Sigamos en contacto

Mu171

El arte de la noticia

Publicada

el

Melina Seldes y una obra frente a la pornoinformación. El bombardeo mediático, los escándalos, las fake, el exhibicionismo, la creación de imaginarios, la asociación de imágenes, y el cuerpo como guía ante las pantallas. Nothing to hide (nada que esconder) obra estrenada en el espacio PLANTA, lleva a la escena los modos de inducir la realidad, para que el público produzca sus propias informaciones. La desnudez, la participación, y cuán parte somos de aquello que cuestionamos. Por María del Carmen Varela.

Melina Seldes. Foto: Martina Perosa

El show está por comenzar. Les espectadores estamos sentades en nuestras butacas, las luces se encienden, estallamos en aplausos cuando la conductora aparece. Con su cuerpo desnudo, micrófono en mano, sonrisa cómplice, se acerca a nosotres y elige al azar. Consulta nombres y hace preguntas puntuales, de fácil respuesta. Pide aplausos para cada persona que responde. Su belleza atrae la atención, sus largos cabellos repletos de rulos enmarcan la permanente sonrisa mientras mira a su audiencia. Pero ella deja de ser la estrella de la noche para dar lugar a otra protagonista estelar que se impone por su propio peso: la noticia.

Un programa de actualidad, el desfile de espectaculares novedades, una sucesión de acontecimientos desafortunados transmutados en piezas de exhibición que despiertan la sorpresa y el aplauso. La minuciosa elección de la noticia, pulida, tallada y puesta a punto para convertirse en la joya deslumbrante. “Todos estamos inmersos en este mundo mediático –afirma Melina Seldes–. Nuestra continua reflexión trata de poder devenir ese mundo, poder desglosar sus elementos y tratar de entender qué es lo que hace que funcione más allá que uno no quiere que lo afecte”. Melina es creadora escénica, performer, coreógrafa y comunicadora. Y en la obra  Nothing to hide (nada que esconder), es la autora –junto al coreógrafo e intérprete Bruno Catalano– y la sonriente conductora. Melina y Bruno comparten trabajos escénicos desde hace veinte años en Argentina y en escenarios internacionales.

El proceso creativo de la obra tuvo varias etapas. Arrancó con Melina en Buenos Aires y Bruno en Zurich, ciudad en la que vive, con la intención de trabajar con los conceptos del uso del reporte informativo, la desnudez, la simultaneidad y la asociación de imágenes. Primero crearon dos cápsulas audiovisuales y luego de manera intensiva, en cinco semanas, crearon la obra escénica. Desde agosto de 2021 hasta enero de este año, Melina conformó el equipo, tuvo encuentros con el dramaturgo Pablo Bursztyn, en abril llegó Bruno y se sumergieron en el trabajo de crear y producir. Escribieron el texto a partir del archivo de noticias e imaginaron la historia de la invitada al programa: Andrea, interpretada por Ana Echeverría, estuvo casi dos décadas en estado vegetativo y experimentó una especie de visión apocalíptica. “Fue una gran montaña rusa, donde el mismo proceso creativo tenía que ir generando y respondiendo las preguntas. Hubo instancias más críticas en el sentido de desafiantes, en relación al contexto local, al espectador local, al vínculo con los medios, con las redes sociales. Cómo poder generar un espectáculo que hable de un tema tan amplio pudiendo hablarle a ese/a espectador/a. ¿Cuáles son las noticas que impactan? ¿Cómo se lee la violencia? ¿Cuál es el nivel de participación?”, cuestiona Melina.

Los ejes sobre los que trabajaron fueron varios: “La pornografización de la noticias, la banalización del sufrimiento ajeno, el bombardeo de información, la espectacularización de las noticias como forma de entretenimiento, el entretenimiento como consumo. Cada uno de estos temas implicó una investigación gráfica y periodística, es decir recopilación de noticias, modos, estrategias de los medios donde encontrábamos estos temas expuestos. El uso del desnudo fue un trabajo muy profundo para crear un marco de toda esa información, así como del mecanismo de naturalización”. Las noticias no solo son expuestas sino que utilizan otros mecanismos para ponerlas en evidencia. “Para eso empleamos todos los recursos disponibles: el baile, la destreza, el canto, el efecto sonoros, trucos visuales, texto. A diferencia de un noticiero comúnmente identificado como que ‘informa’ las noticias, en este caso las metemos en la escena. Y las ponemos a través y con el cuerpo de la anfitriona. Las noticias son puestas en escena, no solo narradas, sino como un hecho performático real frente al público”.

Las noticias fueron extraídas de un archivo de los últimos diez años. “Por ejemplo: una enviada especial preparándose para su trabajo, pintándose los labios cuando detrás sucedía un bombardeo en Palestina o la foto de un niño con un fusil de guerra y detrás, en su casa, un afiche de Superman”. Melina hace hincapié en la asociación de imágenes: “Lo que plantea justamente este espectáculo es la puesta en escena de la asociación. El primer punto de esta asociación es la desnudez de la anfitriona. Desde un punto de vista esto ya podría ser suficiente, un cuerpo desnudo que pone en escena noticias, reproduciendo el semblante de un noticiero. Sin embargo, no nos es suficiente, dado que jugamos con distintos niveles de asociaciones que el ensamble de elementos le produce: confusión, duda, conmoción, incomodidad, opinión. Estas asociaciones son creadas a través de nuestro archivo de compilaciones de hace años. Las noticias seleccionadas tienen un impacto en la actualidad y son elegidas en función de cuánto pueden provocar junto con la desnudez asociadas a otras noticias o asociadas entre sí”.

¿Por qué la desnudez? Melina explica que es el resultado de un proceso de investigación acerca de una “pornografía latente”. ¿Qué quiere decir? “Llamamos pornografía latente a una imagen que es ‘casi’pornográfica, por eso latente, que surge de la combinación entre desnudez y noticias en el imaginario y cuerpo del espectador. Deviene pornográfico en la cabeza del espectador. A diferencia del programa canadiense Naked News, donde durante el reporte de noticias mujeres se desvisten hasta el desnudo, y no hay mucho más para imaginar que aquello que estamos viendo. El hecho de desnudarse hace del desnudo un resultado y allí queda la imagen. En este caso, todo aquello que el espectador imagina es su responsabilidad. Dado que la utilización que hacemos de esa desnudez es lo concreto, es el hecho en sí: la anfitriona está así desde el inicio hasta el final. Hasta el punto de que el espectador podrá olvidarlo y a la vez nunca lo olvidará del todo. En la obra jamás se hace alusión a la desnudez, ni referencia. Cualquier significado es dado por el espectador”.

Así como tendimos a normalizar esa desnudez como si fuera lo habitual, también naturalizamos la violencia, la crueldad, los hechos devienen en una suerte de entretenimiento de audiencias. ¿Qué nos pasa como espectadores? ¿Qué sentimos al mirar y no actuar? ¿Se paraliza también la empatía? El dolor del otre ¿es nuestro regocijo, es un antídoto contra el propio dolor? Les hacedores e integrantes de “Nothing to hide” reflexionaron sobre esta construcción mediática y la “pornografización de la noticia”. Se preguntaron cuál es la lógica de la obra, su opinión sobre el mundo, los interrogantes que les provoca. “¿Cuán parte de eso mismo que cuestionamos somos? Siempre tuvimos una regla muy clara, no ser pedagógicos, no ubicarnos en un lugar de un supuesto saber que no tenemos y tampoco ubicarnos por encima del espectador. En ese punto el trabajo dramatúrgico fue muy importante para separar continuamente la obra de nosotros y crear un monstruo que sea autosuficiente, y que se nutra de todo aquello que logramos observar”.

Mu171

Sierra maestra

Publicada

el

MU en Traslasierra. La primera papa agroecológica con venta en el Mercado Central. Huertas comunitarias que le pelean a la malnutrición, el desempleo y la contaminación. La producción de uvas de mesa que eliminó el glifosato y duplica su rentabilidad. Experiencias y transiciones en Traslasierra: la comunidad boliviana, el salto en el consumo de productos campesinos, el ingeniero que se “deformó” y la mujer que entendió todo a partir de un linfoma. Vida y obra de quienes están construyendo nuevas lógicas y enseñanzas para producir, comer y vivir.  Por Sergio Ciancaglini.

Madre e hijo en la huerta comunitaria de San Pedro. La posibilidad de cultivar y de compartir producción sana. Fotos: Nacho Yuchark
(más…)
Seguir leyendo

Mu171

Mujeres sin veneno: encuentro de pueblos fumigados en San Miguel del Monte

Publicada

el

Tres mujeres de distintos pueblos azotados por las fumigaciones fueron las protagonistas de un encuentro que permitió tender puentes en común entre las distintas experiencias de organización y lucha vecinal contra los agrotóxicos, el agronegocio y la complicidad estatal. Un combo que, en contraposición, suele estar liderado por hombres. La Matanza, Pergamino y Lobos, parte del modelo tóxico bonaerense resistido por ellas que estudiaron derecho, reúnen evidencia y discuten los falsos eslóganes para defender lo elemental: la vida. Por Florencia Paz Landeira.

Erika Gebel (Virrey del Pino, La Matanza), Florencia Polimeni (Lobos) y Sabrina Ortiz (Pergamino), tres de las mujeres que encarnan la denuncia contra el modelo tóxico en la provincia de Buenos Aires. Fotos: Sebastian Smok
(más…)
Seguir leyendo

Mu171

Dulce de lucha: Cooperativa de Trabajo Mielcitas

Publicada

el

Fabrica alfajores, galletitas y dos populares golosinas: los Naranjú y las Mielcitas. Había sido vaciada durante el macrismo, a lo que se agregó la pandemia. El proceso de lucha incluyó peleas no solo con el patrón sino con ministerios y sindicatos. Inspirada en otras recuperadas, levanta la producción con autogestión. De 88 integrantes, 66 son mujeres. Lo que sienten, lo que ganaron y lo que falta: una ley que fortalezca a estos procesos genuinos de generación de empleo. Por Lucas Pedulla.

Fotos: Sebastián Smok
(más…)
Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.