Sigamos en contacto

Mu05

Recuperar el aire

Publicada

el

La Cooperativa Gráfica Patricios fue la primera empresa recuperada por sus trabajadores que tuvo su propia radio. Pueden escucharla los vecinos de Barracas, La Boca y San Cristóbal, a pesar de las amenazas de borrar su frecuencia: fm 89.1

C uando en marzo de 2003 los trabajadores ocuparon la planta de los Talleres Gráficos Conforti reclamando el pago de salarios adeudados, comenzaron a recorrer la planta y transitaron por vericuetos jamás explorados. En el último piso descubrieron una biblioteca, un estudio de televisión y otro de radio. Desde allí, en la frecuencia 98.5, transmitía la fm Radio María, perteneciente a un sector de la Iglesia católica. “Al principio no le dimos mucha trascendencia porque necesitábamos comer. Pero al año, como el estudio también estaba expropiado, empezamos a pensar en la radio propia. Muchas organizaciones del barrio colaboraron con nosotros en el momento de la toma y ésta es una manera de devolverles lo que pusieron. Queremos que la radio sea una herramienta de los vecinos. Además, nosotros imprimíamos, por ejemplo, El Cronista Comercial. Sabemos el poder político que tiene la comunicación. Entonces pensamos en aprovechar la infraestructura para crear un pensamiento alternativo”, explica Eduardo Montes, uno de los cooperativistas.
Los trabajadores hicieron un inventario de necesidades, área por área, y repararon lo que estaba descompuesto. Lo hicieron con los fondos recaudados en los festivales solidarios, donde actuaron Peteco Carabajal y Jaime Torres. Junto a periodistas, amigos y vecinos, comenzaron a dictar talleres de capacitación técnica y artística y a discutir la línea editorial y la programación. “Todo se debate en la asamblea del colectivo de comunicación, donde los trabajadores tienen mucha participación. No queremos que pase como en otras fábricas, donde hay centros culturales o actividades que les pasan por el costado a los laburantes. También consultamos con los vecinos, porque ellos serán la audiencia –señala Montes–. Así descubrimos que una de las principales demandas es un programa de prevención de salud que hacemos en colaboración con el Hospital Argerich.”
La grilla original ya marcaba el espíritu de la radio: un ciclo sobre fábricas recuperadas, otro de murgas y también un radioteatro, El Vengador del Riachuelo, realizado por el Grupo de Teatro Catalinas Sur. Además, se grabaron programas con testimonios de vecinos y otro de homenaje a los desaparecidos de la zona. “Pero ojo: no queremos hacer una radio militante, porque a la hora de escucharla te aburre. Aunque tenemos una clara postura editorial nacionalista popular, no existe una bajada de línea detrás de otra. Queremos una radio atractiva, que sea escuchable y le brinde servicios al barrio: con clasificados, mensajería y lugar para la agenda de la zona. Se trata de una radio urbana y por eso queremos sacarla a la calle, que haya corresponsales populares, tener presencia en el barrio”, explica Violeta Burkart, una de las integrantes del colectivo de comunicación.
Desde la expropiación, Gráfica Patricios no paró de crecer. Cuando tomaron la planta eran 28 trabajadores y dos años después ya eran 65. A poco de andar, abrieron una escuela secundaria técnica, con especialización en el oficio gráfico. En sus instalaciones también funciona un centro de salud y el actor Norman Briski ofrece talleres de teatro. Ya sumaron la radio y sueñan con la televisión. Semejante desarrollo motivó que la Fundación Social para el Bienestar de la Gente –muy ligada a Mauricio Macri- les ofreciera dinero para su funcionamiento. “Le dijimos elegantemente que no. Les explicamos que acercarnos a ellos sería contradictorio con nuestro espíritu autegestivo.”
El financiamiento, sin embargo, no es una cuestión menor. “Pero si hubiésemos empezado por la cuestión del dinero, nunca lo hubiéramos hecho. Es todo un desafío encarar un proyecto comunitario sin que eso signifique pérdida económica. Porque hay que pagar la luz, el teléfono, a los operadores, los viáticos. También está la cuota de Sadaic y la del sindicato de Locutores. Además, sería ideal que la radio fuera también un generador de fuentes de trabajo. Por eso estudiamos en serio el tema del financiamiento. El desafío es no distorsionar el objetivo. ”Por el momento, Radio Gráfica no cuenta con licencia oficial, aunque conformó una asociación civil, sin fines de lucro, con la expectativa de lograrla. Semanas atrás se enteraron de una denuncia formulada ante el comfer, por supuestas interferencias. Martina Noailles, periodista de uno de los programas de la radio, cuenta: “Supimos que había una orden en la Comisión Nacional de Comunicaciones para decomisar la radio”. Por temor a que se hiciera realidad esta amenaza, durante dos semanas no salieron al aire y se turnaron para cuidar los equipos, que son propiedad de la Cooperativa. También hicieron una campaña que logró reunir el contundente apoyo de gremios, legisladores, artistas y organizaciones sociales. “Ya nos reunimos con Julio Bárbaro –titular del comfer– que nos derivó a un grupo de asesores. Ellos nos dijeron que estaban viendo de qué forma se podría evitar que se efectivice la orden de la Comisión Nacional de Comunicaciones”, cuenta Martina. Pero el principal problema es la propia Ley de Radiodifusión, hija de la dictadura. En esa letra una experiencia como Radio Gráfica no tiene cabida. Un acuerdo provisorio fue la única manera de sortear los obstáculos y volver a transmitir desde el 89.1 de la fm. Allí están ahora, sintonizando la realidad, recuperando aire.

Mu05

Cultura del trabajo

Publicada

el

Crónica del más acá
(más…)

Seguir leyendo

Mu05

Obreros de otra clase

Publicada

el

Es una de las cientos de fábricas gestionadas por sus trabajadores que pudieron producir a partir de la nada, literalmente. En Cristal Avellaneda, esta batalla comenzó con un par de escobas, siguió con la reconstrucción de los hornos y avanza hoy con 110 personas que tienen una misma convicción: no bajar los brazos.
(más…)

Seguir leyendo

Mu05

Recursos humanos

Publicada

el

Subterráneos, el gremio que más ganó. Lograron una jornada de 6 horas y los salarios más altos de Argentina apoyándose en las asambleas y con campañas dirigidas a la opinión pública. La empresa también cambió sus tácticas: del despido a la cooptación.
(más…)

Seguir leyendo

La última MU: Amor o muerte

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.

0:00
0:00