Sigamos en contacto

Nota

Viva el teatro: Evita adolescente, un túnel del tiempo, el horizonte de la sirena y la enciclopedia de una amistad

Publicada

el

Propuestas más allá de las pantallas. Evita como niña, adolescente y mujer, para que la conozcan sub-15, una Magenta en el mar, los prejuicios de un pueblo tomados con humor, un viaje divertido de la colonia para acá, una pareja que elabora una enciclopedia sobre la amistad que se llama BESA.

Evitácora

Lola visitó la ciudad de Los Toldos, en la que nació Eva Duarte, el 7 de mayo de 2019. Allí conoció algunos aspectos de su vida, otros los obtuvo gracias a las charlas familiares y con toda la información armó una Evitácora,  una serie de cajas de colores que guardan elementos y datos sobre Eva y su familia. Lola le propone a Toto conocer a Eva sumergiéndose en su mundo y juntes recorren distintas formas de abordarla: la Eva niña risueña y traviesa, la Eva rebelde que siendo adolescente decidió ir a vivir a la gran ciudad, la Eva que encontró trabajo como actriz, la Eva que se enamoró de Perón con quien construyó un momento político trascendente para el país y la Evita, así renombrada para la eternidad por la gratitud del pueblo.

La idea de gestar un espectáculo para las infancias sobre Eva a cien años de su nacimiento, en 2019,  fue propuesta a la directora Ana Alvarado por la Universidad Nacional de las Artes. Ana —quien junto a Daniel Veronese y Emilio García Wehbi integró el influyente grupo teatral El Periférico de los objetos durante 20 años, hasta 2009— es la autora del texto y la dirección es de Carolina Ruy y Javier Swedzky, con actuaciones de Carolina Tejeda y Leonardo Volpedo. “Hacemos pie en que Evita era mujer, era una niña de pueblo, una adolescente que se vino a triunfar a la ciudad y todos los procesos importantes de su vida vistos desde  la mirada de dos niñes que van armando una Evitácora, una bitácora de Eva Perón, con mojones de su historia y también con aspectos de la época, como el voto femenino, todo en clave de juego infantil para que los niños y las niñas lo disfruten”.

Sumado a las actuaciones, hay un espectáculo de títeres, teatro de sombras y material audiovisual. Evitácora garantiza calidad artística y es un a celebración para los sentidos. ¿Qué buscaban resaltar de la rica vida de Eva? Ana enfatiza: “Queríamos destacarla como mujer, la relación que estableció con su pueblo, el voto femenino, sin ocultar que había pedidos anteriores para que se cumpliera, su labor en la Fundación, y su proceso como sindicalista. Pero empezamos por la infancia, que es muy atractiva, sus hermanes, su vida, sus deseos de ser actriz, lo que hablan sus hermanes de ella. La figura de Evita es muy atractiva para hacer un espectáculo, no en vano se han hecho tantos, es una vida muy singular”.

La obra fue estrenada al cumplirse cien años del nacimientode Eva Perón y ahora vuelve a estar en cartelera a los setena años de su muerte. “Hicimos funciones en 2019 —relata Ana— y ahora volvimos. Estuvimos en Tecnópolis, en el espacio de los Pompapetriyasos, en el Teatro Roma de Avellaneda y lo que recibimos es un entusiasmo enorme. Los niños y niñas empiezan a seguir el ritmo, a cantar, se ríen, participan un montón y los padres y madres se emocionan. Al llegar al final de la obra, estamos todes muy emocionades. Ese es el fenómeno de Eva, un amor que hace emmocionar”.

Próximamente función en Tecnópolis

@evitacora_anaalvarado

Popurrí

Un escenario, dos narradoras y un músico serán les anfitriones que ofrecerán la posibilidad de viajar en el tiempo: desde la Buenos Aires colonial hasta nuestros días, con la compañía de los cuentos, poemas y canciones. Laura Finguer y Silvina Menutti conforman el dúo Verdevioleta Cuentos y vienen recopilando historias orales e indagando en las propias, para nutrir su bagaje creativo.

“Popurrí es un espectáculo de narración oral escénica en el que como en un cajón de sastre se alternan historias de contrabando, de juegos, de extravíos, de amuletos, de encuentros con el alma o con otros seres. Es un encuentro con el antiguo arte de contar cuentos a viva voz, con el ritual de la escucha compartida, con la posibilidad de detener el tiempo un instante para habitar el silencio y otros universos”, coinciden.  Suelen presentarse en teatros, centros culturales, escuelas, bibliotecas, ferias del libro, encuentros y festivales de narración oral nacionales e internacionales, tanto para el público infantil como el adulto.

Juntas conducen el programa radial La silla y la mariposa en www.bichosraros.com.ar, son docentes y capacitadoras en Narración Oral, coautoras y narradoras de Trenes, ganador del 1° Concurso Internacional de video-cuentos BA 2015 en el marco del XIV Festival Internacional de Cuentacuentos y Nuevas Tendencias Palabras más, palabras menos y en 2015 recibieron el Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil La Hormiguita Viajera en el rubro Narración Oral otorgado por la Biblioteca Popular Madre Teresa de Virrey del Pino.

En esta ocasión, las Verdevioleta nos transportarán con sus voces y relatos a otros pequeños grandes mundos, que emergen de la imaginación y de la libertad de elegir desde dónde arrancar el camino. Solo hay que abrir los oídos y estar dispuestxs a la aventura.

MU Trinchera Boutique, Riobamba 143, CABA

Sábado 30 de julio, 20 hs

@verdevioletacuentos

@mu.trinchera

Azul y la Navidad

Azul vuelve con Checha, su madre,  al pueblo donde viven su tia, tio y primos para pasar la Navidad. Checha y su hermana tuvieron una discusión seis años atrás y no volvieron a verse hasta este momento en que el reencuentro alborota a toda la familia. Tía, tío y primos están expectantes por ver a Azul, quien luego de su partida inició su transición de género.

Hace dos años y medio, la actriz, dramaturga directora teatral Lorena Romanin convocó para interpretar el rol de Azul a la actriz, modelo, conductora y escritora Carolina Unrein luego de haberla visto actuar en la película Yo, adolescente, dirigida por Lucas Santa Ana. Es la primera obra que Caro estrena en Buenos Aires. En Diamante, el pueblo entrerriano donde nació, formó un grupo de teatro con dos amigues —la Mashap Teatral— donde armaban monólogos, performances y obras. “La formación que tengo como actriz es muy autodidacta, colectiva. No teníamos un profesor, era horizontal. Acá es la primera obra de teatro  que hago como actriz”.  La primera reunión del elenco, en la que se conocieron y leyeron la obra fue el 11 de diciembre de 2019, el día del cumpleaños de Caro. El estreno iba a ser en mayo de 2020 pero la pandemia retrasó los planes. “Yo iba a  los ensayos contenta, feliz de encontrarme con quienes considero un  poco mi familia acá em Buenos Aires y mi sostén. Estoy muy contenta de estar estrenando esta obra con elles, se siente como un sueño”.

La obra trasluce los prejuicios que surgen en torno a Azul y los más afectados son el tío y uno de los primos. Sin embargo, señala Caro, ellos son quienes luego parecen tomarlo con mayor naturalidad. El tío Mario corrige a la tía Virginia —que está muy nerviosa y preocupada en que nadie moleste a Azul— cuando la trata en masculino. “Me parece una forma interesante de mostrar las diferencias y cómo los seres humanos convivimos con ellas”, asegura. Además de Caro,  Eugenia Guerty, Mayra Homar, Pablo Finamore, Guido Botto Fiora, Marco Gianoli, Luciana Grasso conforman el elenco de esta obra.

Con mucho humor Azul y la Navidad habilita el camino introspectivo.  “Por un lado tenés a estas dos hermanas que están hace seis años peleadas y se reencuentran en Navidad. Por el otro tenés a toda una familia que tiene que aprender a convivir con el hecho de que tienen una familiar trans que se identifica como una mujer, que tiene un nuevo nombre, que usa otros pronombres. Los personajes están todo el tiempo en conflicto, enfrentados a una situación nueva y a una persona que vive y siente de manera distinta a elles. Esta obra habla de esas cosas, de la forma en la que los seres humanos lidiamos con lo que es distinto a nosotros y eso me parece meramente politico y también urgente”.  

El Galpón de Guevara, Guevara 326 , CABA

Lunes 20 hs

@azulylanavidad

@carolinaunrein

@eugeniaguerty 

@mayrahomarok 

@pablo_finamore 

@guidobot 

@marcogianoli 

@lionlucienne

@galpondeguevara

Breve Enciclopedia Sobre la Amistad – BESA

Celso y Celia son dos adolescentes que pasan juntes un verano durante los ´90.  Sus charlas son kilométricas y hablan de todo: los amores, los desamores, las venganzas, los malestares, los placeres pequeños y también los que merecen neón. Desde el inicio la complicidad con les espectadores es impulsada por el director de la obra, actor, dramaturgo y docente Tomás Masariche y la bailarina, actriz y docente Casandra Velazquez. Tomás y Casandra serán quienes harán la divertida introducción a la aparición de Celso y Celia e intervendrán a lo largo de la obra.

Cuenta Tomás que la primera instancia de escritura de la obra fue muy solitaria. “Todo lo contrario a lo que es el proyecto hoy”.  Con material e imágenes que fue recolectando, terminó de escribir el texto. Pero “ese texto nunca se hizo. Todo lo que pasó después tiene que ver única y exclusivamente con lo que el texto tenía atravesado: la amistad. En el caso de la ficción, eran dos personajes, pero una vez que empecé a pensar la puesta arrancó a tejerse una red de personas que ahora, dos años después, se ha conformado en un equipo de trabajo con muchísima complicidad y agilidad a la hora de crear.”

Tomás le pidió a Iván Hochman que sea el dramaturgista de la obra.  Lo describe como un proceso raro, pero dedicieron habitar esa incertidumbre para “ver qué territorios podíamos crear. Investigamos la amistad como una materia en sí misma, nos tomamos mucho tiempo y fuimos muy despacio desde el comienzo. Nos ibamos muy manijas de los ensayos porque las cosas que salían con esas premisas eran muy potentes en sí mismas”.  Un año más tarde, todo se potenció. “Si bien hubo un texto inicial, todo lo que el equipo arma hasta hoy en día es lo que hace que la obra sea realmente valiosa. Hasta el día de hoy no hicimos dos funciones iguales. Seguimos trabajando función a función. Y esa es la enciclopedia. El otro día descubrimos cómo sería una posible obra final, pero lo raro es que ya estrenamos. Entonces se pone en juego el concepto de ´lo acabado´”.

Los actores  que interpretan a Celso y Celia son Max Suen y Felipe Saade. Tomás los había visto ensayando juntos en una obra que no llegó a estrenarse. “Era más gracioso verlos fuera de escena que mientras actuaban”.  El sonido le parecía un elemento a tener muy en cuenta y por eso convocó a la música Maga Clavijo, quien es la creadora de los climas sonoros en escena. “Y pensé que no podía hacer la obra sin mis amigxs Casandra Velázquez e Iván Hochman. ´Una obra que le guste a Ivos y Cas´ les dije cuando los llamé. Ellxs dos terminaron de darle la fuerza y la potencia que necesitaba el proyecto para terminar de asirse”.  La obra que comenzó a escribirse en solitario terminó siendo un espacio de creación grupal con la amistad como  condimento imprescindible. Una forma de reescribir la enciclopedia, prescindiendo de la norma, con palabras que definen conceptos elaborados colectivamente en base a las propias experiencias. El juego como motor y la complicidad como guía.

Planta Inclán, inclán 2661, CABA

Lunes 21 hs, hasta el 15 de agosto

@tomasmasariche

@max.suen

@felipe.saade

@maga.clavijo

@casandravelazqz

@ivos.hochman

@planta.inclan

Magenta

Una caminata de una cuadra -desde su casa hasta el espacio cultural MU Trinchera Boutique- hizo la actriz y performer Sofía Dieguez una vez por semana durante más de tres meses para escuchar las canciones, poesías y pensamientos luminosos compartidos por la artista Susy Shock tras la vidriera de Riobamba 143 en el marco de las Postas Sanitarias Culturales. Iniciado en cuarentena estricta, el evento semanal se propuso acudir al arte como herramienta, ofrenda y conjuro para  sanar juntes y con la calle como punto de encuentro. En uno de esos viernes, Sofía prestó atención a la vidriera donde Susy cantaba, sonreía y colocaba sus manos al finalizar cada canción para establecer  contacto –más allá de la mirada- con la persona a quien le dedicaba el tema. La estructura vidriada le recordó a una pecera y el link mental fue inmediato. Apareció la imagen de la Sirenita, la historia que la cautivó cuando a los tres años vio la película por primera vez. 

Imaginó una obra de teatro, una adaptación, y la escribió. Le contó la idea a Susy Shock. “Sofi, lo podés escribir vos. Inventá tu propia sirena”, le sugirió. “Ella confió en mi y en una noche escribí las canciones, la historia, los personajes y ahí nació Magenta, una sirena más allá del mar”. De espíritu rebelde, con la decisión de enfrentar los prejuicios y ser fiel a sí misma y a sus deseos, Magenta es la versión de Sofía sobre el personaje creado por el escritor danés Hans Christian Andersen en el siglo XIX y llevado al cine por la industria cinematográfica norteamericana en 1989. Una historia de trasformación, de identidad, de elecciones, de renunciamientos, de cómo pensar el propio cuerpo y de ver el mundo de distinta manera de acuerdo a donde se apoyen los pies –o la cola de pez- se trate del relato original o de la versión con final feliz de Disney.

Cuenta Sofía: “El mensaje que me gustaría dar es que no está mal sentirse diferente, quiero que las infancias se sientan libres, que no sientan tristeza, ni miedo, que disfruten de ese momento de la vida que es único, que no se va a repetir y que nadie les diga que no pueden jugar con algo porque es rosa, porque es azul, porque es de nena, de nene. Los juguetes son juguetes, los colores son colores y elles tienen que disfrutar de ese momento de su vida”.

MU Trinchera Boutique, Riobamba 143, CABA

Domingo 31 de julio a las 15 hs

Entrada a la olla. Reservas: lavaca.org/trinchera

@dieguezsofia

@mu.trinchera

Nota

Perú: racismo, criminalización y disciplinamiento como trasfondo de más de 60 muertes

Publicada

el

Lavaca habló con dirigentes sociales y campesinas, que analizan la represión desatada tras la crisis institucional que dejó al menos 60 muertos, miles de heridos y centenares de detenidos, con imágenes de tanques entrando a la universidad pública incluidas. El rol del Congreso, la figura de Dina Boluarte, la raíz histórica, racista y clasista de la derecha peruana. La ligazón con la agenda extractivista con la desestabilización actual que busca criminalizar y disciplinar a las voces de comunidades y organizaciones sociales que denuncian la situación como «dictadura cívico-militar».  

Dina Boluarte tiene más muertos en Perú por la violencia institucional, que días de gestión.

Según la Defensoría del Pueblo de Perú al momento son al menos 56 los muertos por la represión, miles de heridos, y centenares de detenidos. Organizaciones sociales reportan, por su parte, más de 60 muertes. Todo ocurrió en menos de cincuenta días: desde que la vice Dina Boluarte asumió el Ejecutivo el 7 de diciembre de 2022, cuando fue detenido el entonces presidente Pedro Castillo. 

Mientras tanto las calles siguen siendo un escenario de marchas y repudios contínuos: solamente el martes 24 de enero la Defensoría del Pueblo registró 85 cortes de rutas nacionales, además de movilizaciones y bloqueos en 39 vías provinciales. 

¿Cómo interpretar lo que está ocurriendo?

Melania Canales es dirigenta social de la región de Ayacucho; diez de los muertos pertenecen a esa localidad. Además, es ex presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú. Sintetiza así para lavaca los reclamos sociales de los cuales además fue protagonista: 

  • “Uno de los principales reclamos es que haya un referéndum para la Asamblea constituyente; existe hoy una Constitución de 1993, hecha por el dictador Fujimori, que ha privatizado todo en Perú: luz, agua, carreteras, pistas, empresas mineras. Esa es la Constitución que le da todo el poder al empresariado, es la peor Constitución de América Latina, el empresariado se lleva sus ganancias y no paga nada”.
  • ”Esta Constitución ha permitido que la salud y la educación sean un negocio. Prácticamente nos despoja de nuestros territorios colectivos de los pueblos y mujeres indígenas, y no nos permite la participación del pueblo organizado en espacios de poder de decisión. También nos criminaliza. Por eso exigimos referéndum y buscamos una nueva Constitución”.
  • “Pedimos también la renuncia de la traidora y asesina Dina Boluarte. Y la renuncia de la mesa directiva del Congreso”. 
  • “Y exigimos paz. Una paz con justicia. Eso exigimos en el Perú”. 

La Universidad atacada

A la cadena de violencia desde el gobierno se sumó la última semana la brutal represión en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) que incluyó el ingreso de 400 policías junto a fuerzas especiales con tanques que derribaron las puertas, disparos y gases lacrimógenos, y donde más de 205 estudiantes fueron detenidos.

Natali Durand es docente de antropología en la Universidad. Dos estudiantes de su clase fueron detenidos, y ella describe: “Ha sido un atropello a la autonomía de la Universidad. Los estudiantes habían abierto las puertas para alojar a las personas que estaban llegando de distintas regiones para marchar”. 

Desde todo el país llegaban delegaciones a lo que se denominó la Nueva Marcha de los Cuatro Suyos, y la Universidad funcionaba como alojamiento y espacio de encuentro y logística. Pero cuando entró la policía, explica Natali “quedaban pocos manifestantes, eran más los alumnos que se encontraban dentro de la Universidad, algunos en la toma, otros en la residencia universitaria, eso es muy preocupante porque entraron a la residencia universitaria”. Desde entonces parte de los docentes y estudiantes piden la destitución de la actual rectora Jeri Ramón. 

El Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) condenó la represión y expresó que “la entrada de la policía a la sede universitaria es una violación flagrante de la autonomía”. Además rechazó la “decisión del gobierno de recurrir a la violencia para enfrentar la crisis en el país”. Y remató: “La actitud del gobierno del Perú se coloca al margen del respeto a los Derechos Humanos”.

La traición de Dina

¿Dónde se encuentra la semilla del actual conflicto?

Responde Natalí Durand: “Para entender la semilla de esto podríamos irnos hasta 200 años atrás, pero creo que ahorita lo más grave ha sido la descomposición política que tuvimos desde 2016 cuando el partido de la señora Keiko Fujimori (hija del ex dictador) ganó la mayoría absoluta en el Congreso. Desde 2016 lo que se generó fue un desbalance de poder a favor del Ejecutivo”.

Sin embargo (o tal vez por eso mismo) el profesor y político Pedro Castillo, con el partido Perú Libre, ganó las elecciones en segunda vuelta a la misma Fujimori, y gobernó desde el 28 de julio de 2021 hasta la declaración de su “permanente incapacidad moral” por parte del Congerso, el 7 de diciembre de 2022. Castillo fue docente de escuela primaria, presidente del Comité de Lucha del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP) y encabezó la huelga docente de 2017.

El 7 de diciembre de 2022 Castillo fue detenido y destituido luego de 16 meses de gobierno. Horas antes había anunciado el cierre temporal del Congreso, pero ante esto sus propios ministros comenzaron a renunciar y a calificar la situación como un autogolpe. Con las fuerzas armadas y la policía en contra, el Congreso trató, una vez más, la moción de vacancia contra el entonces presidente bajo la acusación de “incapacidad moral”. Castillo fue detenido y destituido; juró entonces quien era su vicepresidenta, Dina Boluarte quien, entre otras cosas, tenía en el propio Congreso denuncias por presunta infracción constitucional que fueron rápidamente archivadas. 

Dice Natalí Durand: “Si bien es legítima sucesora, se había dicho que iba a renunciar y pedir elecciones. A su asunción la gente la asume como una traición. A su vez, en la derecha no la ven como parte: en el momento en que no le sirva más la van a soltar. Ahora ella les sirve porque el presidente del Congreso no puede ejercer funciones de presidente, tiene que llamar a elecciones en un periodo de 3 a 9 meses como máximo. Ella no quiere renunciar porque sabe que, si renuncia, la van a dejar sola y le espera un proceso judicial fuertísimo”. 

La actual presidenta no tiene bancada propia en el Congreso ni un partido que la apoye.

La pregunta entonces es quién tiene el poder hoy en Perú.

La voz desde las calles

Melania Canale, dirigenta social de la región de Ayacucho, remarca que la situación actual puso luz sobre el “racismo y el clasismo en nuestro país”. Sigue: “Perú ha sido el centro del colonialismo: cuando se creó la república peruana hace 200 años se hizo con los descendientes de los españoles, los ‘mistis’ y los criollos, y los pueblos indígenas y afro estuvimos ausentes. Entonces lo que vino fue una dominación de una clase media alta privilegiada. Hay una desigualdad grande, que se ha agudizado, los derechos se convirtieron en negocios, como la educación, la salud, y la participación política”. 

Melania define a Pedro Castillo como el primer “marrón” (por el color de su piel) que llegó a la presidencia. Y define: “Hemos sentido que al marrón no lo aguantaban”. A la actual presidenta la llama “la usurpadora”. Dice: “En estos momentos, aunque ella ganó junto a Castillo, representa a la derecha. El Congreso ha sido un obstáculo que a Pedro Castillo no lo dejó gobernar, siempre estaba ahí promoviendo su vacancia. Dina tenía una denuncia, pero la archivaron en el Congreso. Realmente esto se veía venir. Acá, la derecha política del Perú es una derecha arrastrada, que siempre se entrega por completo a la oligarquía” 

¿Tiene relación el problema con las agendas extractivistas? 

Está muy ligado. Hace poco una funcionaria de Estados Unidos ha dicho que en Sudamérica están el agua dulce, los minerales, el litio. Aquí están paralizadas varias mineras por los reclamos de las comunidades. Hay también contaminación de los ríos, de la tierra, mucha gente con metales pesados en la sangre, y además estos empresarios no dejan nada…

¿A qué atribuís la actual represión? 

Es una caza de brujas. En Ayacucho hay 8 detenidos dirigentes y dirigentas de organizaciones, los han llevado hasta Lima, acusados de terroristas. No somos asesinos, no somos terroristas. Están buscando descabezar a las organizaciones, meter miedo, criminalizar y perseguirnos, inventando fantasmas. No hay libertad en este país: por eso decimos que estamos viviendo una dictadura cívico militar. 

Seguir leyendo

Nota

Las cosas que hay que hacer para trabajar – Capítulo 1

Publicada

el

La nueva serie documental de lavaca: El mundo de la autogestión en Argentina a través de ocho capítulos sobre experiencias recientes de diferentes cooperativas que lograron recuperar empresas vaciadas o quebradas por las patronales. Dirigida por Patricio Escobar, autor de La crisis causó 2 nuevas muertes.

Dos mil personas que integran empresas recuperadas de toda la Argentina se reúnen en un acto histórico en la Aceitera La Matanza. ¿Qué buscan? Impulsar el proyecto de Ley de Recuperación de Unidades Productivas que facilite que cooperativas de trabajo pongan en marcha empresas quebradas o vaciadas por las patronales. El movimiento lleva 20 años sin ley, pero ha recuperado no sólo trabajo sino también dignidad y vida, con 400 fábricas en el país que dan trabajo en total a más de 14 mil obreras y obreros. Su lema: Ocupar, resistir y producir.

Las cosas que hay que hacer para trabajar Dirección: Patricio Escobar.
Producción integral de Cooperativa de Trabajo Lavaca: Claudia Acuña, Sergio Ciancaglini, Anabella Arrascaeta, Lina Etchesuri, Sebastian Smok, María del Carmen Varela, Franco Ciancagini, Lucas Pedulla.
Fotografía: Lina Etchesuri y Sebastian Smok. Cámara: Patricio Escobar, Guillermo Guevara, Sebastian Smok.
Música: Guido Donato y Tomás Lobov.
Edición: Damián Finvarb.

Seguir leyendo

Nota

Cuatro años de in-justicia por el femicidio de Carla Soggiu       

Publicada

el

En la Plaza de la Memoria de Pompeya, junto a vecinos, vecinas, otras familias víctimas de femicidios y organismos de derechos humanos del barrio, se recordó este domingo a Carla Soggiu frente al mural que hizo el barrio, a cuatro años del femicidio. Estuvo presente Alfredo Soggiu (foto) el padre de Carla. Sin culpables por el crimen, y sin siquiera un fiscal que lleve adelante la causa, la familia se transformó en querellante e impulsa que se investigue la responsabilidad de Diego Santilli, por entonces Ministro de Seguridad porteño, por la falla en el sistema del botón antipánico que debía protegerla. El ex marido de Carla fue acusado por violación, pero el crimen sigue impune. La idea sobre quién cuida a lxs vecinxs.  

El acto en la Plaza de la Memoria de Pompeya (fotos: Ailín Soria)

“A pesar de que pasaron cuatro años cada día siento más injusta su partida, que le hayan quitado la vida. Tanto su pareja, como el gobierno de la Ciudad, como la justicia, todos la mataron un poco a mi hija”. 

Alfredo, papá de Carla Soggiu, está parado en la Plaza de la Memoria del barrio porteño de Pompeya, a cuadras de donde su hija murió. Desde ahí habla. Frente a él vecinos y vecinas que escuchan; a su lado, familiares de otras víctimas de femicidios; y en su espalda, el mural desde donde su hija mira al barrio junto a letras negras que dicen: verdad y justicia. 

Ni botón ni GPS

El 15 de enero de 2019, cuatro años atrás, Carla Soggiu pidió ayuda 5 veces apretando el botón antipánico que tenía después de haber denunciado a su pareja. Pese a que el sistema contaba con ubicación GPS, la empresa no pudo ubicarla. Carla estuvo desaparecida hasta que un barrendero encontró su cuerpo en el riachuelo. Según la autopsia, murió por “asfixia mecánica por sumersión”. 

Ella tenía un botón antipánico porque días antes, el 26 de diciembre de 2018, su ex pareja, Sergio Nicolás Fuentes, la secuestró, violó y golpeó brutalmente, con su hija menor como testigo. Carla tenía hidrocefalia, los golpes destrozaron la válvula. Cuando logró huir lo denunció ante la la Oficina de Violencia Doméstica, y le dieron el botón antipánico que días después no la protegió.  

Con el Poder Judicial en contra

Sergio Nicolás Fuentes fue condenado por la violación a seis años de prisión, pero la causa por el femicidio fue archivada, cuando la familia se enteró ya había pasado un año.

Pidieron entonces que la justicia porteña investigue por qué no funcionó el botón antipánico: el fiscal de primera instancia archivó el pedido.

Apelaron, el fiscal de Cámara también lo archivó.

Fue cuando alegaron que la Ley de Víctimas autoriza que se abra la investigación sin asistencia de un fiscal, y así lograron que se los acepte como querellantes.

En ese punto están ahora, sin fiscal el impulso de la causa depende de la familia. El objetivo es que se investigue la responsabilidad de Diego Santilli, por entonces Ministro de Seguridad porteño, por la falla en el sistema del botón antipánico que debía proteger a Carla.  

Dice Alfredo, papá de Carla: “Después de tanto tiempo de lucha, con el acompañamiento de un montón de gente incondicional, recién logramos meter una causa contra uno de los asesinos de mi hija. Más que nunca necesitamos el acompañamiento de todos, que nos ayuden a caminar. Por mis nietos, por mi señora, también por mí. Lo necesito, que me acompañen”. 

A su lado están Susana y Daniel, padres de Cecilia Basaldúa, víctima también de un femicidio y de un Poder Judicial que intenta garantizar impunidad en lugar de justicia. Susana explica: “Las familias sentimos mucha impotencia, esto no tiene que pasar más. Tenemos que luchar y acompañarnos porque es lo que nos hace fuertes”. Susana se detiene para nombrar a Roxana, mamá de Carla Soggiu que no está presente, se quedó cuidando a sus dos nietos, hijes de Carla, que hoy tienen 6 y 8 años. Sigue: “Nuestras hijas no pueden volver a la vida pero queremos que descansen en paz, y lo van a hacer cuando haya justicia”. 

Daniel (en el centro), y Susana, rodean a Alfredo, el padre de Carla Soggiu. (Fotos: Ailín Soria).

Vecinos cuidándose

Vecinos y vecinas del barrio forman un semicírculo para escuchar. Entre ellos están presentes los integrantes del Instituto de la Memoria de Pompeya, responsables de cuidar y crear la Plaza de la Memoria donde ocurre este ritual de abrazo hacia la familia. Además del de Carla hay murales dedicados a Ezequiel Demonty (el joven asesinado por la Policía en el Riachuelo), por la Noche de los Lápices, por Hebe de Bonafini, entre otros.

“La lucha se sostiene con amor, con alegría y con memoria”, dice Alberto, integrante del espacio, y cuenta que fue en 2006 cuando se propusieron visibilizar a les desaparecides del barrio, crearon la plaza, y empezaron a marchar juntos.

Pronto se dieron cuenta de cómo aparece la violencia institucional y estatal hoy, dice: “A veces reflota en estas formas: femicidios, travesticidios, desaparición de jóvenes en situación de calle. Los únicos que nos cuidamos somos los vecinos a los vecinos”. 

Luego, la foto de Carla se levanta alto y se grita presente, con su sonrisa y su mirada desde la pared.

Fotos: Ailín Soria.
Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.