Sigamos en contacto

Mu66

Tras las rejas

Publicada

el

Asamblea Parque Lezama. Se organizaron para resistir el plan de enrejar el parque y ganaron. Ahora, debaten qué pasa en el barrio.


Un grupo de vecinos que se reúnen en lugares públicos para debatir acerca de cuestiones colectivas, para hacerse escuchar y defender sus derechos. Organización, participación, la gente en la calle, porque la calle es de todos. Las plazas, las esquinas, los edificios abandonados, las fábricas, fueron escenario de deliberación y acción. Así nacieron las asambleas barriales durante la crisis de 2001, algunas perduran, otras, ya no. Con el tiempo, las necesidades y los reclamos han ido mutando y también las formas y métodos para protestar, exigir y enriquecer lo cotidiano.
Represiones en el Parque Centenario, la Sala Alberdi, el Hospital Borda, entre otras situaciones de avasallamiento policial en los últimos meses hicieron que muchos vecinos se movilizaran como respuesta al atropello. Comenzó a sonar cada vez con más fuerza que el próximo parque de la ciudad de Buenos Aires que el gobierno de la Ciudad pretende enrejar es el Parque Lezama. Y así lo reconoció el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de Diego Santilli. Ya hay 86 plazas en la ciudad que están enrejadas. Para resistir esta medida, un grupo de vecinos de San Telmo, Barracas y La Boca decidieron poner en marcha un plan de lucha con la consigna “No a las rejas” y conformaron la Asamblea de Parque Lezama.
Parque lindo
A mediados de marzo, la ADeP –Asamblea en Defensa de Espacios Públicos– concurrió al Lezama para concientizar a los vecinos de que el enrejado era inminente. Así arrancó la nueva asamblea, que desde ese momento se reúne todos los sábados a las 17, en el anfiteatro o sobre Defensa y Brasil.
Esta flamante asamblea de Lezama, mediante radios abiertas, cortes de calles, festivales por un “parque libre, lindo y sin rejas”, pintadas, volanteadas y juntada de firmas logró que el gobierno de la Ciudad frenara las obras. Sin embargo, el ministro Santilli alertó que es hasta llegar a un acuerdo con todas las partes.
La reja vs el patio del barrio
El Parque Lezama es uno de los más importantes de la ciudad, por la dimensión, la arboleda, la barranca y su belleza. Cuenta Eva: “Yo hago arqueología, soy de La Plata y mi base de militancia estaba allá. Acá salís a caminar y conocés a todo el mundo, saludás, te venís al parque a la noche de pic-nic con los chicos y compartís con otros”. Eva, como tantos otros vecinos que participan de la asamblea, defiende la función social del parque, un lugar donde poder juntarse, divertirse y compartir un espacio común.
Mauricio, otro integrante de la asamblea, apunta a la intención oficial: “La reja es un condicionamiento al espacio público, no tienen por qué condicionarlo en el horario. Es un espacio que nos pertenece a todos y cada uno puede tener distintos intereses para utilizarlo, siempre y cuando lo cuide y no lo destruya. Por otro lado, los parques que están enrejados generan un desierto social alrededor, en las calles lindantes no hay nadie, de noche se convierte en un lugar solitario, si estás adentro, sentís que estás en un corralito, encerrado, como un oso en un zoológico. Las rejas son una herramienta de poder de parte de instituciones gubernamentales para condicionar a la gente y decirle: usalo ahora, que te dejo”.
Excluir o incluir
Para sumar fuerzas, la asamblea articula en sus actividades con otras organizaciones como el Centro Cultural La Gomera, la Agrupación Los Pibes de La Boca, el polideportivo Martina Céspedes, el Padelai, la Asamblea de Vivienda de La Boca o la biblioteca Los Libros de la Esquina. Suelen hacer reuniones para debatir la problemática barrial y coordinan actividades juntos para informar a los vecinos.
De acuerdo a la presentación en power point que el Gobierno de la Ciudad realizó en la Comuna 1 –y de la cual los asambleístas se enteraron apenas un día antes–, los planes consisten en enrejar el 80% del parque, establecer un espejo de agua en parte del espacio que actualmente ocupa el anfiteatro, sacar las canchitas de fútbol y mantener los espacios verdes. Los asambleístas aseguran que no hay buenas intenciones con la “puesta en valor”, sino que el parque está devaluado porque se lo descuidó y no se realizó el mantenimiento necesario.
La asamblea elevó al gobierno un pedido de información, de acuerdo a la Ley n° 104, que “tiene por objeto garantizar el derecho de toda persona a solicitar y recibir información de manera completa, veraz, adecuada y oportuna (documentos escritos, fotografías, grabaciones, soporte magnético o digital, o en cualquier otro formato) relativa a los actos o a la actividad administrativa de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sin necesidad de indicar las razones y la finalidad de la solicitud”. Las consultas incluían solicitud de informes acerca de los plazos y acciones programadas, presupuesto designado, estudios de impacto ambiental, etc. Dentro de los diez días posteriores debieron contar con la respuesta, pero el Ministerio de Ambiente y Espacio Público se tomó poco más de un mes para contestar. Cuando lo hicieron, respondieron contando la historia del parque, una copia del decreto que lo declara monumento histórico y otra copia de la normativa de área de protección histórica.
Julián, de la asamblea, aclara: “Hay una intención de romper la horizontalidad, de lograr que los vecinos no se organicen, que no tengan lugar para encontrarse, buscan aislar a cada persona en su departamento. No solo nos interesa el tema de las rejas. Ese es nuestro objetivo fundamental porque es lo que nos formó, pero todos estamos de acuerdo en que hay otras cuestiones también importantes”. La especulación inmobiliaria y, paradójicamente, la problemática de viviendas son asuntos destacados en la zona. Así lo explica Eva: “La reja para nosotros es la culminación de eso: te enrejan el parque, que es como el patio de todos los que vivimos alrededor. Hay un hacinamiento de viviendas, en Barracas, La Boca, la gente vive en conventillos, viven de a siete en una misma habitación. Hay una problemática de vivienda que los expulsa al parque, hay mucha gente que lo utiliza como su vivienda. Las rejas son como la materialidad de esa expulsión, para que puedan levantar un gran Puerto Madero en La Boca, Barracas, San Telmo. Además los alquileres están al triple, no queda otra que ir corriéndose. Llegó el momento de organizarse”.
La nueva Asamblea de Parque Lezama difunde y busca generar conciencia mediante su blog, Facebook, Twitter, reparto de volantes, las transmisiones de FM Riachuelo –que pertenece a la organización Los Pibes– y, fundamentalmente, la charla cara a cara con el vecino. En cada asamblea sabatina suelen ser entre 20 y 30 personas. Se sientan en el suelo, en círculo, discuten los temas que propone cada comisión, presentan un temario, lista de oradores y luego se produce la votación. Aseguran que todos están invitados, desde el vecino hasta las agrupaciones partidarias a las que les interese sumar fuerzas. Insisten en que no quieren dejar a nadie afuera porque la exclusión no se defiende con más exclusión. Sintetiza Mauricio sobre los planes del otro Mauricio: “Estamos convencidos de que no van a poder colocar las rejas, pero sabemos que el oponente es pesado. Te pasa por arriba con represión, con topadora y carro hidrante. Por eso nos organizamos”.
 

Mu66

Para abrir la cabeza

Publicada

el

Raúl Zibechi: Latinoamérica hoy, vista desde abajo. Una mirada sobre la actualidad geopolítica del continente que explica con una óptica diferente desde qué simboliza hoy Lanata hasta cómo se organiza el pueblo mapuche o los zapatistas. Los conflictos por el modelo extractivo, la falta de una alternativa productiva y el rol de Brasil, el gran estratega que domina la región. Si querés enterarte de qué hay de nuevo y por qué, entrá y compartí esta charla.
(más…)

Seguir leyendo

Mu66

Noticias y realidad

Publicada

el

Marcha por las calles de Formosa, el grito de “asesino” para el gobernador, la respuesta de los indígenas que apoyan al gobierno, vigilia en Casa Rosada y las operaciones de prensa son los temas de esta crónica de Darío Aranda.
(más…)

Seguir leyendo

Mu66

El dictadiario

Publicada

el

La Nueva Provincia, de Bahía Blanca. Dos fiscales pidieron el procesamiento de los directivos de este diario acusado de promover el asesinato de dos delegados gráficos. Se lo considera parte del plan criminal que azotó esa ciudad durante la dictadura y herramienta de acción psicológica para sembrar el terror. No lo logró. Las nuevas voces y experiencias.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.