aumento de casos de cáncer, malformaciones congénitas y leucemia en las zonas de mayor fumigación con agrotóxicos. Por el momento son los únicos que trascendieron y con mucha dificultad para su difusión, sobre un tema que preocupa y moviliza a los vecinos de las zonas afectadas, principales motores de campañas y denuncias judiciales que lograron hasta ahora resultados parciales y provisorios. El debate de fondo es el modelo agroindustrial que afecta hoy a todo el campo argentino.
(más…)

Seguir leyendo

Mu50

La peste

Publicada

el

Paren de fumigar. Un caso raro, una sospecha, un diagnóstico: médicos, pediatras y científicos de distintas provincias inundadas por el monocultivo y el glifosato fueron, casi siempre en soledad, el amplificador de una realidad silenciada al detectar que el crecimiento exponencial de malformaciones de bebés, cáncer y abortos a repetición, no es una plaga sobrenatural sino el efecto de un tipo de modelo productivo. En Chaco un informe impulsado por una pediatra oficialista (pero no obsecuente) determinó un 300% de aumento de casos de cáncer y 400% de malformaciones en zonas altamente fumigadas. Algunas de las voces que no se resignan a estas epidemias.
(más…)

Seguir leyendo

Mu50

Un sistema enfermo

Publicada

el

La salud en la Argentina. “Cómo uno vive, se enferma y se muere” abrevia Gonzalo Basile, presidente de Médicos del Mundo, para referirse a lo que está en juego cuando se habla del sistema de salud que rige en nuestro país y los intereses que lo amenazan hoy.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.