Sigamos en contacto

Mu15

Ideas zoocráticas

Publicada

el

Crónica del más acá

E l comienzo del sábado no fue el mejor. Un bizarro y poco aristocrático malestar gastrointestinal me anunciaba tiempos de tormenta. Tomé un remis a la estación y el señor mayor que conducía –es un decir– buscó y buscó la conversación fatal: lo logró. Y me dijo que esto (esto es Argentina) era un despelote y que bien vendría un buen milico que empezara a meter paredón.
Textual.
La Argentina invencible.
Llegué al Roca y viajé. El Roca con su nueva concesionaria que ha logrado lucir más empleados barriendo las estaciones, sin éxito visible; que ha logrado pintar los bordes de los andenes de un amarillo muy coqueto para que Yo esté más seguro y que ha renovado la cartelería con las letras LGR. Un avance que la gente como el que suscribe no sabe valorar.
Pasé del subte africano (Línea C) al belga (Palermo-Congreso de Tucumán). Llegué a Plaza Italia. Sol espléndido y frío impiadoso: ¿qué hago acá? Bajo la imponente estatua de Garibaldi, un montón de trapos con un fulano debajo y gordas (muy) palomas alrededor. Y en una de las estatuas (feísima) que rodean al mencionado Garibaldi, dos gatos impresentables, tomando sol, indiferentes a las fotos de los turistas, a mi mirada, a los trapos, a las palomas y a todo lo demás.
La Argentina presente.
Entré al Zoo con rumores no filosóficos en mi interior y el primer predador destrozó mi bolsillo con la entrada.
Hacía muchísimo que no iba al zoo.
Y va a pasar bastante hasta que vuelva.
No parece el Roca: está cuidado, barrido, lustrado.
Acercándome al Oso Polar escuché a un enano de 3 ó 4 años que editorializó: “Tá Tiste”. Y yo que pensaba que el oso estaba embolado. Qué imbécil.
Un tigre de Bengala y el león, flacos hasta el asombro. Seguro que están bien y que alguien me va a explicar que parecen, pero que no están muertos de hambre. Igual que Pancho, un chimpancé supuestamente emblemático, viejo, triste, cansado, podrido. Seguro que me equivoco, seguro.
La Argentina insoportable.
Niños y más niños que gritan. maestros o guías o no sé qué mierda son, que gritan más que ellos y animales que en defensa propia se han vuelto indiferentes (como los gatos de la estatua) o sordos o psicóticos y no dan bola.
Marketing por todos lados, hasta en la lengua de las víboras.
El inefable Sarmiento en la entrada y una extraordinaria placa en el interior en homenaje al perro: por buen compañero y por… ¡su aporte a la ciencia! Otra que Milstein.
Me olvidaba: en la entrada hay una estatua o algo así con un niño y un cabrito –o símil– que parecen achurarse mutuamente. Hay una consoladora explicación al pie, con una buena excusa griega (cultura que a esta altura sirve para cualquier cosa y queda bien), pero aun sí… ver semejante escena a la entrada del zoo, qué se Yo… será que estoy sensible.
Me quedo con las vacas del casino.
La Argentina mamarracha.
Igual no estuvo mal.
Creo.
Di vueltas, disfruté la alegría de los más chiquitos, quienes además –como mi analista del oso polar– eran los únicos que no decían estupideces, sostuve dignamente mis apocalípticas amenazas interiores, reprimí mis intensas ganas de patear a algunos de los millones de patos que andan dando vueltas y logré salir sin que me cobraran nada.
Calle de por medio, vi a la Sociedad Rural.
Me había olvidado, qué cosa…
La Argentina.

Mu15

La revoluzanón permanente

Publicada

el

Una fábrica sin patrón que ya es modelo. Son 470 hombres y mujeres que todos los días producen el desafío de poner en marcha una fábrica, resistir las amenazas de desalojo y crear formas de gestión social. Cuáles son para ellos las claves de esta dura batalla por la que están dispuestos a todo y que este mes puede tener un final feliz si la legislatura neuquina se decide, al fin, a hacer lo que debe.
(más…)

Seguir leyendo

Mu15

Piqueteros ¿carajo?

Publicada

el

Los movimientos de desocupados, hoy. A seis años del asesinato de Darío Santillán y Maximiliano Kostecki en Puente Pueyrredón, los protagonistas de aquella jornada analizan la historia y el presente de ese movimiento. En qué andan y qué construyen.
(más…)

Seguir leyendo

Mu15

Descontrolados

Publicada

el

Las empresas se comportan como carteles. No como carteles publicitarios, sino como esos señores colombianos que construyeron su poder pactando mercados. Las comunicaciones, los hipermercados y otras delicias de la vida moderna son analizadas en esta nota por Osvaldo Bassano, un especialista en derechos del consumidor.
(más…)

Seguir leyendo

LA NUEVA MU. El facho

La nueva Mu
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido