Sigamos en contacto

Mu97

Sobre la catarsis

Publicada

el

Crónicas del más acá.

El edificio de la UADE, recostado sobre la Avenida Imposible de Cruzar y acodado sobre  Independencia (sin linaje ni fuegos fatuos) es una bestia enorme y desabrida. Un gigante abundante en vidrio y con la personalidad de una oruga negligente.

Cuando me acerqué a recepción fui atendido con la cuota exacta de amabilidad, esa que evita la queja, pero no provoca la felicidad. La estólida burocracia me llevó al Camino de Santiago: como no había podido inscribirme online para la conferencia, debí apelar a la fatídica presentación: Prensa.

El Apocalipsis se desató: llamados telefónicos, pedidos de mi número de celular, de mi DNI, de mi acta de bautismo, de mis “jefes” (sic), para finalmente decirme que era muy temprano y debía volver en un rato.

Eran las cinco y media y la conferencia estaba anunciada a las seis (pero “nunca empieza a horario” me aclaró sudamericanamente el recepcionista). Finalmente empezaría a las siete menos diez.

En Alemania esto no pasa.

Durante unos segundos evalué detenidamente mandarlos a todos a la puta madre que los parió, pero me pareció excesivo y ha pasado a ser un insulto incorrecto. Entonces me retiré con una sonrisa apenas curva y tuve la inocente idea de caminar por Independencia para tomar un café.

Solo 5 (cinco) cuadras después encontré un bar. O estoy muy burgués o a este barrio no le gusta el café.

El bar estaba enrejado como Sierra Chica. Imaginé sagazmente que el barrio debe estar denso. Los precios también.

Cuando retornaba a la conferencia por veredas llenas de ausencia, noté que muchos negocios están literalmente amurallados.

Pronto llegará la prosperidad anunciada por el Demóstenes criollo y todo finalizará. La paciencia es virtud de sabios y capacidad de estúpidos.

Llegué a la UADE a la hora 18, tal como se me indicaron. Me hicieron esperar a alguien unos 20 minutos. En el mientras tanto, observé que para acceder al interior del edificio hay molinetes electrónicos, guardia de seguridad y la necesidad de pasar una tarjeta, pese a lo cual el guardia elegía al azar interrogar a algunos sobre dónde van y porque.

La portación de cara parece difícil: son todas caras de gente insospechable de las sospechas estereotípicas habituales. Si entra un sudanés, o lo liquidan o se ponen a estudiarlo.

Los insospechables de allí son sospechosos de otras cosas que a la UADE no le interesan.

Finalmente, Alguien llegó: Martín, gerente de algo, me acompañó amablemente hasta la sala de conferencias, me pidió muchas disculpas por las demoras, me mintió sobre que leía MU y conocía lavaca y me hizo pasar directamente por dos mesas de acreditaciones.

¿Qué le pasa a esta gente con el control?

Me senté en un auditorio sobrio, cómodo, poblado en la mitad de su capacidad por gente joven y muy joven, todos con un glamour descontracturado. Vestían con cuidadosa y estudiada sobriedad y sabría, a poco andar, que eran casi todos estudiantes de la universidad.

La fotógrafa oficial del evento se acercó por lo menos 3 (tres) veces a preguntarme si necesitaba algo. O era muy ansiosa o algo en mi aspecto le inspiraba pena y sentimientos protectores.

Nunca se sabe.

Finalmente, la charla dio comienzo. Una celebridad y dos docentes explicadores. Se trataba del estudio de un caso de lanzamiento de una línea de prendas al mercado: remeras estampadas y jeans.

La línea se llama Catarsis.

Su creadora, Giannina Maradona. Una de las hijas del 10.

Sí, la que se casó y descasó con el Kun Agüero.

Marca y Responsable me sacan de cualquier elipsis.

El logo es un triángulo que incluye el Ojo que Todo lo Ve, un lunar y una boca. Ella se autodefinió como jetona (no es para tanto), el lunar lo tiene junto a su boca (inobjetable) y lo del ojo pertenece a la esfera espiritual y oftalmológica.

Todo explícito como en el porno.

Incluso GM se aclaró de reforzar lo obvio: “Después de lo que pasé, el nombre surgió solo”.

Ups.

La celebridad habló poco y nada. Las dos profesoras (de la casa, una de ellas esposa del decano de no sé cuál de las facultades) se encargaban de desasnar al auditorio de pasos, estrategias y análisis que oscurecían mi sórdido cerebro. Hacían chistes y comentarios cómplices que no tenían la menor repercusión en el auditorio, pero que a ellas las divertía mucho.

GM, arreglada en la misma onda del público, es portadora de una belleza oblicua y una sonrisa encantadora. La hija del 10 jugaba en la charla como una suerte de paréntesis, metiendo alguna que otra oración, en general irrelevante. Parecía muy tímida o incómoda.

Sus intervenciones tenían tono y contenido de mixtura entre la piba humilde de barrio y la concheta insoportable de Las Cañitas.

Su futuro como empresaria no está signado por su capacidad oratoria, sintáctica o gramatical. Tampoco parece necesitarlo.

De las intervenciones  de las profesoras me anoté algunas bellezas conceptuales:

“Hay que educar al cliente”.

Ya me parecía…

“Pienso, luego compro” (con el correspondiente dibujito del cerebro).

Descartes, siempre fuiste un gil…

“El problema son los altos salarios en la Argentina, comparados por ejemplo con Bangladesh”.

Y con Sierra Leona y Tuvalu, ni te cuento.

Frases de las remeras pensadas por GM:

“Chapame”.

“Ríe, Ama, Vive (y algo de ser feliz, pero todo estaba en inglés)”.

Nuevamente, la metáfora queda cesante.

Sobre el final se abrió a preguntas de las masas (finas). Me parecía que la reunión había sido un bodrio y esperé el silencio más profundo.

Grave error.

Muchas preguntas interesadísimas de los asistentes (insisto, todos sub 30) referidas a cuestiones de negocios: cómo hacían esto y aquello. Y, especialmente, como enganchaban a la gilada.

¿De dónde sale esta gente?

Si, ya sé…

Mu97

De qué hablamos cuando hablamos de periodismo

Semanario Brecha, de Uruguay, periódico Diagonal, de España, Desinformémonos, de México y Mu, el periódico de lavaca, de Argentina, celebran a partir del 1 de marzo de 2016 un acuerdo de colaboración para investigar e intercambiar experiencias.

Publicada

el

Semanario Brecha, de Uruguay, periódico Diagonal, de España, Desinformémonos, de México y Mu, el periódico de lavaca, de Argentina, celebran a partir del 1 de marzo de 2016 un acuerdo de colaboración para investigar e intercambiar experiencias.
(más…)

Seguir leyendo

Mu97

Caretas

Publicada

el

Obama en Argentina. Una foto en la ESMA o caminando por el Parque de la Memoria representa para el presidente norteamericano un trofeo, en momentos en que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos lo intima a cumplir con su promesa electoral: cerrar Guantánamo. La violencia policial y la desigualdad social son otros dos agujeros negros de su gestión.
(más…)

Seguir leyendo

Mu97

Emoticones

Publicada

el

Raúl Zibechi analiza la política exterior de Obama. La visita del Presidente norteamericano es una muestra más del estilo de pensamiento estratégico que le permitió intervenir en las internas latinoamericanas.
(más…)

Seguir leyendo

LA ÚLTIMA MU: MARICI WEW

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más leido

Anticopyright lavaca. Todas nuestras notas pueden ser reproducidas libremente. Agradecemos la mención de la fuente.