Sigamos en contacto

Mu75

El tejido es social

Publicada

el

Duramadre, de KM 29. El grupo de danza contemporánea integrado por pibes de La matanza estrena nueva obra y desafío corporal.

Cuando a Juan Onofri Barbato le preguntaron por qué a esos pibes de González Catán, localidad del partido de La Matanza, no los hacía bailar “la música que les gusta”, el coreógrafo y director del grupo de danza contemporánea KM29 abrió grande sus ojos.

-¿Y cuál es la música que les gusta? –preguntó.

-La cumbia.

-¿Vos les preguntaste a los pibes si les gusta la cumbia?

-¡Pero si todos esos pibes escuchan cumbia!

Onofri Barbato respondió con sutileza. Dijo que esa era una de las potencialidades del proyecto: dinamitar los prejuicios. No a partir de la palabra, sino de una transformación subjetiva: esos cuerpos matanceros, cortados por la Ruta N° 3 y paridos por el distrito más populoso del país, tildados de negros, chorros y faloperos, arrasan con todo.

“Nosotros vamos a un pensamiento mucho más inclusivo en relación a la capacidad perceptiva que tienen los cuerpos”, señala Onofri Barbato. “Porque, sin quererlo, ese sentido popular a veces se pone medio nazi. ¿Qué estás diciendo? ¿Que cognitiva, genética y físicamente ese cuerpo no puede escuchar música contemporánea experimental? ¿Por qué?”

Eso: ¿por qué?

Y ahí está el click: KM29 rompe con la capacidad perceptiva que el sentido común coloniza sobre esos cuerpos, que también son los nuestros.

Por eso, se rebelan.

Por eso, nació Los Posibles, la primera obra del grupo, que el cineasta Santiago Mitre llevó al cine.

Y por eso, también, nació una nueva fase en ese proceso de emancipación: la formación de un cuerpo compartido, coherente, recubierto con un tejido que conecte y proteja su sistema nervioso central, que es colectivo.

Ese tejido, ese sentir, esa fase y esta obra llevan el mismo nombre: Duramadre.

Acumulación originaria

Juan Onofri Barbato destaca que el proceso de investigación y el método de ensayo de Duramadre fueron muy distintos a los de Los Posibles. “Nosotros fuimos encontrando un proceso de acumulación. Es decir: primero se trabaja una estructura de huesos, después se labura la piel y el aire, luego se empieza a vibrar; más tarde a movilizar el espacio, después te empezás a conectar con el tiempo del otro. En un momento, entonces, se genera un estado grupal híper conectado y sensible”.

El director y creador del proyecto apunta: ese estado emerge a partir del trabajo del grupo sobre la anatomía de los cuerpos. Sus músculos, sus tejidos, sus huesos. Y de la importancia de la fascia, una estructura de tejido conectivo, muy resistente, que se extiende por todo el organismo y le brinda soporte, protección y forma. “Este tejido nos organizó una forma de pensar el cuerpo. Como grupo intentamos usar esa idea de membrana hiperconectiva. Podría ser una analogía, una alegoría o una metáfora. En la obra nosotros metaforizamos las sensaciones y la funcionalidad de ese tejido en un sentir colectivo en una idea de cuerpo compartido. Duramadre es el nombre de uno de esos tejidos”.

Molde y estallido

El coreógrafo afirma que ese sentir podía vislumbrarse en Los Posibles, aunque en una etapa primaria y temprana. Ahora, dice, la energía y las relaciones de grupo son mucho más profundas y conscientes, como una consecuencia inevitable de la acumulación: “Nosotros estrenamos Los Posibles en 2011 y teníamos 13 meses de trabajo juntos. Ahora tenemos 5 años: podemos trabajar sobre otro tipo de dificultades y requerimientos técnicos”.

Onofri Barbato remarca que una de las rupturas de Duramadre respecto de Los Posibles fue la especificidad en el proceso de investigación, de ensayo y de rigurosidad física y técnica. Se sumaron una bailarina, un músico, una vestuarista y una productora, aunque dos chicos que habían participado de la obra anterior ya no fueron parte del nuevo proyecto.

¿Cómo se trabaja esta idea de cuerpo compartido con jóvenes que viven en un contexto de pobreza y exclusión?

A la hora de tener que pensar en un cuerpo compartido, no estamos pensando en un cuerpo compartido que está en paz. Estamos pensando en un cuerpo que está en conflicto, y que se disuelve y se vuelve a juntar, que se desgarra y se vuelve a armar. Pero nosotros ya tenemos cuatro temporadas hechas, una película; o sea, hay un nivel de conflicto social de base que nosotros superamos ampliamente.

En una entrevista con MU habías remarcado que, para Los Posibles, la planificación de trabajo fue no enseñarles casi nada, sino lograr que ellos mismos explotaran su potencialidad. Con este proceso de acumulación y de especialización que señalás, ¿la metodología cambió?

Eso fue la gran diferencia de proceso. Nosotros arrancamos el primer año a crear Los Posibles con lo que los pibes podían hacer en lo inmediato. Los Posibles tenía un sostén de puesta en escena posiblemente más espectacular que Duramadre, en relación a que había muchas cosas que tenían que sostenerse estructuralmente desde la puesta en escena y, a veces, no tanto desde la coreografía o la interpretación. Había un punto en que no podíamos tirar tanto de esa cuerda, y me daba cuenta de que los pibes ya se habían aburrido de la obra. Hoy por hoy, el nivel de exigencia profesional es exactamente el mismo que para cualquier otra compañía y otros cuerpos.

Listos para enfrentar este nuevo desafío, los KM29 se preparan para subir a escena en la Sala Alberdi, a partir del 25 de abril y durante 18 funciones.

Mu75

Trópico de cáncer

Publicada

el

El caso de San Salvador, Entre Ríos. Vecinos preocupados por la cantidad de enfermos de cáncer comenzaron a organizarse para saber qué los mata. Censos caseros, movilizaciones, reuniones con autoridades y disparates médicos, mientras en la Capital del Arroz, la mayor producción es de soja transgénica.
(más…)

Seguir leyendo

Mu75

Cuentas pendientes

Publicada

el

La comunidad mapuche que cuestiona el acuerdo con Repsol. El werken de la comunidad expuso en el Congreso las deudas ambientales y la violación de derechos. En una charla con Darío Aranda cuenta lo que la prensa calló.
(más…)

Seguir leyendo

Mu75

El mayor pecado

Publicada

el

La obra de León Ferrari. Más de 10 mil obras que hoy nadie puede ver esperan tener un lugar y un reconocimiento a uno de los mayores artistas argentinos. Sus nietas están a cargo de cuidar ese legado que hoy, en pleno reinado del Papa Francisco, resulta incómodo.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU. Crecer, crear, cooperar

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.