Sigamos en contacto

Mu170

Trava-jo digno: Contratá trans

Publicada

el

Una plataforma de empleo que conecta a personas travestis, trans y no bianarias con empresas y propuestas laborales busca eludir la precarización y saldar una deuda histórica con esos colectivos: la falta de trabajo. Experiencias, saberes y buenas ideas que transforman vidas. Por Anabella Arrascaeta.

En Argentina el 90% de las personas travestis y trans –una población que sigue teniendo como expectativa de vida los 40 años– no accede al trabajo formal.

El 70% nunca fue a una entrevista laboral luego de asumir su identidad. 

El restante 30% pasó por experiencias de discriminación y violencia al momento de presentar un currículum o enfrentar una entrevista, por lo que muchas veces encarar una nueva búsqueda laboral no aparece como opción. 

Los datos se desprenden del informe elaborado para dar marco a la creación de Contratá Trans, un propuesta que busca mejorar las condiciones y las posibilidades laborales de personas travestis, trans y no binaries. 

Hay más datos que amplían el estado de situación: 6 de cada 10 abandonan sus estudios secundarios a causa de la discriminación, el 83% fue víctima de graves actos de violencia y discriminación policial, el 46% vive en viviendas deficitarias y el 34% vive con VIH y tiene dificultades para acceder a los tratamientos antirretrovirales. 

Esta gran alerta de maltratos implica que en el plan de sobrevivir el acceso a educación y trabajo formal sea muy difícil, o más bien, casi imposible. Por eso, Contratá Trans cuenta con una bolsa de trabajo exclusiva que conecta empresas y organizaciones con quienes estén en búsqueda laboral. 

Hacer match

Contratá Trans es un proyecto creado en 2018 por la asociación civil Impacto Digital en alianza con el Bachillerato Trans Mocha Celis. Es una plataforma de empleo que conecta, exclusivamente, a quienes quieren contratar personas trans, travestis y no binaries, con quienes estén en búsqueda laboral. Además tiene una sección para que quienes realizan proyectos de manera autogestiva puedan cargarlos y que sean difundidos. 

Funciona así como un puente o muchos puentes. Y para construirlos se activa de diferentes formas y en los dos sentidos: con quienes buscan empleo y con quienes buscan emplear.  

Por un lado se realizan reuniones con empresas para que abran puestos laborales para personas travestis, trans y no binaries. Hacen el acompañamiento necesario para que suceda, brindan capacitaciones, y cuando inician la búsqueda les facilitan currrículums en los que se puede ver experiencia, formación, y también deseos: qué les gustaría hacer, con qué expectativas están en la búsqueda, de qué les gustaría trabajar y qué estudiar. No muestran datos personales ni fotos para no exponerles. 

Por el otro lado, quienes buscan empleo pueden cargar sus perfiles con formación, experiencias y objetivos. Para acompañar ese proceso concretan alianzas con organizaciones sociales y territoriales que ayuden en la carga y actualización de los curriculums. Además están quienes cargan, en lugar de sus perfiles, sus proyectos autogestivos. 

Solamente en el año 2021 las empresas que se anotaron en la plataforma para abrir búsquedas laborales o capacitarse fueron 250. Cada empresa abrió un promedio de dos búsquedas laborales. 

Actualmente cuentan con 1.200 curriculums cargados. El año pasado fueron 120 las personas que consiguieron trabajo mediante la plataforma. 

El objetivo de este año es que sean  al menos 200. 

Habilidades no académicas

Gio Perchivale tiene 27 años. Estudiaba comunicación social en la ciudad de Rosario, Santa Fe, cuando empezó a transicionar. Dejó la carrera. Empezó diseño gráfico. Otra vez: la violencia diaria que significaba cursar, y que por ejemplo no quieran poner su nombre en las listas, hizo que volviera a abandonar. Entonces estudió mucho por su propia cuenta. 

En 2019, sin trabajo, tuvo que volver a su ciudad natal en Entre Ríos. Ahí empezó a trabajar y a formarse como community manager. En el 2021 se sumó al equipo de trabajo de Contratá Trans, donde hoy es líder de Comunicación y Social Manager. “Fue con Contratá Trans que empecé a tener un trabajo con un sueldo fijo todos los meses y también a poder planificar mejor que quería hacer”. Esta planificación implicó poder volver a estudiar y recibirse en la Diplomatura de Géneros, Política y Participación de la Universidad Nacional de General Sarmiento. 

Las dificultades que Gio tuvo para formarse y acceder a trabajo, lejos de acabarse, se repiten sistemáticamente. Es por eso que uno de los focos donde ponen especial atención es en los requisitos que las empresas suelen poner en las búsquedas laborales. “Lo que queremos mostrar es que aunque sean experiencias o conocimientos fuera de lo académico, que es lo que suelen buscar las empresas, son conocimientos valiosos y que van a sumar mucho”, sostiene Gio, que cuenta que las empresas suelen plantear requisitos que son irreales para la mayoría del colectivo. 

¿Entonces? “Siempre abogamos por que las personas trans tenemos muchas habilidades, por ejemplo mucha habilidad de ventas, de negociación. Dentro de los trabajos lo que más se ve es atención al cliente, administración, recursos humanos. Siempre fomentamos que en esos trabajos no pidan certificaciones, sabiendo que la mayoría de la población trans no tiene secundario completo, ni experiencias laborales formales. Por ejemplo, no pongas secundario completo si lo que necesitas es que hable inglés, porque quizás esa persona fue expulsada del sistema educativo pero encontró un espacio seguro en un instituto de inglés. Es algo que pasa mucho: las personas trans aprendemos mucho por nuestra cuenta; al saber que los ámbitos académicos nos expulsan, terminamos aprendiendo por otros medios. Porque no es que no queremos educarnos: es que no nos sentimos cómodos en los espacios donde nos siguen discriminando o vulnerando nuestras identidades”.

En el diálogo con las empresas uno de los grandes fantasmas que aparecen entonces es el de que al bajar los requisitos las personas no van a estar suficientemente formadas. Explica Gio: “Hacemos énfasis en dos cosas: no se necesita un título para validar conocimientos, y por otro lado, siempre se puede capacitar. Por supuesto no hablamos de puestos altamente calificados”. 

Otros fantasmas tienen que ver con el absoluto desconocimiento. Una de las preguntas que suelen escuchar mucho es qué baño van a usar, o si la dinámica en la empresa va a cambiar por contratar una persona trans, o si se van a generar conflictos. 

A contramano de los prejuicios según un informe que Contratá Trans difundió en julio de 2021, las empresas y organizaciones “se vuelven más empáticas, receptivas a nuevas ideas, entienden mejor a sus clientes y está comprobado que generar espacios de libertad, confianza y seguridad para quienes trabajan allí, incrementa la productividad y, en consecuencia, las ganancias”.

Contra la precarización  

Otro problema que suelen enfrentar las personas trans aparece en cuanto a la calidad de las propuestas laborales. Si el objetivo es más derechos y posibilidades, la precarización, que es otra forma de violencia, no es opción. “No queremos que se siga vulnerando a las personas trans pero ahora en el trabajo. Queremos que se las incluya en ámbitos laborales y que su vida pueda cambiar para mejor. Que sea una oportunidad, no algo peor”, explica Gio. “Siempre trabajamos exclusivamente con trabajos formales, pero hay empleos más cortos que otros. El objetivo de este año es que sean más largos, por lo menos de un año, y de calidad”.

Entre las propuestas que reciben, sean por la web, mail o redes sociales, hay muchas que son informales y no contemplan derechos laborales. “Siempre la primera pregunta que hacemos es: la persona que vos queres contratar, ¿va a estar registrada? ¿Va a estar en relación de dependencia? ¿Va a tener un monotributo? ¿Qué derechos va a tener?”. 

Estas propuestas llegan como reflejo y parte del mercado laboral actual absolutamente precarizador y explotador. 

“Buscamos que las personas trans se inserten en el mercado laboral. Y si alguien emplea sin derechos, eso no garantiza estabilidad”, remata Gio. Para garantizar la mayor estabilidad posible hacen seguimiento de los puestos laborales que se consiguieron, estando en contacto tanto con la empresa como con la persona. “Al principio es más seguido, después lo vamos espaciando. A los 3 meses mandamos una encuesta tanto a la empresa como a quien está trabajando, porque es cuando se define si la persona queda o no, entonces también queremos saber”.

El seguimiento permite también identificar situaciones de violencia que se dan aun con el empleo conseguido, por ejemplo que las obras sociales no quieran afiliarles y las empresas no intervengan para que se solucione. 

Ampliar posibles

Otro de los objetivos que está en el horizonte es expandir la propuesta a otros países de la región. La radiografía de la situación da cuenta de que las violencias se repiten. En el informe “Diagnóstico sobre la situación laboral de las personas travesti trans en Latinoamérica y el Caribe”, presentado por Contratá Trans en julio de 2021, se refleja que más del 80% de las personas trans manifiestan que las búsquedas laborales son situaciones particularmente hostiles dada la discriminación que reciben. 

Otro dato que comparten: “Aproximadamente el 80% de las mujeres trans en América ejerce el trabajo sexual, mientras que las estimaciones de algunos países muestran cifras mayores, entre el 94 y 95% en Perú y Chile, respectivamente”. 

Gio sostiene que el marco legislativo vigente en Argentina garantiza un mejor panorama en relación a países sin legislación. En junio del año pasado se aprobó la ley de Promoción del Acceso al Empleo Formal para personas Travestis, Transexuales y Transgénero “Diana Sacayán-Lohana Berkins” que establece que el sector público nacional debe reservar, al menos, 1% de sus cargos y vacantes para personas travestis, transexuales y transgénero. 

Con respecto al sector privado, aquellas empresas que contraten trabajadores de la comunidad trans travesti tendrán un incentivo tributario para fomentar más acceso al empleo.  Un premio para fomentar el crecimiento de esta propuesta. Gio reconoce ese punto en especial como una punta de lanza muy importante a la hora de encarar nuevos procesos de búsquedas laborales. “Genera una mayor predisposición de las organizaciones y empresas a incluir a más personas trans en sus equipos. A su vez, la realidad de muchas personas trans está cambiando gracias al cupo, en especial para las personas trans grandes que nunca tuvieron oportunidad de acceder a trabajos formales o de finalizar sus estudios. El cupo en los organismos y entidades estatales especifica que no es necesaria la formación previa, y que pueden continuar capacitándose dentro del mismo puesto laboral para adecuar su situación a los requisitos formales que el empleo pueda requerir”. 

Mu170

Cómo se recuperan el trabajo y la producción

Publicada

el

Un caso testigo sobre cómo pueden hacerse las cosas, en tiempos en que se debate el fin del trabajo, demasiada gente opina en medio de internas sin hacer algo concreto, y el empleo que existe es cada vez más precario. Los dueños abandonaron en 2002 esta fábrica de tornillos y sus trabajadorxs se hicieron cargo, como ocurrió con cientos de empresas recuperadas. Crearon la Cooperativa La Matanza. Atravesaron crisis, macrismo y pandemia. Cumplen nada menos que 20 años sin patrón, con una nueva generación al frente. Cómo se mantienen vivas la memoria y el deseo, pero también la producción y la administración. Por Lucas Pedulla.

Parte del grupo en la metalúrgica. Foto: Lina Etchesuri.
(más…)
Seguir leyendo

Mu170

Un mundo sin Carla, por Selva Almada

Publicada

el

Selva Almada relata la historia de Carla Soggiu. La escritora narra para MU sus reflexiones y conversaciones con la familia de una víctima de femicidio: Carla Soggiu. La vida de sus padres y de sus hijos, hoy. La cadena de violencias que termina en el desastre. La responsabilidad del Estado, y la memoria como magia. Por Selva Almada.

El mural dedicado a Carla en Pompeya. Foto: Lina Etchesuri
(más…)
Seguir leyendo

Mu170

Moneda de cambio: dinero para una nueva lógica económica

Publicada

el

La Moneda de Intercambio Argentina (MIA) será presentada como un mecanismo de pago creado por el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas para el sector autogestivo y quienes quieran sumarse. Lema en los billetes: “La cooperación supera a la competencia”. Eduardo Murúa explica el vigente antecedente suizo y otros proyectos frente a la crisis: sustitución de importaciones y una ley para consolidar a las cooperativas sin patrón. Por Sergio Ciancaglini.

(más…)
Seguir leyendo

La última Mu: Tenete fe

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.

0:00
0:00